www.melillahoy.es
El exdirector del Puerto de Melilla, José Luis Almazán
Ampliar
El exdirector del Puerto de Melilla, José Luis Almazán

Imbroda dice no tener “ni idea” de la noticia sobre Almazán y aclara que él no lo nombró

Rechaza la petición de dimisión por parte de Eduardo de Castro porque por su planteamiento “se puede llegar a pedir la dimisión de los melillenses”.- Puntualiza que ABC habla de una investigación de la UCO y no de que imputaciones

domingo 12 de mayo de 2019, 04:00h
El presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, dice no saber nada sobre lo publicado por ABC acerca del exdirector del Puerto, José Luis Almazán, y la investigación de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil sobre una conversación entre éste y dirigentes de la empresa OHL acerca de las elecciones europeas. “No tengo ni idea, ni idea, ni idea de lo que dice ABC”, repitió Imbroda para remarcar su respuesta, en la que también dejó claro que el Consejo de Gobierno no nombró a Almazán para su puesto, sino que fue el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria.
Por ello, rechazó que Cs pida la dimisión de Imbroda como responsable, y consideró que por esa regla de tres, se podría llegar hasta pedir la dimisión de los melillenses por votarle. “Es absurdo, ¿yo qué tengo que ver ahí?”, se preguntó tras advertir de que “si alguien pudiera tener la tentación de buscarnos a nosotros, nos defenderemos en los tribunales, porque el PP de Melilla no tiene nada que ver, ni tampoco éste que les habla”.
Al hilo, puntualizó que el rotativo nacional habla de una investigación de la UCO y no de que haya un juez que “haya imputado o condenado o que vaya a procesar”.

Mente enfermiza
En este punto, Imbroda dijo la vinculación que hace Cs es propia de “alguna mente enfermiza que tiene manía persecutoria y que necesita “un tratamiento de Psiquiatría”.
En cualquier caso, consideró que el coordinador territorial de Cs, Eduardo de Castro, que fue quien pidió su dimisión, no tiene “legitimidad moral” para erigirse como líder del partido cuando en las elecciones generales sacó un 17% menos de votos que su compañera candidata, Paula Villalobos, con una diferencia entre ambos de un millar de votos.
“Los propios votantes de Ciudadanos no lo quieren porque tiene menos votos y encima se presenta como número uno para las locales. Se tendría que presentar la número dos”, finalizó Imbroda.