www.melillahoy.es

El culebrón de las listas de CPM: una semana de infarto para el partido

sábado 04 de mayo de 2019, 03:14h
CPM debe felicitar a su equipo jurídico porque con su recurso, muy bien fundamentado, le ha salvado de una situación que hubiera tenido consecuencias letales para el partido de no haber podido concurrir a las elecciones del 26 de mayo
Coalición por Melilla (CPM) ha estado a un paso de no poder participar en las elecciones municipales y autonómicas del próximo 26 de mayo, un hecho que hubiera sido histórico de haberse producido, porque hubiese impedido concurrir al principal partido de la oposición.

El lío que se formaron los cepemistas con la candidatura, al no respetar la distribución de hombres y mujeres para cumplir con la Ley de Igualdad a pesar de llevar 13 mujeres y 12 hombres, condujo a una situación esperpéntica que podría haber supuesto prácticamente la desaparición de CPM de no haber podido participar en unas elecciones en las que toma parte desde el año 1995, hace ahora 24 años.

La Junta Electoral de Zona (JEZ), tras la entrega de los nombres de su propuesta, le advirtió en una primera instancia que no cumplía con lo que requisitos que exige la ley -que, en cada tramo de cinco candidatos, haya un mínimo de tres hombres y dos mujeres o viceversa- y le dio 48 horas para corregirla. Sin embargo, en la segunda entrega los cepemistas volvieron a fallar.

Así tuvieron que llegar al recurso ante el Tribunal Contencioso Administrativo. Desde el partido de Mustafa Aberchán se quejaron amargamente que desde la JEZ no les advirtieron del percance y que el trámite de subsanación de este error en su lista “estuvo condicionado por una defectuosa actuación de la JEZ de Melilla, que no aclaró en el primer acuerdo la concreta irregularidad que había de ser subsanada”. Además, subrayaron que la secretaria de dicha junta “contribuyó a la confusión con sus indicaciones verbales”. Por último, pidieron al tribunal que les aplicara “el principio de interpretación más favorable” como recomienda el Tribunal Constitucional, dado que en ningún momento tuvieron intención no de respetar la paridad como demuestra el hecho de que llevaran más mujeres que hombres.

Al margen del recurso, desde el principal partido de la oposición también quisieron cargar las tintas sobre el PP y en menor medida sobre el PSOE, al que acusaron de colaborador necesario para que la JEZ no proclamase su candidatura al no avisarles de su error. Pero CPM no debería buscar culpables y admitir que la situación vivida, aunque no es merecedora de quedarse fuera de unas elecciones, fue provocada por su falta de atención a la hora de entregar las listas y no corregirlas correctamente cuando la JEZ les advirtió de su error. El partido que preside Mustafa Aberchán debe felicitar a su equipo jurídico porque con su recurso, muy bien fundamentado, le ha salvado de una situación que hubiera tenido consecuencias impredecibles para esta formación.

CPM va a poder participar en las elecciones y esa es la mejor noticia que se puede extraer de este culebrón porque lo contrario no hubiera sido nada positivo dada la alarma social que provocó esta incomprensible historia que hemos vivido toda esta semana por un error menor que podría haber sido letal para esta formación.