www.melillahoy.es

FÚTBOL-2ª DIVISIÓN B

Heber Pena se fabricó una gran jugada, se deshizo de dos contrarios y conectó un lanzamiento que describió la parábola perfecta para acabar en la red
Heber Pena se fabricó una gran jugada, se deshizo de dos contrarios y conectó un lanzamiento que describió la parábola perfecta para acabar en la red (Foto: Rafael Cerpa/Europasur)

Victoria gratificante del Melilla en La Línea

Héber Pena marcó un golazo en la primera mitad para igualar el encuentro, mientras que Richi, de falta, consiguió el tanto del triunfo

lunes 11 de febrero de 2019, 04:00h
La U.D. Melilla consiguió una importante victoria en el siempre difícil Estadio Municipal de La Línea, donde logró plasmar un fútbol práctico y muy efectivo que le llevó a sumar tres puntos para mantenerse en la lucha por los puestos de privilegio. Con este importante triunfo, el conjunto azulino puso fin a su mala racha a domicilio, desde que ganara por última vez al Atlético Sanluqueño (0-1) el pasado 2 de diciembre. Después perdió en Badajoz, Ibiza y Marbella, y empató en El Ejido.
El choque estuvo muy abierto, con cada equipo jugando su papel y con alternativas en el juego, los visitantes con más posesión del esférico y los de casa bien plantados en defensa y a la espera de cazar algún contragolpe o jugada de estrategia para poder adelantarse en el marcador.
El Melilla movía el esférico de un lado a otro del campo, pero casi siempre en horizontal y en zonas de escaso peligro para su adversario, que estaba cómodo en su papel de ceder el papel de dominador para aprovechar sus armas.
A los diez minutos, el choque se animó con una galopada de Juampe que culminó con un lanzamiento desde la frontal que rozó el palo. La respuesta azulina llegó dos minutos más tarde y fue su ocasión más clara del choque, en un centro de Moha Traoré al segundo palo que en un grave fallo de marca local habilitó a Heber Pena para rematar sólo ante Javi Montoya, que detuvo sin excesivos problemas ante la precipitación del atacante visitante.
Con el paso de los minutos, la Balona se sentía más cómoda y pudo avanzar hasta situaciones de más peligro para su rival. Así, Gastón en dos ocasiones y Abel Moreno inquietaron la meta visitante. En el minuto 23, de nuevo Juampe pudo adelantar a su equipo, pero su lanzamiento, desde dentro del área, se marchó fuera por poco, y en el 35’ fue Gato el que se internó por la derecha para poner a prueba a Dani Barrio, que desvió a córner. Y desde un córner llegó el gol local, en un balón envenenado que nadie del Melilla acertó a despejar y que Sergio Rodríguez se encargó de remachar con el pie al fondo de la red para adelantar a los suyos.
El decano del Grupo IV quedó tocado durante unos minutos y Carlos Expósito pudo hacer el segundo para los de casa, pero su lanzamiento envenenado se fue desviado.

Golazo de Héber Pena
Y cuando más controlado parecía tener el choque la Balona apareció Heber Pena para fabricarse una jugada de genio, salvando la presencia de Abel y Chico para conectar un lanzamiento medido que describió la parábola perfecta para acabar en el fondo de la meta de Javi Montoya, quien no pudo hacer nada pese a la estirada.
En la prolongación, los albinegros volvieron a tener una opción inmejorable para adelantarse, pero el testarazo de Sana, de nuevo en un córner, se estrelló contra el larguero.
Tras el descanso, la U.D. Melilla salió más metida en el choque que su rival y en el primer minuto Brian Martín ya puso a prueba al meta local con un chut lejano pero envenenado.

Richi culmina la remontada
En el minuto 49, un despiste para defender un saque de banda propició una galopada de Menudo en franca ventaja que Ismael Chico sólo pudo detener derribando al melillense. Fue una falta peligrosa en la frontal del área que Richi se encargó de transformar con un disparo que despistó al meta balono tras tocar en la barrera.
Con ventaja en el marcador, el conjunto de Luis Miguel Carrión se replegó para intentar sentenciar al contragolpe ante una Balona que no se le daba nada bien la posibilidad de generar, sino que colgó balones al área del Melilla pero sin peligro alguno.
En el minuto 60, los balonos solicitaron penalti por una posible mano en el área de un defensa melillense a centro de Expósito. El cuadro gaditano también reclamó penalti en la recta final del encuentro en una acción similar a la salida de un córner, pero el colegiado no vio intencionalidad alguna.
Las opciones más claras de la Balompédica Linense llegaron en el minuto 89, con un pase de Pirulo a Sana que no supo definir entrando en el área de cara, y un zapatazo del propio Pirulo que se marchó fuera.
El Melilla llegó a la recta final con el encuentro controlado, defendiéndose bastante seguro de los balones colgados a su área para sumar así tres importantes puntos que le aúpan a la segunda posición.