www.melillahoy.es
En la Feria Mundial del Crucero que se celebra en Miami se dan cita en torno a mil puertos de todo el mundo y todas las empresas relacionadas con este ámbito
Ampliar
En la Feria Mundial del Crucero que se celebra en Miami se dan cita en torno a mil puertos de todo el mundo y todas las empresas relacionadas con este ámbito

Melilla recibirá cinco escalas de cruceros entre mayo y septiembre del próximo año

Fruto de la participación de la Autoridad Portuaria en la Feria Mundial del Crucero que se celebra en Miami

sábado 13 de abril de 2019, 04:00h
Melilla recibirá entre mayo y septiembre del próximo año cinco escalas de cruceros de dos navieras diferentes, fruto de la participación en 2018 y 2019 de la Autoridad Portuaria en la Feria Mundial del Crucero que se celebra en Miami. El presidente del Puerto de Melilla, Miguel Marín, informó ayer en rueda de prensa de que cuatro de estas escalas corresponden a la prestigiosa naviera de lujo Seabourn, y tendrán lugar los días 14 de mayo, 15 de julio, 8 de agosto y 12 de septiembre de 2020 con los buques gemelos Seabourn Ovation y Seabourn Encore.
Ambas embarcaciones fueron fabricadas en Italia por el prestigioso astillero Fincantieri, y tienen una eslora de 210 metros, una manga de 28 metros, y una capacidad de 300 suites.
La quinta escala que ha cerrado la Autoridad Portuaria de Melilla es con la naviera alemana FTI Cruises para el 26 de mayo con el buque Berlín, que tiene 139 metros de eslora y 17,5 de manga y está dotado con 206 camarotes, con un máximo de 412 pasajeros y 180 tripulantes.
Marín dio a conocer esta programación de cruceros a su regreso de la Feria Mundial de Cruceros, celebrado en Miami esta semana, donde la Autoridad Portuaria de Melilla ha participado por segunda vez, consolidándose como “un destino nuevo, atractivo y muy interesante” para navieras de todo tipo.
Durante las jornadas, el Puerto de Melilla ha tenido la oportunidad de reunirse con los máximos responsables de navieras como Saga Cruises, que actualmente opera en la ciudad autónoma, con Michelle McDermott, manager de productos y excursiones; y también con las navieras de lujo Scenic Cruises, con Zeljka Cimic, su manager de desarrollo de productos, y Ponant Cruises, con su presidenta Edie Rodríguez.
De igual modo, Marín se ha reunido con otras compañías, como Windstar Cruises, con Kelly Hubbard, directora de desarrollo de destinos y Andra Howie, manager de productos turísticos; Royal Caribean, con Kaitlyn Theis, manager de desarrollo e itinerarios y Devin Paige, analista senior de desarrollo e itinerarios; Azamara Cruises, con Michael Pawlus, director de itinerarios y planificación de destinos; así como con empresas de servicios a los cruceros como In Destination Management, con Anne Somerfeld, VP de división de cruceros.

Pasos “sólidos”
Marín destacó la importancia de que la Autoridad Portuaria de Melilla estuviera presente en este evento, donde se dan cita en torno a mil puertos de todo el mundo y todas las empresas relacionadas con el ámbito del crucero, entre ellas las principales navieras dedicadas a este sector turístico, lo que ha permitido a la entidad melillense promocionar la ciudad y dar a conocer sus atractivos.
De esta manera, se avanza en el objetivo que se ha marcado Melilla como destino de cruceros, para el que ya ha dado una serie de pasos a lo largo de los últimos meses, entre ellos la organización de un foro en mayo del año pasado, y la visita a Melilla de los máximos responsables de Carnival, que recorrieron Melilla en otoño, como consecuencia del interés que despertó Melilla en la feria celebrada en Miami.
En palabras de Marín, Melilla está dando unos “pasos sólidos y adecuados” para convertir a Melilla en destino de cruceros, y se mostró muy optimista “a la vista de la receptividad” que, según dijo, están mostrando las empresas del sector.
Así, explicó que los representantes de las compañías de cruceros se ven “gratamente sorprendidas” cuando descubren “una ciudad desconocida” como es Melilla, pero que a su vez ofrece una “historia milenaria” con más de cinco siglos de españolidad y un patrimonio “perfectamente conservado y rehabilitado”, como es el recinto amurallado de Melilla la Vieja y su arquitectura modernista.
También llama la atención de estas empresas la interculturalidad de la sociedad melillense, la gastronomía y el clima, así como la seguridad jurídica que ofrece y otros servicios como la seguridad y la sanidad como ciudad europea en el Norte de África, cuestiones muy valoradas por las compañías de cruceros para sus pasajeros y tripulantes.

Experiencia
Marín recalcó que a la entidad le viene muy bien la llegada de estos cinco primeros cruceros programados para 2020, ya que corresponden a barcos pequeños que permitirán a la ciudad ir cogiendo experiencia, preparar a los guías turísticos y concienciar a los empresas, comerciantes y hosteleros para que den el mejor servicio a estos visitantes.
Avanzó que el grupo de trabajo que tienen conformado la Ciudad Autónoma, la Autoridad Portuaria, los comerciantes y los hosteleros seguirán trabajando para planificar una estrategia común, ya que el desarrollo del turismo de cruceros puede suponer “uno de los pilares fundamentales del desarrollo socioeconómico de los próximos años”. No en vano, Marín destacó los “beneficios realmente impresionantes” que entraña este tipo de turismo, ya que los cruceristas tienen una media de gasto de 120 dólares, y unos 50 de media por personal de la tripulación.
Por todo ello, rechazó las críticas de CPM sobre este viaje a Miami, que atribuyó a su “política de Botsuana”.