www.melillahoy.es
El SUP denuncia que los agentes altos casi no caben en los nuevos coches patrulla
Ampliar

El SUP denuncia que los agentes altos casi no caben en los nuevos coches patrulla

Pide que se retiren los 70 vehículos que ha comprado la Policía

jueves 21 de febrero de 2019, 04:00h
El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha denunciado que la Dirección General de la Policía ha comprado 70 vehículos radio patrulla con tecnología de última generación para el Cuerpo en toda España en los que los agentes sufren “dificultad de movimientos” si miden más de 1.80 metros de estatura.
Esto ocurre en el espacio reservado para conductor y acompañante, circunstancia que se agrava si se tiene en cuenta el equipamiento propio de un policía uniformado, las ocho horas que permanece a bordo del vehículo cada jornada de trabajo, y las funciones operativas encomendadas, apunta el SUP.
A su juicio, esto supone un “sistemático incumplimiento” de la normativa relativa a la Prevención de Riesgos Laborales. Estos nuevos vehículos incorporan en su equipamiento adicional “un sinfín de medios técnicos e informáticos, orientados al apoyo y mejora de las tareas policiales, desempeñadas por las patrullas de seguridad ciudadana”.
Sin embargo, la implantación de dichos dispositivos electrónicos, así como la tecnología híbrida del citado vehículo y su propio diseño, llevan consigo una nueva configuración del habitáculo reservado tanto a eventuales detenidos, como a los policías que patrullan durante 24 horas al día.
El SUP ha elaborado un informe técnico, cuyas conclusiones ponen en cuestión la vulneración y la nula observancia por parte de la Administración, de materias tan importantes como la seguridad vial o la salud de los miembros de la Policía Nacional durante su servicio.
Por este motivo, el SUP ha solicitado a la Comisión de Seguridad y Salud Laboral Policial la documentación relativa a los proyectos, informes y certificaciones preceptivos que permiten modificaciones de cara a su transformación en vehículo policial, instando a la DGP a llevar a cabo una reconfiguración de su interior así como las modificaciones ergonómicas necesarias que garanticen unas condiciones óptimas de movilidad, y la capacidad de respuesta operativa de sus ocupantes.
Por ello, el SUP solicita la retirada de estos vehículos policiales del servicio activo.