www.melillahoy.es
Puerta a puerta que desarrolló ayer la Caravana Popular en el Mercado del Real
Ampliar
Puerta a puerta que desarrolló ayer la Caravana Popular en el Mercado del Real (Foto: Guerrero)

Imbroda defiende las “manos limpias” de su Gobierno frente a la “coalición CPM-PSOE-Cs”

“Aberchán necesita los votos del PSOE y el PSOE necesita los votos de Aberchán. Por eso la escolarización de niños marroquíes”, dijo el candidato popular, convencido de la victoria del PP “para seguir haciendo una Melilla mejor”

domingo 12 de mayo de 2019, 04:00h
El presidente de la Ciudad Autónoma y líder del PP local, Juan José Imbroda, defendió ayer las “manos limpias” de su Gobierno frente a “la coalición que se está montando” entre CPM, PSOE y Cs, que quiere “derrocarlo”. Imbroda ahondó en esta idea ayer durante el puerta a puerta que desarrolló la Caravana Popular en el Mercado del Real, donde el cabeza de lista del PP aseguró que esos tres partidos tienen una “coalición preparada para gobernar” tras el 26M.
“Aberchán necesita los votos del PSOE y el PSOE necesita los votos de Aberchán”, argumentó Imbroda, convencido de que esa es la razón por la que la Dirección Provincial del Ministerio de Educación ha llevado a cabo “la escolarización de niños marroquíes”. A estos dos partidos, según el candidato popular, se les suma Ciudadanos, que “para hacer algo en la vida aquí, necesita irse ahí porque como no tienen rumbo ni saben dónde van a ir, han hecho una coalición con Aberchán y están entusiasmados de apoyarlo”.
Frente a ellos, Imbroda defendió la candidatura que encabeza en el PP, que “se presenta con las manos limpias con un paquete enorme de realizaciones positivas para la ciudad” y que garantiza “el futuro de Melilla” con un modelo de sociedad “integrador, con un talante moderado y dialogante, y defendiendo a ultranza siempre lo que es la españolidad de la ciudad”.
En cambio, dijo que la otra opción de “todos contra el PP” está liderada por Aberchán “con otro modelo de sociedad arropado y apoyado por el PSOE y Ciudadanos”.
Esa es la razón por la que, según Imbroda, mucha gente se ha sumado a la opción del PP en esta campaña electoral, y se mostró convencido de la victoria de su partido “para seguir haciendo una Melilla mejor como esta que hemos hecho” y que “produce envidia de los que no han sido capaces de demostrar nada en 19 años al Pueblo de Melilla”. “Por eso los melillenses nos han apoyado y nos van a seguir apoyando, no por otra cosa”, recalcó.

Gestión
Imbroda aprovechó para presumir de una gestión “muy buena”, que ha logrado una ciudad “distinta”, y que está reflejada en el libro “Melilla mirando al futuro” editada por el PP en esta campaña electoral. Sin embargo, lamentó que “cuando llegan las elecciones, muchos dejan la gestión en segundo lugar porque priman otros intereses”.
Sin embargo, insistió en hacer un repaso de la gestión instando a abrir el libro por cualquier página para comprobar que el PP “ha hecho una Melilla mejor”. Por ejemplo, citó el nuevo paseo marítimo que conecta las playas de la zona norte con las de la zona sur, actualmente en ejecución, y sacó pecho del vertedero de escombros que “costó muchos millones de euros” a la Ciudad Autónoma, gracias a lo cual se pudieron recuperar las playas a mar abierto para abrirlas a los ciudadanos. La Granja, la carretera circundante, las nuevas pistas de tenis de tierra batida, la Plaza Multifuncional o el skatepark nuevo fueron otras de las actuaciones que Imbroda destacó, y que en su opinión, demuestran que la gestión de su Gobierno ha sido demoledora y aplastante” para lograr hacer “esta Melilla entre todos”.

Medidas económicas
Además del urbanismo, Imbroda también puso en valor la actuación de su Ejecutivo en el desarrollo económico impulsando o promoviendo medidas como el desbloqueo del plus de residencia para los funcionarios, la bonificación del 50 % a las cuotas patronales de la Seguridad Social y la intervención para que el 60 % de ellas recayera en los trabajadores, o el aumento de la bonificación al transporte hasta el 75%.
Ello se une a los billetes baratos para determinados colectivos sociales, la recuperación de las líneas aéreas de Sevilla, Almería o Granada mediante la Obligación de Servicio Público (OSP), o las becas a las matrículas universitarias y la ESO, así como el aumento de las titulaciones del Campus de la Universidad de Granada con una inversión de 5 millones de euros, logrando duplicar el número de alumnos.