www.melillahoy.es

Los pescaderos proponen a Delegación que el pago del DVCE no sea diario, sino mensual

Concentración de los pescaderos en el mercado central
Concentración de los pescaderos en el mercado central

Denuncian que mientras ellos llevan diez días sin poder vender mercancía, los ilegales "llenen la calle de pescado"

miércoles 27 de febrero de 2019, 04:00h
Los pescaderos de los mercados de abastos de la ciudad proponen a la Delegación del Gobierno que busque alguna solución al problema creado con la implantación del DVCE (Documento Veterinario Común de Entrada) para la importación de pescado, porque afirman que no pueden hacer frente al abono diario de este documento, en especial cuando sus ingresos son mínimos, y proponen que el pago sea mensual.
La zona de pescadería del mercado central acogió ayer la concentración protagonizada por los vendedores de todos los mercados de abastos cuando se cumplen diez días de la entrada en vigor del DVCE y sin que entre pescado de Marruecos. Los pescaderos se declaran preocupados por esta situación que se dilata en el tiempo sin que vean ninguna solución en ciernes. Cada día cerrado, es una jornada sin ingresos para unos vendedores que, según señalan, apenas si recaudan 120 euros a la semana.

Concentración
En declaraciones a la prensa, los pescaderos dejaron de manifiesto que elaborar a diario el DVCE les supone un coste que no puede asumir, porque pueden llegar a pagar hasta quince euros al día. A esto hay que sumar la contribución a la Seguridad Social y el resto de impuestos que, según defienden, provocan que el sector se encuentre en horas muy bajas, porque además ha bajado la clientela.

La consecuencia de ello es que hay vendedores que acumulan impagos de hasta 28.000 euros a la Administración porque afirman que no cuentan con ingresos suficientes para poder responder. "Si pagas más de lo que ganas, para qué venir a Melilla a vender", señaló uno de los afectados.

Delegación
Advierten de que no pueden hacer repercutir este coste del DVCE en el precio de venta, porque entonces es cuando están convencidos de que los melillenses ya no acudirán a los mercados a comprar pescado, "aunque sea de primera calidad". Esperan que la Delegación del Gobierno articule alguna solución para poner fin a la situación actual y ellos proponen, por ejemplo, que en vez tener que pagar a diario el coste del Documento Veterinario Común de Entrada, que sea un pago mensual. "Nosotros queremos trabajar, estamos dispuestos a pagar, pero que pongan una solución aunque Delegación no dice nada", se lamentan.

De lo que se quejan también es que mientras a ellos se les exigen todo tipo de permisos y certificados sanitarios, la venta ilegal en la calle se mantengan e incluso haya crecido en estos días. Se preguntan cómo entra ese pescado. Indican también que hay bares que recurren a los ilegales para adquirir pescado o incluso "van al Barrio Chino y compran ahí el pescado que lo tienen sobre cartones en el suelo", denuncian.