www.melillahoy.es

Díaz de Otazu afirma que Melilla es “una escuela de convivencia, de españolidad y de servicio”

Díaz de Otazu estuvo acompañado por el presidente Imbroda y el candidato madrileño, Adolfo Suárez, hijo del mítico presidente
Díaz de Otazu estuvo acompañado por el presidente Imbroda y el candidato madrileño, Adolfo Suárez, hijo del mítico presidente

El candidato al Congreso por el PartidoPopular melillense y excomandante general de la ciudad, se presentó ayer oficialmente asegurando que su objetivo es el de servir a los españoles

sábado 06 de abril de 2019, 04:00h
El candidato por el PP melillense al Congreso de los Diputados, Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, aseveró ayer en su presentación pública que Melilla es “una ciudad a la que debo mucho, porque ha sido una escuela de convivencia, de españolidad y de servicio, una escuela de la que se puede beneficiar toda España al ver su grado de convivencia”. Afirmó que se presenta con la intención de poner sus “ideas al servicio de las instituciones españolas, así como el bienestar y la prosperidad de los españoles”.
Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu, compareció ayer públicamente y por primera vez como candidato al Congreso por el PP de Melilla, arropado por el presidente de la formación en la ciudad, Juan José Imbroda y por el número 2 del PP de Madrid al Congreso, el abogado Adolfo Suárez. Imbroda afirmó que el candidato por Melilla ya cuenta con “las dispensas oportunas para dedicarse a lo que ha querido y le hemos demanda, como es estar al servicio de los demás”.

El que fuera comandante general de Melilla, agradeció al PP que le ofreciera la posibilidad de “continuar sirviendo a los melillenses en otro ámbito diferente a la vida en la milicia”. Aseguró acercarse a este reto “con mucha humildad y respeto a las filas del partido en cuyas listas me integro para presentarme a las elecciones”. Reiteró su respeto por entrar a formar parte de un partido que “ha acreditado en toda su historia una prioridad máxima por los intereses de los españoles”.

Díaz de Otazu apostilló que se presenta con la intención de poner sus “ideas al servicio de las instituciones españolas, así como el bienestar y la prosperidad de los españoles”, y no con intención de imponerse, porque lo que le mueve es “servir a todos los españoles” como ha venido haciendo a lo largo de su carrera.

Recordó que llegó a Melilla hace diez años, “una ciudad a la que debo mucho, porque ha sido una escuela de convivencia, de españolidad y de servicio, una escuela de la que se puede beneficiar toda España al ver su grado de convivencia”.

Militares y política
El candidato melillense, preguntado sobre las críticas por la entrada de militares en las candidaturas políticas, indicó que “son servidores públicos como otros muchos en la nación, como los hay en la justicia o en la administración, y los militares, en un momento de sus vidas, pueden asumir responsabilidades en otros ámbitos”.

Aseveró que “no es algo anómalo, quizás pueda sorprender en la realidad actual por poco habitual, pero ha habido militares en las listas del PSOE, es decir, que ha habido precedentes y quizás ahora se da un mayor número de personas que han dado el paso”, pero añade que cada caso es particular, que cada cual lo hace según sus consideraciones, pero “somos españoles con inquietudes de servicio” que cada uno ejercer desde su puesto.

Interpreta que las críticas a la incorporación de militares a las listas electorales cuando también se suman otros servidores, como jueves, indica Díaz de Otazu que “depende a qué se partido se incorpore, para criticarlo, porque en el PSOE lleva en sus listas a una cabo por Murcia, y creo que las críticas son libres, algo que cada uno puede expresar, y no es lógico que se prive del sufragio pasivo cuando no hay condiciones para hacerlo, porque es un derecho de cualquier ciudadano”.

Apuntó que un asunto que le queda por resolver es empadronarse en la ciudad. Dijo que tiene un piso, pero alquilado, por lo que debe buscar otra residencia. Comprende que, aunque su actividad como diputado se desarrollaría en Madrid, lo lógico es tener la residencia en Melilla para “tener el pálpito de lo que pasa en la ciudad”.

Política y Ejército
Considera que el Ejército y el Congreso de los diputados, desde el punto de vista personal, “no son ámbitos tan distintos, porque si fuera una cosa que me sacase de mis coordenadas personales, no lo haría”. Interpreta que la política “es un ejercicio noble de servicio a la comunidad, lo mismo que he hecho siempre desde el Ejército”.

Reconoció que un asunto que le “estimula a dar el paso” de presentarse como candidato al Congreso es que “los españoles se merecen tener una visibilidad de la vida política calmada y sosegada, de que los políticos están preocupados por resolver los problemas de la sociedad”. Su compromiso es el de servir “aportando mis ideas, sabiendo que hay otras tan válidas con las que interactuar para llegar a acuerdos”, pero, en resumen, considera que la política “no es algo tan diferente a mi trabajo anterior”.

Problemas
A preguntas de los periodistas, detalló el candidato las cuestiones que considera son prioritarias para Melilla, entre las que incluyó el desempleo, el problema fronterizo y aduanero, la inmigración, o altas ratios en educación.

Explicó, en relación al paro, que la infraestructural laboral en Melilla “está concentrada en el comercio y la hostelería, y producen una tasa de paro elevada que hay que reconducir”, como por ejemplo incentivando la promoción turística de la ciudad desde Andalucía.

De la frontera hizo mención al cierre aduanero que aplica Marruecos desde agosto pasado buscando incentivar el puerto de Nador y que se trata de una medida que provoca “dificultades para el comercio en Melilla”. Continuando con el tema fronterizo, recordó la fuerte presión migratoria que soporta la ciudad de inmigrantes irregulares y la presencia de los menore extranjeros no acompañados que “excede la capacidad” de acogida de la ciudad.

En el plano educativo, hizo mención a las “ratios desbordadas”. Propone, entre las soluciones, construir nuevos centros como los que están en marcha, llegando a acuerdos con el Ministerio de Defensa para la cesión de nuevos espacios para estos fines.

Un orgullo para el PP
En su intervención, Adolfo Suárez Illana aseguró que de la misma forma que Pablo Casado “es compromiso con Melilla, también lo es Díaz de Otazu”, y buscando “corroborar ese compromiso me apetecía estar aquí acompañando a Fernando en su presentación en la ciudad como candidato”.

Aseveró que es “un orgullo que alguien con su experiencia profesional, con su vocación de servicio a España y una hoja de servicios impecable, dé el paso de seguir trabajando desde el Congreso y dentro del grupo popular”.

Dijo que Díaz de Otazu ha aprendido en Melilla “lo que es la convivencia, el respeto al discrepante y podrá trasladar ese mensaje a toda España”. “Bienvenido al PP, es un orgullo tenerte y verte en la cámara”, manifestó.