www.melillahoy.es
Nace una asociación de ex militares que tuvieron que dejar las Fuerzas Armadas por cumplir 45 años

Nace una asociación de ex militares que tuvieron que dejar las Fuerzas Armadas por cumplir 45 años

Reclaman medidas que faciliten su reincorporación al mercado laboral civil y la equiparación de su asignación con el salario mínimo.- En Melilla están afectados unos 2.500 militares, decenas que ya están fuera de las FAS

domingo 24 de marzo de 2019, 23:41h
Exmilitares que tuvieron que dejar las Fuerzas Armadas (FAS) al cumplir los 45 años se han unido en una nueva asociación a nivel nacional para impulsar sus reivindicaciones, centradas en medidas que faciliten su reincorporación al mercado laboral civil una vez terminada su carrera militar, según ha explicado su impulsor, Javier del Canto. Se trata de los denominados Reservistas de Especial Disponibilidad (RED), una figura que surgió con la Ley de la carrera militar por la que los militares que han estado en las Fuerzas Armadas con compromiso de larga duración abandonan la carrera a los 45 años a cambio de una retribución de algo más de 600 euros, compatible con un sueldo privado. En Melilla hay unos 2.500 afectados, decenas que ya han tenido que abandonar el Ejército y otros que lo harán en los próximos años.
La Ley prevé además una serie de medidas para facilitar su reincorporación al mercado laboral civil, como cursos de formación cuando aún están en la milicia o convenios con otras administraciones públicas para la reserva de plazas.

Estos apartados son los que los RED denuncian que el Ministerio de Defensa no está cumpliendo, según ha explicado Del Canto a Europa Press, que subraya que se trata de personas con una trayectoria profesional muy especializada que se quedan sin empleo a los 45 años, "una edad muy difícil en el mercado laboral". "Ni somos militares ni estamos totalmente desvinculados del Ministerio. Es muy difícil dejar atrás 20 años de tu vida", continúa recordando su trayectoria en la milicia dedicado al mantenimiento de aviones, primero en el Ala 14 del Ejército del Aire, en la base de los Llanos (Albacete), y después en las maestranzas de Madrid y Sevilla.

Su reivindicación está en la agenda de las asociaciones profesionales de las Fuerzas Armadas, pero Del Canto cree que era necesaria una nueva perspectiva con la visión de quienes ya están fuera de las Fuerzas Armadas.
"No había ninguna asociación que aglutinase un colectivo en crecimiento", dice. Hasta 2018 eran ya 1.125 los militares de tropa y marinería que habían dejado la vida castrense por cumplir 45 años, un número que irá aumentando progresivamente hasta superar los 50.000 en el año 2036.

La Asociación de Reservistas de Especial Disponibilidad (ARRED) pide que se respeten los principios que recoge la ley, cuyo incumplimiento Del Canto cree que "no es interpretable" y debe ser paliado por el conjunto de administraciones públicas.

Este fue un asunto que ha sido abordado durante esta legislatura por el Congreso de los Diputados, que acabó aprobando un informe con recomendaciones para el Ministerio. Sin embargo, Del Canto lamenta lo "decepcionante" del acuerdo político resultante de más de un año de trabajo, reuniones y comparecencias, ya que "se limita a hacer sugerencias sin ningún compromiso".

Equiparación con el salario mínimo
Por ello la asociación prepara ahora una estrategia en la que su primer punto es lograr la equiparación de la asignación que perciben los reservistas de especial disponibilidad con el salario mínimo interprofesional.

Según el cálculo que ofrecen, su asignación se encuentra ahora 250 euros al mes por debajo del salario mínimo, por lo que su equiparación para los 1.300 RED tendría un coste para el Ministerio de Defensa de 3,9 millones de euros.
"Eso no es dinero en un presupuesto mil millonario como es el de defensa. Doce mil millones en armamento se ha gastado el actual gobierno en los menos de diez meses que llevan gobernando. ¿De verdad no van a poder sacar cuatro millones para sacarnos del riego de pobreza?", reivindican.