www.melillahoy.es

BALONCESTO - LIGA EBA

el jugador Javi González abortando una internada de Javier Balastegui, en el transcurso del encuentro de ayer
el jugador Javi González abortando una internada de Javier Balastegui, en el transcurso del encuentro de ayer (Foto: CAM Enrique Soler)

Victoria incontestable del Enrique Soler (94-71)

El conjunto colegial fue una auténtica apisonadora para su rival

domingo 03 de marzo de 2019, 04:00h
El CAM Enrique Soler venció ayer a la Unión Linense de forma abrumadora por un contundente 94-71, para alegría del público presente en el Pabellón Guillermo García Pezzi.
Los colegiales se impusieron ayer al OH!Tels Unión Linense Baloncesto por 94-71, en un encuentro que, pese a lo abultado del resultado, comenzó con ciertas dificultades para los chicos de Javi Nieto. La Unión Linense salió muy bien plantada al parqué del Guillermo García Pezzi, haciendo mucho daño a través del rebote ofensivo y, en la figura de Javi Balastegui, quien con sus puntos puso por delante a su equipo al término del primer cuarto.
Algo debió decirle Nieto a sus pupilos, cuando al comienzo del segundo cuarto los melillenses salieron mucho más intensos, con un Javi González imperial bajo el aro, mejor plantados en pista con los inteligéntísimos pases filtrados de Alberto Artiles y con rápidas transiciones en las que Davis y compañía pillaban al conjunto linense casi siempre en inferioridad para defender su tablero. Así las cosas, el Enrique Soler le dio la vuelta a la tortilla y ahora eran ellos los que se ponían cuatro arriba al ecuador del partido.
Lo que nadie se podía esperar, fue el ‘vendaval’ ofensivo con el que los locales recibieron a sus rivales nada más abrir el tercer periodo. Un parcial de 10-0, y la Unión Linense seriamente desconcertada para contrarrestar la velocidad que imprimían hombres como Donta Smith, Dani Terrón, Davis, Kostic y Kalinicenko. Poco a poco le fueron ‘pesando’ las botas a los andaluces, que vieron como los errores no forzados aparecíeron con mayor asiduidad, las canastas fáciles salíeron repelidas del aro y el orden táctico desaparecía por intentar hacer cada uno la ‘guerra’ por su cuenta. Final del tercer cuarto y el marcador ya anunciaba un 61-46 que en condiciones normales no hubiese supuesto un tanteo definitivo, pero ante el nerviosismo palpable del quinteto visitante, vislumbraba un descalabro próximo a suceder.
Y así sucedió que el último cuarto del partido fue un toma y daca ofensivo más propio de los ‘shows’ de la NBA, donde las defensas brillan por su ausencia, que de cualquiera correspondiente a una liga europea. Los hombres altos del Enrique Soler se hincharon a meter puntos desde todos los ángulos y distancias posibles, con Kalinicenko en modo “martillo pilón” para disipar las pocas esperanzas de remontada posible. Final del partido y los colegiales que vuelven a la senda de la victoria con una gran actuación para mantener intactas las opciones de clasificación a los Play-Offs de ascenso.