www.melillahoy.es

La CEME organiza un curso “Sobre Simulacros y Vías de Evacuación 1”

La CEME organiza un curso “Sobre Simulacros y Vías de Evacuación 1”

La Jornada es gratuita y está dentro del programa de actividades que la Oficina de Asesoramiento Técnico e Información de Prevención de Riesgos Laborales

martes 30 de abril de 2019, 04:00h
Hoy, a partir de las 18:00 horas, en el Salón de Actos de la Confederación de Empresarios de Melilla, tendrá lugar la Jornada “Sobre Simulacros y Vías de Evacuación 1”, que organiza la Oficina de Asesoramiento Técnico e Información de Prevención de Riesgos Laborales de la Confederación de Empresarios de Melilla (CEME) y en la que esperamos contar con la mayor presencia posible de personas interesadas en la materia.
La Jornada es gratuita y se enmarca dentro del programa de actividades que la Oficina de Asesoramiento Técnico e Información de Prevención de Riesgos Laborales de la CEME viene desarrollando en el marco de acciones financiadas por la Fundación Estatal para la Prevención de Riesgos Laborales y que como responsable de dicha oficina se encuentra, Sandra Mañé López, Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales.

El evento estará presidido por José Lucio Reyes García, presidente de la CEME-CEOE y las conferencias correrán a cargo de Guillermo García, Antonio Creus y José Antonio Rodríguez, miembros del Cuerpo de Bomberos de Melilla. Cualquier tipo de empresa debe cumplir con la Ley PRL y tener un Plan de Prevención de Riesgos Laborales que recoge la periodicidad y el acta de simulacros realizados en la empresa.

Un simulacro implica realizar una imitación de un posible hecho futuro como puede ser un incendio o una situación de alarma que requiera la evacuación de los trabajadores para evitar cualquier accidente laboral. Por tanto, los simulacros serán diferentes en función de donde se realicen y de cómo estén distribuidas las instalaciones, así como del tamaño de las mismas y del número de trabajadores.

Según la legislación, es obligatorio realizar simulacros al menos una vez al año, y en virtud de la misma, el empresario es el responsable de adoptar las medidas necesarias para actuar ante una emergencia que se presente y está obligado a disponer de un Plan de Emergencia adecuado a las características de su empresa.