www.melillahoy.es
Imagen de la policia local de la Ciudad Autónoma
Imagen de la policia local de la Ciudad Autónoma

Denuncia que ha sido engañado y que no le quieren devolver el coste de su cocina

El melillense, que pagó un importe de 750 euros adelantados, explica que la empresa no quiso darle el Libro de Reclamaciones

sábado 16 de marzo de 2019, 04:00h
Un melillense denuncia a un establecimiento de montaje de cocinas de la ciudad tras haber sido, según él, “víctima de un fraude”. Según relata el denunciante, acudió a este establecimiento para que le fabricasen la estructura y los muebles de una cocina y le realizaron una factura, a modo de prefabricación, con un importe de 1.495 euros de los que tenía que abonar en aquel momento la mitad, es decir, 750 euros. El ciudadano realizó la transacción de lo que le pedían, pero pasada una semana y al ver que no tomaron las medidas, fue al establecimiento a pedir que le reintegrasen su dinero, a lo que se negaron tanto a la devolución como a facilitarle el Libro de Reclamaciones. A día de hoy, J.B.P. sigue sin recibir el importe, ni respuesta del local.

Un melillense ha denunciado ante la Policia Local y ante la Oficina de Consumo que “ha sido víctima de un fraude por parte de un establecimiento de montaje de cocinas”.
En la denuncia figura la siguiente situación: el ciudadano acude al establecimiento para encargar el montaje de una cocina, el pasado día 1 de marzo.
Uno de los dependientes le hizo una factura como de preactuación en la que debía de abonar el 50% del coste del importe total del montaje, el cual se estableció que fuese de 1.495 euros. El denunciante realiza el pago mediante tarjeta y espera a que haya alguna notificación, aviso o muestras por parte del establecimiento que se haría encargo del montaje.

Sin noticias
Pasada una semana y sin saber aún nada, el melillense decide ir al establecimiento a reclamar el importe que había abonado, puesto que a no tener noticias y que no fuesen a tomar medidas para la realización de los muebles, no quiso continuar con su compra allí, yendo a otro comercio en el que en menos tiempo, y por menos precio, tuvo un “presupuesto ajustado y unas medidas exactas” para saber cuánto costaría las maderas. Al presentarse en el establecimiento denunciado, el encargado le indica que no puede efectuar la devolución de los 750 euros pagados.
Ante esta negativa, el ciudadano decidió formalizar una denuncia. Tras ella una pareja de policias se presentaron en el establecimiento, que no quería tampoco facilitar el Libro de Reclamaciones, para intervenir y dar una solución, que hasta día de hoy aún no ha llegado.

Aún sin respuestas del dueño

El ciudadano, que se define como “víctima de fraude” por parte de un establecimiento melillense, tras interponer una denuncia, acudió al local con la policía para buscar una solución. Allí, el dueño del comercio aseguró que “tenía que consultar la situación con su socio, pero que lo llamaría y le daría una respuesta”. Según el denunciante fuentes policiales le confirmaron que “no ha sido la primera vez que han denunciado a esta empresa local”.