www.melillahoy.es
El presidente de la Ciudad Autónoma y del PP regional, Juan José Imbroda
Ampliar
El presidente de la Ciudad Autónoma y del PP regional, Juan José Imbroda (Foto: Guerrero)

Imbroda dice que entre Cs y Vox suman en el Senado “16 millones de votos tirados”

Confió en que lo sucedido, que “es realmente abrumador y aplastante”, haya hecho reflexionar a los ciudadanos de cara a las elecciones autonómicas, y les recordó que depende de ellos y de si han entendido el mensaje que “se sigan tirando votos”

viernes 10 de mayo de 2019, 04:00h
El presidente de la Ciudad Autónoma y del PP regional, Juan José Imbroda, afirmó ayer que entre Ciudadanos (Cs) y Vox han sumado en el Senado “16 millones de votos tirados” porque el primero, con 10 millones, ha obtenido solo cuatro escaños, mientras que el segundo, con 6 millones, no ha logrado ninguno.

Imbroda, en declaraciones a los periodistas, dejó claro frente a las críticas que ha recibido en Twitter por hacer este comentario que se trata de datos oficiales que están publicados, y que evidencian que el PP tenía razón cuando en la campaña de las elecciones generales advirtió a la ciudadanía de que no se dejara engañar con el sistema del 1+1+1 en la votación en el Senado.
Ello ha dado lugar a una mayoría absoluta del PSOE en la Cámara Alta, donde “van a poner posiblemente a Iceta de presidente”, el cual “tiene dos corazones con el tema del separatismo catalán y no se va a poder aplicar el artículo 155 en el Senado porque el PSOE no quiere”.
Imbroda reprochó a aquellos que “quieren destrozar al PP diciendo que es debilito para defender a España” que en realidad “se han cargado a España, entre comillas, no totalmente”, pero sí posibilitando un panorama político “más negativo” para el conjunto del país, de modo que “le ha salido el tiro por la culata en el efecto benéfico que querían causar”.
El presidente melillense confió en que lo sucedido, que “es realmente abrumador y aplastante”, haya hecho reflexionar a los ciudadanos de cara a las elecciones autonómicas, y les recordó que depende de ellos y de si han entendido el mensaje que “se sigan tirando votos”.
“Es la prueba del algodón”, insistió Imbroda, que también abogó por un cambio en la legislación, habida cuenta que en estas elecciones, después de 40 años de aplicación de la Ley D’Hont, se ha producido “un disparate” como es que 13 millones de votos al PSOE le haya dado 121 senadores, mientras que 10 millones de Cs se hayan traducido en cuatro, y 6 millones de Vox en ninguno.

Recado a Cs
Imbroda aprovechó para lanzar un recado al coordinador territorial de Cs en Melilla, Eduardo de Castro, al que reprochó que “saque pecho” cuando en las elecciones generales ha obtenido un 17% menos de votos que su compañera en el Senado, Paula Villalobos, “una señora a la que no se conoce”, pese a ser él “el líder del partido en Melilla”.
De todos modos, dijo que “lleva razón” cuando dice que no va a apoyar ni a Mustafa Aberchan ni a Imbroda, ya que el líder de la formación naranja admite con este mensaje que “aquí hay dos candidatos posibles a ser presidente de la Ciudad, que es Mustafa Aberchan y yo”, y deben ser los ciudadanos los que elijan.

“No me esperaba que prepararan una campaña tan sucia”

Imbroda avanzó que va a denunciar ante la Justicia todo lo que considere una calumnia en los artículos de prensa publicados en un medio de comunicación digital a nivel nacional contra la gestión de su Gobierno, lo que considera “una campaña” montada y promovida por “algunos intereses por parte de algún grupo que le interesa que esto ocurra”.
Lamentó, no obstante, que los efectos de estas acciones judiciales no se produzcan hasta dentro de unos años, mientras que el “efecto dañino” que causan estas campañas ya está hecho, aunque dejó claro que no le quita el sueño “en absoluto”. Sí admitió que le fastidia, sobre todo porque “mandan a toda una ciudad” diciendo que es la más corrupta de España.
“Es mentira y no se lo merecen Melilla, los melillenses ni un servidor”, aseveró Imbroda, que dijo tener “las manos limpias, completamente”, si bien lamentó que “la política muchas veces es tan rastrera, que algunas veces uno tiene que comportar eso”.
En cualquier caso, confesó que no se esperaba “una campaña tan sucia” como esta, que le ha sorprendido, a pesar de ser consciente de que “en Melilla hay muchas ganas por parte de algún partido en concreto” que, después de estar “20 años perdiendo todas las elecciones”, quiere “dinamitar el PP” y que él, como su líder, desaparezca de la escena política.
“Eso tiene que ser muy pesadoso”, admitió Imbroda, que de todos modos dijo que no podrá entender nunca “cómo alguien se puede prostituir tanto para intentar dañar de esa manera sin límites a la dignidad de la persona, a la familia, a los hijos, etc”. Dejó claro que él no ha hecho eso nunca porque dice haber ido “con la cara por delante” y por eso asegura que vive mejor.
“Ahí tiene que haber más que unas ganas. Ahí tiene que haber planteamientos psíquicos por parte de algunos, de trastornos mentales acusados y agudos para intentar acabar con nosotros de esa manera, y aquí algún partido en concreto que le da igual, no hay límite”, agregó Imbroda para asegurar que en su partido seguirán caminando “poniéndoselo muy difícil” al resto y entablando sus defensas como pueda.