www.melillahoy.es
Trasmediterránea refuerza en Semana Santa la línea Melilla-Málaga con salidas extraordinarias
Ampliar
Trasmediterránea refuerza en Semana Santa la línea Melilla-Málaga con salidas extraordinarias

Guerra apuesta por crear un “parque de VPO en régimen de alquiler” que cubra la demanda real

Ve necesario reclamar a las autoridades locales y a EMVISMESA “un nuevo enfoque y que cumpla con los fines sociales para los que fue creada”

miércoles 10 de abril de 2019, 04:00h
El candidato independiente al Senado por Coalición por Melilla, Emilio Guerra, considera que “otro de los grandes problemas de Melilla sin resolver” es la necesidad de crear un “parque de viviendas sociales en régimen de alquiler” que cubra la demanda real de Melilla.

Considera que hay que reorientar las VPO exclusivamente al mercado de alquiler, fomentando el acceso a la vivienda en alquiler y el incremento del parque público y privado de este tipo de viviendas, “mediante el impulso de la actividad de la empresa municipal de la vivienda –EMVISMESA-“algo que en estos momentos, a juicio de Guerra, “está lejos de conseguirse, ya que con la actual política local, pocas familias con verdadera necesidad pueden acceder a una vivienda protegida”.
Para Guerra, el punto de partida del mandato constitucional enunciado en el artículo 47 de la Constitución, que exige a los poderes públicos promover las condiciones necesarias y establecer las normas pertinentes para hacer efectivo el derecho de todos los españoles a disfrutar de una vivienda digna y adecuada, “es simplemente teórico, papel mojado y ejemplo flagrante de vulneración de la Carta Magna”.
Según el candidato al Senado, es necesario reclamar a las autoridades locales y a la empresa municipal de la vivienda EMVISMESA “un nuevo enfoque y que cumpla a rajatabla con los fines sociales para los que fue creada”, son necesarios “convenios públicos Ciudad Autónoma –Estado eficaces que no queden en simples poses electorales”, recordando que desde el año 2007 “cuando se prometió la construcción de 600 viviendas sociales por la entonces ministra Chacón, pasando por el año 2010 con otra promesa del presidente Imbroda de 500, prácticamente poco se ha avanzado en este sentido”.
Guerra afirmó que España tiene “una de las políticas de vivienda sociales más débiles de toda la UE -sólo un 1,1 % de viviendas de este tipo, frente al 32 % de los Países Bajos- y la partida de vivienda de los Presupuestos del Estado se siguen reduciendo continuamente.