www.melillahoy.es
Vaticinan que si sigue así la cosa “muchos de ellos acabarán marchándose de los mercados de Melilla” porque ya no tendrán ningún beneficio económico
Vaticinan que si sigue así la cosa “muchos de ellos acabarán marchándose de los mercados de Melilla” porque ya no tendrán ningún beneficio económico

Los pescaderos de los mercados vuelven al trabajo después de 10 días de huelga

Han querido tener “un gesto de buena voluntad” con la Delegación del Gobierno para probar durante treinta días la gestión del Documento Veterinario Común de Entrada, a pesar de que la venta ambulante ilegal a las puertas de los mercados sigue

viernes 01 de marzo de 2019, 02:11h
Los mercados de Melilla han vuelto a tener pescado este jueves después de diez días de huelga de los pescaderos, contrarios a los nuevos requisitos para introducir pescado desde Marruecos a la ciudad española. Según un portavoz, los trabajadores han querido tener “un gesto de buena voluntad” con la Delegación del Gobierno para probar durante treinta días la gestión del Documento Veterinario Común de Entrada (DVCE), a pesar de que la venta ambulante ilegal a las puertas de los mercados se ha mantenido durante todo tiempo cuando el compromiso gubernamental para imponer este requisito era controlar el pescado que entra en nuestra ciudad desde el vecino país.
Este jueves ha habido pescado en las plazas y mercados de la ciudad procedente de Marruecos pero lo hizo de forma tardía ya que aseguran que hasta las 12.30 horas de la mañana no pudieron poner a la venta el género importado desde Marruecos. Según han explicado, las gestiones en la frontera para realizar el trámite documental del DVCE provocó un caos y por consiguiente una ralentización del proceso, lo que provocó que el pescado entrara muy tarde a Melilla.

Además han asegurado que este endurecimiento en la entrada de este alimento provocará “la asfixia” de los muchos de los pescaderos, una gran mayoría transfronterizos, porque al no tener posibilidades de realizar por ellos mismos este documento por internet, tienen que recurrir a agencias donde abonan por puesto una media de 15 euros diarios, en suma 90 euros semanales, “una cantidad más grande que el beneficio que sacan a diario”.

Por ello, vaticinan que si sigue así la cosa “muchos de ellos acabarán marchándose de los mercados de Melilla” porque además de este hándicap económico, siguen teniendo que hacer frente a la venta ambulante ilegal “que continúa metiendo pescado en Melilla sin ningún problema y sin tener que cumplir ningún trámite: ni DVCE ni nada”. “Aquí la culpa la tiene la Delegación del Gobierno” sentenciaron
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios