www.melillahoy.es

FÚTBOL SALA - CAMPEONATO DE ESPAÑA BENJAMÍN

Los jugadores de Billall intentan arrebatarle el ‘cuero’ a un atacante extremeño
Los jugadores de Billall intentan arrebatarle el ‘cuero’ a un atacante extremeño (Foto: Federación Melillense de Fútbol)

(4-5) Debut agridulce para Melilla tras un excelente partido ante Extremadura

viernes 26 de abril de 2019, 04:00h
La Selección Melillense de fútbol sala de la categoría Benjamín inició su andadura por el Campeonato de España de la categoría, que se celebra estos días en la localidad murciana de San Javier, con una ajustada derrota por 4-5, en un partido donde los pupilos de Billall merecieron mejor suerte por su pundonor. El choque comenzó con tres goles en contra durante los primeros minutos, pero el tesón de los melillenses los llevó a irse 2-3 al descanso. A la vuelta, cuando más apretaba Melilla, llegó el gol de la derrota desde el centro del campo.
El combinado benjamín de fútbol sala no pudo estrenarse con victoria en el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas de la categoría, al caer por 4-5 frente a la selección de Extremadura, aunque cuajó un magnífico encuentro y mereció mucho más ante los extremeños.
Un mal inicio de partido fue lo que condenó a los jugadores de Billall, ya que no habían pasado ni diez minutos de partido cuando el equipo ya iba perdiendo 0-3, con los goles de Alonso, en un rechace, otro de Diego tras una jugada de estrategia, en un córner, y el de Álvaro, al contragolpe.
Pese al abultado marcador, la Selección Melillense no se rindió y fue ganando presencia en el duelo, acumulando ocasiones hasta que, en el minuto 10, Ruano estableció el 1-3, de disparo cruzado.
El estreno goleador ‘espoleó’ a los melillenses, quienes recortaron aún más las diferencias antes de que el partido se fuese al descanso, por medio, nuevamente, de Ruano, colocando el 2-3 de camino a los vestuarios y con todo por decidir.
La segunda mitad fue de claro dominio melillense, pero cuando más cerca parecía el empate, Hugo hizo el 2-4. Aun así, Salvi volvió a meter al conjunto de la Ciudad Autónoma en el partido, con un ‘misilazo’ desde 12 metros a la escuadra (3-4).
Cuando restaban menos de dos minutos para el pitido final, Ruano logró el ansiado 4-4, provocando el nerviosismo del seleccionador extremeño, que pidió inmediatamente un tiempo muerto. Este parón fue fatídico porque nada más sacar de centro llegó el 4-5, obra de Álvaro, tras un balonazo desde su propio campo. Una decepción tras tanto esfuerzo.
Sin embargo, todavía los melillenses estuvieron a punto de lograr el empate con un tiro de Hugo, a falta de 4 segundos para el final, pero el poste les negó un resultado que hubiese sido lo más justo a tenor de lo visto en el campo.