www.melillahoy.es

Doce locales de hostelería de Melilla, denunciados por emitir fútbol con descodificadores ‘piratas’

Algunos de los descodificadores intervenidos
Algunos de los descodificadores intervenidos

Los responsables de los establecimientos presuntamente emitían contenido protegido por derechos de propiedad intelectual sin la correspondiente autorización

viernes 05 de abril de 2019, 04:00h
La Policía Nacional de Melilla, en una campaña de inspección auspiciada por una denuncia de la empresa LaLiga, ha intervenido unos 12 dispositivos descodificadores en distintos establecimientos de hostelería de la ciudad donde se emitían de forma ilícita partidos de fútbol. Los agentes comprobaron que, aproximadamente, un 80% de los establecimientos inspeccionados se encontraban realizando esta actividad ilícita. La empresa afectada por este asunto, estima las pérdidas en más de siete mil euros.
Según detalla en un anota de prensa, el pasado 15 de marzo se recibió en dependencias de la Policía Nacional una denuncia presentada por LaLiga, sobre unos presuntos hechos delictivos contra la propiedad intelectual y contra los servicios de radiodifusión de servicios televisivos de carácter condicional.

Denuncia
En el escrito se exponía que la denunciante es la única concesionaria de las facultades de comercialización conjunta de derechos audiovisuales del Campeonato Nacional de Liga de Primera y Segunda División y de la Copa de Su Majestad El Rey (excepto la final); y que en la presente temporada futbolística 2018/19, el Canal LaLiga TV es el único a través del cual los establecimientos públicos pueden emitir la Champions y la Europa League; de igual forma tiene atribuidas las funciones de producción y realización de la grabación audiovisual.

En la actualidad, la emisión televisiva de los partidos de fútbol de las competiciones organizadas por la denunciante se realiza bajo un servicio de pago y sobre la base de un acceso condicional, como es la codificación de la señal audiovisual. Las emisiones “legales” de los partidos de fútbol, para los establecimientos públicos, se propician por medio del acceso condicional a través de un concreto y específico canal de televisión y cualquier establecimiento público que emita partidos de fútbol de Primera o Segunda División, de la Copa de El Rey o de la Champions League, debería hacerlo a través del canal legalmente establecido.

Inspección de locales
Desde el día 29 de enero al 15 de marzo, los verificadores del único canal que puede emitir dichos partidos en los establecimientos públicos han detectado, identificado y documentado debidamente la existencia de un total de 12 establecimientos en la ciudad de Melilla que emitían partidos de fútbol de forma ilegal, lo que les ha generado un perjuicio económico de 7.541,04 euros.

En cada uno de esos establecimientos públicos, que difunden la señal televisiva sin autorización, se ha realizado una comprobación por parte de un inspector de la empresa denunciante y en muchos de los establecimientos se pudo observar que los aparatos descodificadores que dan acceso no consentido a los canales de pago se encontraban situados a la vista de los propios clientes del local.

Los establecimientos que figuran en la denuncia, a raíz de la que se iniciaron las actuaciones policiales en el marco de la denominada operación “Escaleta”, se encuentran ubicados en Melilla.

El sábado día 30, con ocasión de la celebración de la jornada 29 de la Liga Santander, se llevó a cabo desde las 16:00 horas un amplio despliegue policial en toda la ciudad en el que participaron agentes adscritos a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) con el apoyo de integrantes de otros grupos de la Brigada Provincial de Policía Judicial.

En el transcurso del operativo se realizó de forma simultánea registros en los locales presuntamente infractores, con el fin de acreditar la emisión de contenido protegido y se procedió a la intervención de los descodificadores o elementos técnicos similares que permiten la comisión de los delitos investigados en aquellos locales que los tuvieren.

Los agentes comprobaron que, aproximadamente, un 80% de los establecimientos inspeccionados se encontraban realizando esta actividad ilícita y que la forma de utilización en los diferentes locales consistía en el uso de un descodificador “vitaminado” para poder descodificar la señal privada y proceder a su visionado.

La operación continúa abierta, a la espera de la toma de declaración de los presuntos responsables de los hechos delictivos investigados y del análisis técnico de los equipos intervenidos.