www.melillahoy.es
Un grupo de niños en una de las pruebas de la gymkhana
Un grupo de niños en una de las pruebas de la gymkhana

Cerca de 80 niños de todos los colegios participan en las Olimpiadas de Matemáticas

Todos los centros educativos de primaria, tanto privados como concertados y públicos, envían a 6 alumnos para la actividad

sábado 09 de marzo de 2019, 04:00h
Todos los colegios de la Ciudad Autónoma, con seis alumnos representándolo a cada uno de ellos, han participado en la XIII Edición de las Olimpiadas Matemáticas de Melilla. Una jornada de convivencia en la que cerca de ochenta niños de 10 a 12 años han aprendido matemáticas de una manera divertida y a través de ingenio y lógica con los problemas de las pruebas individuales y grupales.

En ocasiones, enseñar a un niño matemáticas puede resultar una tarea tediosa para el profesor y aburrida para el alumno. El mundo de los números suelen ser complejos y a pesar de que en el mundo haya grandes matemáticos como Pitágoras, Newton, Descartes, Pascal, etc., suele ser una materia que no tiene un término medio, o se ama o se odia.
Pero en esta ocasión, esta situación no tiene nada que ver con la realidad. A pesar de todo lo que digan de que las matemáticas son aburridas y difíciles, los docentes cada vez más ponen su granito de arena para cambiar esta percepción y crear a pequeños amantes de los números, pequeños que en un futuro pueden ser grandes matemáticos gracias al empeño de sus profesores.
Encuentros como la XIII Edición de Olimpiadas de Matemáticas demuestran que los números también pueden ser divertidos, porque eso sí, matemáticas no solo es una operación, también se basa en el ingenio y en la deducción, y eso los niños suelen tener bastante.
Ayer, en el colegio Mediterráneo, se realizó como un año más otra edición de olimpiadas matemáticas, donde seis niños de todos los colegios de la ciudad se unen en un centro y realizan una serie de pruebas, individuales y grupales, donde demuestran toda su lógica y su destreza en resolver unos problemas que para ellos no son aburridos.
El coordinador de las Olimpiadas de Matemáticas de Primaria de Melilla, José Ramón Cortiñas, detalló que “el encuentro consta de dos partes principales, la primera consiste de una prueba individual en la que los niños tienen que rellenar un cuadernos con problemas de lógica, en palabras de Cortiñas “son matemáticas de poco cálculo y mucho pensar”
En el centro escolar “Mediterráneo” han vivido una jornada de convivencia alrededor de 80 niños, teniendo, como aseguró el coordinador, una participación muy buena por parte de todos los colegios de la ciudad, tantos privados como concertados y públicos.
Para poder participar en esta jornada extraescolar, los centros educativos realizan una selección de seis alumnos, eso sí, Cortiñas asegura que “el criterio para elegir depende de cada colegio, nosotros lo único que aportamos en ese proceso es una serie de problemas o ejercicios que pueden ser realizados en clase antes de venir aquí”.
Durante esta mañana, los niños, además de aprender de manera divertida matemáticas, conviven entre ellos y hacen nuevos amigos con los números como lazo de unión. No se considera una competición, pero si hay un premio al final de la mañana: un diploma y una camiseta que les recordará la experiencia vivida este día. Pero también hay que detallar que algunos de esos alumnos, dependiendo de los resultados de las pruebas que realizan y demás, pueden optar a ir a Madrid a otras Olimpiadas Matemáticas, en las que ahí sí hay un premio.
Cortiñas alegó que las primeras Olimpiadas Matemáticas de Primaria a nivel nacional, valga la redundancia, se realizaron aquí, en Melilla. Las segundas serán en Madrid y estás darán paso a las terceras que serán en Galicia.
Asimismo confesó “que los más pequeños son capaces de sorprender en cada edición con las soluciones a los diferentes problemas, puesto que de una solución pueden sacar incluso tres válidas que no se habían contemplado anteriormente”. “Con estos eventos podemos enseñar matemáticas con cosas cotidianas, con lo que los niños aprendan y vean que todo tiene un porqué y una manera de resolverse, no solo son operaciones”, prosiguió el coordinador.
Finalmente, mañana será el turno de los más mayores, donde las pruebas tendrán un mayor nivel de complejidad pero en una edición en la que se podrá ver caras reconocidas por seguir haciendo olimpiadas. “Un orgullo poder seguir viendo la participación de los niños en cada edición y verlos crecer con esta forma de aprender matemáticas”, finalizó José Ramón Cortiñas.

Los más grandes también se unen a esta cita

Durante el día de hoy, los alumnos de todos los institutos de la Ciudad, y los que quieran participar, asistirán a la XXX Edición de las Olimpiadas de Matemáticas, en el IES Leopoldo Queipo a partir de las 10 de la mañana. En esta edición, los participantes, además de vivir una jornada de convivencia como los más pequeños ayer, deberán pasar una serie de pruebas en las que tendrán que utilizar su lógica. Estas Olimpiadas se compone de dos fases, la primera a nivel provincial, los clasificados pasarán a la fase regional, en Córdoba, y finalmente, los clasificados en la segunda parte pasarán a la fase final que se realizará en Jaén del 26 al 30 de junio. Serán alumnos de 2º ESO.