www.melillahoy.es
Amin Azmani entregando un premio a Manuel Céspedes
Ampliar
Amin Azmani entregando un premio a Manuel Céspedes (Foto: Archivo)

Amin Azmani formaliza su baja del PSOE con críticas a Gloria Rojas: “Están llevando al PSME-PSOE a la mínima expresión”

Entre las razones se su marcha “la principal se sustenta sobre el cainismo, los personalismos y los amiguismos instalados en la dirección del Partido Socialista de Melilla, al menos en su núcleo duro”

jueves 04 de abril de 2019, 02:51h
Amin Azmani, el que fuera diputado de PSOE en la Asamblea, secretario general de Juventudes Socialistas y que estuvo a punto de ser secretario general del PSOE de Melilla (perdió por solo tres votos frente al ex delegado del Gobierno Gregorio Escobar) formalizó su baja ayer como militante del PSOE. Según la carta de baja a la que ha tenido acceso MELILLA HOY, Amin Azmani esgrime que las razones para abandonar el partido después de 20 años “son múltiples pero la principal se sustenta sobre el cainismo, los personalismos y los amiguismos instalados en la dirección del Partido Socialista de Melilla, al menos en su núcleo duro”. Azmani no quiso hacer declaraciones en el día de ayer pero sí escribió un post en Facebook en el que quiso negar los rumores y asegurar que no se va a ningún otro partido. “No me voy a CpM, ni a Cs, ni a Podemos, ni a IU, ni a Los Verdes, ni a Equo, ni al PP, ni VOX” ha dejado claro. En cualquier caso, ha subrayado que “existe socialismo más allá del PSME, sobre todo, del Partido en el que lo han convertido algunos”.
Amin Azmani se va decepcionado con la secretaria general de los socialistas melillenses, Gloria Rojas, a la que achaca este tipo de prácticas que ha sufrido en estos últimos tiempos. “Una actitud que ha regido y marcado las decisiones y acciones de los principales dirigentes de la organización: su Secretaria General y quienes en la sombra marcan el devenir del PSME-PSOE. Personas -ha resaltado- que están llevando al PSME-PSOE a la mínima expresión y que desde hace más de 6 años han instalado la máxima del “estás conmigo o contra mí” entre la militancia”. Asegura que son “personas que hacen que las diferentes opiniones políticas dentro del Partido se entiendan como críticas personales y que valoran como una agresión al Partido y a la dirección las opiniones discrepantes”. El que fuera dirigente socialista, en la que carta de baja, ha denunciado que “el desprecio y la humillación pública e interna a la que me han sometido no la puedo tolerar bajo ningún concepto y máxime cuando ha sido repetida”.

En este sentido ha explicado que “tras conversar en persona con la Secretaria de Organización (Sabrina Moh) y el presidente del Comité Electoral (Francisco Vizcaíno) hace unas semanas, llamé a la Secretaria General (Gloria Rojas) el pasado jueves 7 de marzo para aceptar asumir la candidatura al Senado, propuesta que se lanzó desde la Comisión Ejecutiva y que en ningún momento pedí. Pero en esa conversación -ha aseverado- se me hizo saber que no gozaba de la confianza de la Secretaria General y, como comprenderéis, finalmente rechacé. (...) Si no confía en mí la Secretaria General, ¿por qué me propone ir al Senado?” se ha preguntado Amin Azmani.

El ex diputado y secretario general de Juventudes Socialistas ha señalado que “en 20 años de militancia jamás he exigido absolutamente nada a la organización y sus dirigentes a pesar de lo que se está diciendo por parte de miembros de la Comité Ejecutivo Regional (CER). Es absolutamente falso -ha proseguido Azmani- que haya exigido ir de número 2 en las Municipales”. Así, ha detallado que “una cosa es exigir y otra bien distinta es ponerme a su disposición en lo que fuera necesario (...) Lo que sí pedí era que contaran conmigo y con los compañeros para restituir nuestro honor tras ser absueltos después de 9 años en el banquillo de los acusados perseguidos por el PP”.

Una votación irregular
En este sentido, ha recordado que el pasado 7 de marzo acudió a dicho Comité Regional decidido ya a no asumir ninguna responsabilidad en candidatura alguna y su única intervención en el mismo fue para pedir unidad, entendimiento con los integrantes de Juventudes Socialistas y que Gloria Rojas tuviera más tiempo para confeccionar unas listas que se estaban cerrando en los pasillos y minutos antes de la votación y “a lo que asistíamos muchos atónitos”.

A su juicio, se trató de una “una votación anómala e irregular y que, sin saberlo antes, me puso en la posición de candidato al Congreso tras mover a la compañera Elena Treviño (la más votada para ir al Congreso) a la lista de las Municipales”.

