www.melillahoy.es

Daniel Ventura asegura que “en treinta años” no se ha repatriado a ningún menor a Marruecos

Daniel Ventura, consejero de Bienestar Social
Daniel Ventura, consejero de Bienestar Social (Foto: Guerrero)

Melilla se adhiere a la propuesta SHARE a iniciativa de varias comunidades autónomas que buscan la corresponsabilidad comunitaria en la atención a la inmigración

miércoles 10 de abril de 2019, 04:00h
El consejero de Bienestar Social, Daniel Ventura, asegura que en los “treinta años” que viene manteniéndose el fenómeno de los menores extranjeros no acompañados en nuestro país, “jamás” se ha llevado a cabo la reintegración o repatriación de alguno de estos niños a su país, de ahí que en 2018 en Melilla se acogieran a dos mil niños y adolescentes.
El consejero recordó que el pasado 2 de abril se celebró en Bruselas una reunión convocada por Cataluña, Canarias, Navarra y Euskadi, para presentar la propuesta SHARE para responder desde la corresponsabilidad al reto migratorio, a la que se ha sumado Melilla.

SHARE
La clave Share se puede proyectar transversalmente, al menos, sobre tres ámbitos temáticos: personas refugiadas; migrantes económicos en contextos de emergencia, vulnerabilidad; o aglomeración, y menores o jóvenes que migran solos (MENA); y la redistribución se puede hacer entre países e incluso regiones.

No descarta el consejero que tras la presentación de esta propuesta se sumen otras comunidades, regiones y países comunitarios, con lo que “podríamos hacer fuerza para que la Unión Europea se conciencie del problema que tienen algunas regiones comunitarias porque hasta ahora no ha hecho nada”.

Aprovechó este encuentro para denunciar “la situación de Melilla, el hacinamiento de los centros de acogida con la llegada continua de menores” y señaló que actualmente en el sistema de protección se tienen contabilizados a unos mil, pero que en 2018 pasaron por los centros de acogida unos dos mil niños y niñas marroquíes.

El consejero afirmó que “es el momento de dejarse de hipocresías y se trabaje de verdad” en un tema como el de los MENA que sigue creciendo y que para ciudades como Melilla, por sus limitaciones físicas, se convierte en un “problema muy serio”.

Melilla
Por ese motivo pidió a la Comisión Europea que “actúe de forma urgente y resuelva el problema que no es de Melilla, sino de los niños que tenemos de aquí, que hay que sacarlos, pedir un corredor humanitario para que puedan llegar a otras comunidades o territorios europeos y se practique esa corresponsabilidad que piden otras autonomías”.

Aclaró Ventura que SHARE no sólo hace referencia a la corresponsabilidad en la redistribución de estos flujos, sino que ello conlleva atender las necesidades sanitarias, educativas y de inserción sociolaboral, de estos colectivos, y es que “no se trata solo de recibirlos, sino de integrarlos dentro de la sociedad”.

Considera que la Unión Europea “tiene la responsabilidad de atender a todos los inmigrantes que lleguen a Europa y no puede ser solo la responsabilidad del país de llegada como España, sino que lo justo es que la atención de calidad que se le presta a estas personas sea utilizando los recursos de la Unión y no de una pequeña parte del territorio comunitario”.

Indicó que si han acudido directamente a Europa es porque el Gobierno socialista “no ha hecho nada, sólo mucha foto, marketing y poner en marcha propuestas que estaban programadas y presupuestadas por el PP”.

Repatriaciones
Daniel Ventura incide en que en los últimos meses el ministro de Interior “habla de que van bien las negociaciones para la repatriación de menores a Marruecos y la realidad es que no hemos visto nada, ni un solo paso para que los MENA de esta o de cualquier otra comunidad sean repatriados a su país”.

Acusó al Ejecutivo socialista de “vender humo” en este sentido e interpreta que este anuncio es para convencer a su electorado, en especial en época electoral, pero apostilla que “en los treinta años de presión migratoria de los menores, jamás ha habido una repatriación, ni de esta ciudad ni desde ninguna comunidad a su país, o a Marruecos”.

Reconoce que el día que sea una realidad, “será algo bueno para los menores, que podrán estar con sus familias, podrán estar mamando y estimulándose con sus costumbres y culturas y estarán haciendo todo eso en su país, que es lo correcto”.

El nacimiento de un fenómeno migratorio
Explicó el consejero de Bienestar Social que el fenómeno de los menores extranjeros no acompañados se inició en Melilla a finales de la década de los 90, porque hasta entonces llegaban familias marroquíes que se dedicaban a la mendicidad, a la venta de chicles, pero volvían los padres con sus hijos a su país cada día.

En 19998, tras la aprobación de la Ley de Protección Jurídica del Menor en España, es cuando llegan “los dos primeros menores no acompañados a Melilla, que es cuando los padres empiezan a retirarse para que los niños sean atendidos por la Ciudad Autónoma”. La cifra fue aumentando hasta estabilizarse en unos 200, pero “se rompe esa cifra de manera escandalosa en 2015 con la modificación de la Ley, cuando pasamos de 200 a 400 y a mil, y de hecho en 2018 llegamos atender a dos mil menores en Melilla”.