www.melillahoy.es
Aseguró que el PP es “la mejor opción para gobernar Melilla” porque así lo ha demostrado en los últimos 19 años
Aseguró que el PP es “la mejor opción para gobernar Melilla” porque así lo ha demostrado en los últimos 19 años (Foto: Guerrero)

El PP, convencido de su victoria el 26 de mayo “para seguir gobernando para todos”

Muchas banderas de España en la pegada del cartel del PP
Muchas banderas de España en la pegada del cartel del PP (Foto: Guerrero)

Imbroda subrayó que su partido representa una sociedad integradora “en la que conviven todas las culturas sin problema”

viernes 10 de mayo de 2019, 04:00h
El PP demostró anoche poderío en el inicio de la carrera hacia las elecciones del 26 de mayo. Fue el último partido que pegó su cartel en la Plaza de España porque se demoró en su fiesta de precampaña en la calle Roberto Cano, donde se ubica su sede, en la que el cabeza de lista del PP, Juan José Imbroda, apostó que el PP iba a lograr un mínimo de 13 diputados en la Asamblea, que significa la mayoría absoluta en la Cámara melillense. Minutos más tarde, tras descubrir el cartel popular, Imbroda volvió a mostrarse convencido de que el PP ganará las elecciones “para seguir gobernando para todos”, dado el “afán integrador” de su partido.
Imbroda lanzó este mensaje no sin pocas dificultades, dado que su vecino de cartel, Podemos Melilla, puso su música a un volumen muy elevado que hacía prácticamente imposible oír al candidato del PP. “No quieren los de Podemos que se me oiga porque no quieren que se hable en libertad. Si no, apagarían la música, pero no les interesa que hable”, aseveró Imbroda.
Pese a todo, dejó varias cosas claras en sus primeras declaraciones. Por un lado, que el PP representa “la mejor opción para gobernar Melilla” porque así lo ha demostrado en los últimos 19 años “y lo va a seguir demostrando”. Además, aseguró que el PP está “centrado en Melilla”, como dice su lema nacional, que se suma al lema local “Todos a uno”, muy repetido anoche en los cánticos de la Caravana Popular, que inundó el centro de banderas de España y de cánticos de “presidente, presidente”.
Por último, Imbroda aseguró que el PP dedicará su campaña a repasar la gestión que ha llevado a cabo, qué es lo que quiere seguir haciendo y cuál es la sociedad integradora que representa, “en la que conviven todas las culturas, sin ningún problema, en igualdad, el respeto, tolerancia”. “Esa es la Melilla que yo he querido siempre y la que vamos a apoyar y vamos a pelear por ella”, afirmó el candidato popular entre la euforia de sus compañeros de partido, que alegraron la fiesta con el mítico pasodoble “Que viva España”, de Manolo Escobar, y la canción “Soy español”, de José Manuel Soto.

Fiesta de precampaña
Pero antes de la pegada de carteles, el PP, fiel a sus tradiciones, congregó a sus militantes y simpatizantes frente a su sede para disfrutar los minutos previos al arranque de la campaña con un ambiente festivo. Como es habitual, un buen número de seguidores populares acudieron a la cita e hicieron tiempo para la pegada al ritmo de la música y con una barra mientras se proyectaban imágenes de su candidato en una pantalla junto a la Iglesia del Sagrado Corazón.
Durante el acto, tomó la palabra la presidenta de Nuevas Generaciones (NNGG), Marta Fernández de Castro, que destacó la importancia que el PP da a los jóvenes y la “garantía de futuro” que supone este partido frente a la confrontación.
Le siguió el secretario general del PP y número dos de la lista, Miguel Marín, que recordó que en estas elecciones “Melilla se juega mucho, su estabilidad, su futuro”, y aprovechó para desmentir “las falacias que se han venido vertiendo” contra la gestión que ha desarrollado el PP en estos casi 20 años, asegurando que gracias a ella se ha creado en Melilla un 161% más de empleo que el que se ha creado en toda España, según las cifras oficiales de la Seguridad Social, mientras que el PSOE equivale a “una fábrica de paro”.
También agradeció el apoyo a los afiliados populares de origen bereber, a los que dijo que no están solos “frente a las amenazas y coacciones de CPM”. En este punto, pidió a los melillenses musulmanes que el 26 de mayo “voten a quien les dé la gana, pero que lo hagan libremente”, dadas las presiones que, según dijo, siente este colectivo en los barrios periféricos.
Marín llamó a los populares a desarrollar esta campaña electoral, el puerta a puerta por todos los barrios, “con la cabeza alta y las manos limpias”. “Tenemos que estar orgullosos de pertenecer al PP”, afirmó.

“Venimos a ganar”
Por su parte, Imbroda dijo que el PP “no tiene más remedio que ganar estas elecciones” para que Melilla siga preservando su modelo de sociedad basado en convivencia intercultural sin que unas comunidades estén por encima de otras, y animó a los afiliados y simpatizantes de su partido a que en esta campaña intenten convencer de que “los extremos son malos”.
“Frente a los que no saben adónde van, y frente a los extremos, en el PP ensalzamos la democracia”, insistió Imbroda, que dejó claro que “el PP no es de sacar tanques a la calle, sino de sumar voluntades en torno al progreso en beneficio de los melillenses”.
“Venimos a ganar, porque hemos ganado. Somos gente razonable, sensata, centrada, no tenemos falsas soberbias. Somos normales”, dijo Imbroda para reivindicar el carácter de su partido y la gestión que ha llevado a cabo como “activo que no tienen los demás”.
En este punto, confió en que “quienes se han asustado el 28 de abril porque Aberchán ha estado a punto de obtener escaño en el Congreso, reflexionen el voto el próximo 26M”. Y lanzó un aviso a quienes “insultan y calumnian” al PP: “Esas calumnias se las van a tragar”.