“No me fío de ti”
Azmani ha narrado que “ante la visible resistencia a que se aceptara que fuera candidato al Congreso, me dirigí al atril para decirle a la Secretaria General que pasara página y olvidara rencores del pasado y permitiese que la voluntad de la militancia saliera adelante. Su respuesta fue textualmente: “no me fío de ti, eres un desleal y esto viene de mucho atrás”. Di media vuelta y regresé a mi asiento y decidí no hacer uso de la palabra para explicar los motivos por los que rechacé la candidatura al Senado, ni para explicar que también renunciaba al Congreso, porque de intervenir me veía en la obligación de detallar los desprecios de la Secretaria General y los términos en los que lo hizo. Por lealtad a quien me considera desleal opté por no explicarlo y me senté”.

El ex diputado ha indicado además que “en el proceso de elección de candidatos y candidatas socialistas para las Elecciones Generales y Elecciones Municipales y Autonómicas, se ha llevado a cabo un proceso de ratificación dopado, antiestatutario y teledirigido desde la Comité Ejecutivo Regional para hacer prevalecer personalismos en lugar de una elección participativa, plural y plenamente democrática. No acudió -ha desvelado- ni el 25% de la militancia”.

Ante esta situación, ha indicado que “mi primera decisión fue abandonar el Comité Regional para no seguir presenciando un acto humillante, un resultado histórico (la primera vez en 100 años del PSME que un candidato único era rechazado en votación) y evitar lo que jamás he hecho, “perder los papeles”. (...) Días después comuniqué a la dirección mi decisión de dejar de ser trabajador y Asesor del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Melilla por coherencia. No puedo seguir asesorando a quien resulta que no confiaba en mí. Nunca supe de esa falta de confianza”-
Amin Azmani ha detallado que “antes de tomar esta última decisión, me reuní con la Secretaria General durante casi dos horas. No saqué nada en claro excepto que al fin pude averiguar los motivos por los que Gloria Rojas me considera desleal: “porque muchas veces llegas tarde al trabajo, porque me he enterado que me críticas en un grupo de wasap y porque en 2015 te reuniste con el presidente de Cs para pedirle que me apoyara para ser investida presidenta de la Ciudad sin que me entere”. Mi respuesta: “No puedes tener en cuenta sólo la hora de entrada y no las de salida con jornadas interminables y sabes muy bien que el partido me debe horas y dinero, pero nunca he dicho absolutamente nada. Las críticas en wasap se remontan a la época de la Gestora y eran por mi rechazo a que su mandato fuera tan largo y no se convocara Congreso y eso no era secreto alguno porque lo manifesté varias veces en Asambleas. Y la conversación con el presidente de Cs la comuniqué al Secretario de Organización, y la que mantuve con el presidente de CpM fue previo aviso y visto bueno de ella misma, y ambas eran para remar en la dirección de un cambio de Gobierno con Gloria Rojas y el PSOE al frente”. Por tanto, ridículo sostener que he sido desleal máxime cuando cerré filas en torno a ella como nueva Secretaria General” ha apuntillado.

“Desprecio y mofa” de la dirección socialista melillense
Para Azmani “más decepcionantes fueron las conversaciones de desprecio y mofa manifestadas por miembros de la Comité Ejecutivo Regional y militantes en dos grupos de wasap del Partido tras aquel Comité Regional: el de la Comisión Ejecutiva Regional y el de Ideas y Programas” Ante todo, esto, decidió renunciar a su puesto como Asesor del Grupo Parlamentario Socialista tras 12 años trabajando y ayudando a sus compañeros Diputados y al Partido. “Lo he hecho por coherencia y responsabilidad. No puedo seguir asesorando a quien no confía en mí y, evidentemente, ningún contrato laboral me hará cautivo de la humillación y el desprecio”. Al respecto, ha manifestado en la carta remitida al Comité Ejecutivo Regional que “no puedo seguir militando en una organización secuestrada por esta forma de hacer política. ¿Dónde queda lo de “1 militante, 1 voto”? ¿Dónde queda el compañerismo? Uno puede discrepar y tener distintos puntos de vista. Así ha sido el PSME-PSOE siempre y por ello decidí militar en él. He sido leal a la organización siempre y a todos su Secretarios Generales tras cerrar filas en los Congreso Regionales, con quienes he mantenido actitud leal y de colaboración siempre, discrepancias políticas puntuales y propias de la militancia activa al margen. Pero cuando la discrepancia se torna en humillación y desprecio personal -ha proseguido Amin Azmani-, no hay margen para la militancia sana. Me consta que no se me perdona haberme presentado a la Secretaría General en 2012 ni haber apoyado en primarias federales a una opción de tantas que he apoyado en muchos otros procesos internos”. Por ello, tras varios días de profunda reflexión personal, ha considerado que “donde no se me quiere ni se me respeta como uno más, mejor no estar. Nunca creí que perdería lo que me han arrancado estos días. Lo vivido esta semana no es ni socialismo ni compañerismo”.