www.melillahoy.es
Todas las zonas residenciales pasarán a tener una limitación de velocidad de 30 km/h
Ampliar
Todas las zonas residenciales pasarán a tener una limitación de velocidad de 30 km/h

Melilla limitará la velocidad a 30 km/h en casi todo el casco urbano de forma inminente

Este viernes será aprobado por el Consejo de Gobierno el plan ‘Melilla Ciudad 30’, tras lo cual empezará a aplicarse de manera inmediata, una vez que la Policía Local instale las nuevas señalizaciones

martes 26 de febrero de 2019, 04:00h
La Ciudad Autónoma de Melilla limitará a 30 km/h la velocidad máxima permitida para el tráfico de vehículos en casi todo su casco urbano de manera inminente, ya que este viernes será aprobado por el Consejo de Gobierno el plan ‘Melilla Ciudad 30’ y su entrada en vigor será “inmediata”.
A preguntas de los periodistas, el consejero de Coordinación y Medio Ambiente, Manuel Ángel Quevedo, informó de que el proyecto está ya elaborado y consensuado con las entidades que forman parte del Pacto por la Movilidad de Melilla, si bien conlleva una tramitación administrativa que requiere su aprobación por el Consejo de Gobierno.
Esto se debe, según Quevedo, a que el programa ‘Melilla Ciudad 30’ forma parte del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) y, de hecho, es “una ampliación” de este, de ahí estas “formalidades” que a finales de esta semana verán luz verde para su puesta en marcha inmediata.

Las limitaciones de velocidad
Tras este paso que se llevará a cabo el viernes, la Policía Local comprará las señales de tráfico necesarias para cambiar la limitación de velocidad en prácticamente todo el casco urbano, ya que el máximo de 50 km/h solo estará permitido en la carretera de circunvalación y la carretera del aeropuerto.
Todas las zonas residenciales pasarán a tener una limitación de velocidad de 30 km/h, excepto las zonas de plataforma única, donde será de 20 km/h, mientras que el tráfico en el eje viario que conecta el puerto comercial con el paso fronterizo de Beni-Enzar no podrá exceder los 40 km/h.
Quevedo subrayó que en Melilla se ha querido ir más allá en esta limitación con ‘Melilla Ciudad 30’ porque, si bien los corredores de tráfico, que unen zonas residenciales e infraestructuras importantes como la frontera podrían admitir un máximo de 50 km/h, en la ciudad se ha optado por reducirlo a 40 km/h en pro del consenso del Pacto por la Movilidad.