www.melillahoy.es

Presidencia diseña un Programa Integral de Ciberseguridad para la transformación Digital de Melilla

Pablo Martínez, director general y la consejera
Pablo Martínez, director general y la consejera (Foto: Guerrero)

El proyecto, adjudicado a Telefónica, incluye el desarrollo de másteres, cursos y una iniciativa innovadora con proyección de futuro

miércoles 06 de marzo de 2019, 04:00h
La consejera de Presidencia y Salud Pública, Paz Velázquez, presentó ayer el “Programa Integral de Ciberseguridad para la transformación Digital en la Ciudad Autónoma de Melilla", a poner en marcha y que está cofinanciado en un 80% por fondos Feder. Según dijo, el objetivo es afianzar en la Ciudad una línea estratégica en materia de Seguridad Informática, CiberSeguridad y CiberDefensa, mediante la realización de diferentes acciones formativas, de divulgación y difusión, así como de "algún proyecto piloto innovador en este ámbito" en que ya se trabaja.
En este sentido, explicó, "se pretende trabajar en la formación, mediante Masteres y Cursos de Especialistas, y en concienciación, mediante la realización de talleres, jornadas y un evento anual en el ámbito de la Ciberseguridad". Indicó que lo que se busca es poder abrir nuevas perspectivas laborales para los jóvenes de la ciudad habida cuenta de que según una de las mayores empresas a nivel mundial en reclutamiento tecnológico, "lo que más se demandará en 2019 son especialistas en ciberseguridad”.

Este programa Integral de Ciberseguridad se ha adjudicado a la empresa Telefónica Soluciones de Informática y Comunicaciones de España S.A.U., por un periodo de tres años y un presupuesto de 668.362 euros.

Además, desde la Dirección General de la Sociedad de la Información, se van a desarrollar otras acciones de refuerzo en este campo, el de la seguridad, por considerarse de gran interés para la ciudadanía y empresas, por la proliferación del uso de medios electrónicos en todos los ámbitos.

Actividades
En concreto, se ha proyectado organizar tres jornadas sobre ciberseguridad, una por año, la primera inaugural a iniciar este 18 de marzo, y otras dos coincidiendo con el cierre del curso académico. Asimismo se prevé desarrollar un evento anual con el "objetivo de poner a Melilla en el mapa en materia de ciberseguridad, e ir creciendo cada año, aumentando a lo largo del proyecto el alcance a nivel nacional e incluso, si es posible, internacional, de forma que nuestra Ciudad se vaya haciendo un hueco en el calendario de eventos de interés en materia de Seguridad Informática, Ciberseguridad y Ciberdefensa".

El primer Evento esta planteado para junio. Las temáticas a tratar serán la Ciberdefensa, con un enfoque orientado al ejército y cuerpos de seguridad del estado, y el Ciberbulling, con enfoque a educadores, padres y profesores.

También se ha proyectado un Master Universitario anual en el ámbito de la Seguridad Informática para empresas, con seis plazas máximas y que en breve se abrirá el plazo de inscripción. Se concederán 60 créditos. Asimismo se han planificado dos cursos de especialización en ámbito de la Seguridad Informática; el primero de Técnico en Ciberseguridad para Empresas y el segundo de Técnico en Delegado de Protección de Datos, ambos de 200 horas de duración, dirigidos a desempleados y responsables de seguridad en empresas e instituciones.

Además se ha previsto impartir cinco talleres al año de dos días de duración: Introducción a la Seguridad de la información (23 y 24 de abril); Privacidad y legislación: RGPD y ENS (21-22 mayo), Técnicas de securización (2 y 3 de julio); Incidentes de seguridad de la información (25 y 26 de septiembre), y Prevención y protección. (octubre).

En cuanto a la futura iniciativa innovadora, Pablo Martínez, director general de la Sociedad de la Información, adelantó que se está trabajando con el departamento de I+D+I de la empresa adjudicataria, con la que ya se han mantenido tres reuniones. "El objetivo es llegar a un punto en el que esta iniciativa no sólo sea realmente innovadora, sino intentar que cumpla con dos premisas, que genere un beneficio real y medible a las empresas o entidades en las que se aplique, y que sea sostenible y se pueda extender a un mayor número de entidades una vez finalice el programa. De hecho ya se han desechado algunas opciones por no poder garantizar su continuidad en el tiempo en el ámbito territorial de Melilla", explicó.