www.melillahoy.es

Los cepemistas proponen combatir las altas ratios desdoblando aulas mientras se crean centros

Dunia Almansouri, diputada de CPM
Dunia Almansouri, diputada de CPM (Foto: Guerrero)

Proponen también un programa educativo para “reenganchar” a los jóvenes que ni estudian ni trabajan de cara a su futura inserción laboral

sábado 11 de mayo de 2019, 04:00h
La diputada de CPM Dunia Almansouri, detalló ayer algunas de las propuestas que recoge el programa electoral de los cepemistas en materia de educación, como por ejemplo desdoblar los horarios de las aulas, para descongestionarlas y contratar a más profesores. Otra idea es la puesta en marcha de un programa educativo que anime a los jóvenes parados formarse y lograr una titulación para insertarse profesionalmente.
Dunia Almansouri dijo que quieren trasladar el mensaje de que “nuestro interés es Melilla”, y que frente a ello están los casi veinte años de gestión del PP que arrojan “un saldo negativo de paro, pobreza, fracaso escolar y un sector empresarial en crisis”.

Educación
Para CPM, uno de los grandes retos a los que enfrentarse es el de la educación, y a los problemas de ratios ilegales, la falta de programas de inmersión lingüística, de docentes, recursos y “otras muchas cuestiones a abordar de forma urgente”.

Coalición por Melilla presenta varias propuestas para combatir estos problemas, como por ejemplo pedir a Defensa la cesión de terreno para la construcción de los centros docentes que necesita la ciudad y en cuanto a las ratios, proponen como medida provisional mientras se lleva a cabo la creación de centros, desdoblar las aulas actuales en jornadas de mañana y tarde. La consecuencia sería doble, por un lado “descongestionar las aulas masificadas, como las de infantil en algunos centros con hasta 33 alumnos, y, por otro lado, se generaría empleo con la contratación de los docentes” que esta operación demandaría.

También proponen los cepemistas la creación de un servicio para la atención de los alumnos con necesidades especiales a través de un convenio con el Ministerio de Educación, para dotar a los colegios del personal necesario para atenderlos, la habilitación de aulas específicas y la dotación del presupuesto necesario para su funcionamiento.

Asimismo, proponen la puesta en marcha de un programa educativo para “reenganchar” a los jóvenes de entre 18 y 25 años que actualmente ni estudian ni trabajan, para que vuelvan al sistema educativo y puedan adquirir una titulación que les permita acceder al mercado laboral.