www.melillahoy.es
Vox, el mejor “aliado” de CPM y PSOE
Ampliar

Vox, el mejor “aliado” de CPM y PSOE

martes 30 de abril de 2019, 03:26h
El desastre para el centro derecha con la aparición de Vo fue total porque han ganado el PSOE y todos los que se consideran “enemigos de España”, como los separatistas y los amigos de ETA. ¿Para eso se presentó Vox? En Melilla estuvo a punto de ocurrir lo mismo que en el conjunto del país
La irrupción de Vox ha sido la peor noticia que le ha podido ocurrir al centro derecha español, tanto en el conjunto del país y casi en Melilla tras la debacle del domingo 28 de abril. Su presencia sólo ha servido para dividir el voto inútilmente porque sus resultados han sido muy pobres (24 diputados) en relación a sus objetivos (hablaban de conseguir 60) y para lo único que han servido ha sido para que en España gane el PSOE y en Melilla estuvieron a punto de hacerlo tanto los socialistas y especialmente CPM, cuyo presidente, Mustafa Aberchán, estuvo toda la noche acariciando el escaño de diputado, hasta pasado el 80 por ciento del recuento oficial de votos, momento en el que remontó Fernando Gutiérrez Díaz de Otazu y dio la victoria al PP. Otro tanto de lo mismo ocurrió en el Senado, con los triunfos de Juan José Imbroda y Sofía Acedo.

Un ejemplo de lo que se ha venido en denominar como “derecha inútil” es que uno de cada cuatro votos a las candidaturas de Vox en las elecciones al Congreso de este domingo se pueden considerar sufragios 'perdidos' habida cuenta de que no se tradujeron en escaños en 34 circunscripciones.

En total, las listas de los de Santiago Abascal fueron apoyadas por 2.677.173 electores en las 52 circunscripciones, pero, según los cálculos realizados por Europa Press, un total de 689.066 de esos sufragios, el 25,73%, no tuvieron utilidad en la medida que no sirvieron para obtener representación en la Carrera de San Jerónimo.

En Jaén, por ejemplo, la candidatura que lideraba el senador Francisco José Alcaraz sumó 46.856 apoyos, pero no le valieron para encontrar un hueco en el Congreso, lo mismo que sucedió con los votos de las casi 40.000 personas que les eligieron en Cantabria y con los más de 38.000 papeletas que reunieron en Las Palmas.

El mismo destino tuvieron los cerca de 38.000 votos que Vox cosechó en A Coruña, los 37.483 que reunió Castellón, los 34.000 que rozaron en Huelva y Albacete y los más de 33.000 con los que se hicieron en León.

Las demás provincias en las que Vox no ha obtenido diputados son Cuenca, Guadalajara, Huesca, Teruel, Santa Cruz de Tenerife, Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Zamora, Cáceres, Girona, Lleida y Tarragona. Los de Abascal tampoco han tenido apoyos suficientes para sacar escaño por ninguna de las tres provincias vascas ni las cuatro gallegas. Y lo mismo les ha pasado en Navarra, La Rioja, Ceuta y Melilla.

Eso sí, el desastre para el centro derecha fue total porque han ganado el PSOE y todos los que se consideran “enemigos de España”, como los separatistas y los amigos de ETA. ¿Para eso se presentó Vox?