www.melillahoy.es

BALONCESTO - LIGA EBA

El preparador melillense da indicaciones a sus pupilos durante un tiempo muerto
El preparador melillense da indicaciones a sus pupilos durante un tiempo muerto (Foto: CAM Enrique Soler)

Nieto: “Es una pena que gastáramos la ‘bala’ que teníamos en la recámara tan pronto”

martes 09 de abril de 2019, 04:00h
El técnico de CAM Enrique Soler, Javi Nieto, analizó la derrota del sábado pasado en La Línea ante el OH!Tels ULB, las consecuencias de la derrota en tierras gaditanas, el encuentro en el Pabellón Guillermo García Pezzi de este miércoles, a las 20’00 horas, frente al Benahavís Costa del Sol, y los minutos de sus jugadores en la LEB Oro para ayudar al Melilla Baloncesto.
El míster del conjunto colegial analizó pormenorizadamente los ‘entresijos’ del partido perdido en La Línea, destacando “el buen inicio del plantel”, y añadiendo que “aunque no estábamos muy bien en defensa, pero sí en ataque dominando el rebote”. En el siguiente cuarto del partido, el preparador reconoció que “nos relajamos pensando que con el resultado del primer cuarto estaba resuelto y no fue así”, logrando la Unión Linense reponerse y remontar la ‘contienda’ para llegar al descanso 40-39.
De vuelta a la cancha, el partido siguió los mismos derroteros y los locales cerraron el cuarto en ventaja (56-54). Ya entrados en el último periodo, los linenses estuvieron más acertados y los colegiales “nada en el tiro exterior”. Además, “el equipo dejó de dominar el rebote, viéndonos obligados a pedir tiempo muerto” para reordenar las ideas y lograr “ponernos a uno”, pero el “final fue un cara o cruz, y normalmente fuera de casa sale cruz”, en referencia al empuje del público y el arbitraje un poco más conservador que decantó la balanza del lado gaditano.
En cuanto a las leves consecuencias de la derrota del sábado, gracias al basket-average ganado al Algeciras y la derrota del Benahavís, el entrenador melillense reconoció “ser el menor de los males”, aunque lamentó “haber gastado tan pronto ese colchoncito que nos daba la tranquilidad para ser los líderes”. Igualmente, aclaró que “seguimos dependiendo de nosotros mismos, quedando primeros si ganamos los tres partidos en casa”, felicitándose por haber alcanzado “el objetivo de jugar los Play-Offs” y exigente consigo mismo porque “queremos seguir y quedar primeros del Grupo D”.
Respecto al próximo partido de este miércoles en el Pabellón Guillermo García Pezzi ante el Benahavís Costa del Sol, calificó el choque como “raro”, puesto que los malagueños vienen sin los jugadores americanos de su plantilla y “se van a plantar en Melilla con escasos seis jugadores”, intuyendo que “van a jugar en zona los 40 minutos”.
Con esos ‘ingredientes’, el equipo colegial parte como favorito pero, en palabras del míster, “este tipo de partidos son muy difíciles de jugar” porque el contrario cederá la iniciativa y se limitará a buscar un choque “brusco y sin ritmo de juego”. De todas formas, confió que al tener el conjunto costasoleño pocas rotaciones, “podamos imponer nuestro ritmo de juego gracias a nuestro mayor fondo de armario”.
Finalmente, comentó su parecer en la subida de jugadores del Enrique Soler para aportar al juego de un Melilla Baloncesto que anda muy mermado de efectivos, asegurando que “el objetivo de la vinculación era precisamente aportar al primer equipo y que nuestros jugadores se curtiesen en una categoría superior”. Lamentablemente, el decano de la LEB Oro atraviesa una plaga de lesiones y crisis de juego que no le agrada, prefiriendo que “nuestros chicos entrasen en la dinámica con resultados más favorables”, y deseando que el referente del básquet melillense “recupere las buenas sensaciones lo antes posible”.