www.melillahoy.es

Adelante Melilla contempla en su programa electoral medidas de transición ecológica

Amin Azmani y Manuel Soria
Amin Azmani y Manuel Soria

Se comprometen “a la desaparición de la central eléctrica de fuel-oil, la incineradora y los contenedores de basura de las calles”

domingo 12 de mayo de 2019, 04:00h
Las medidas que Adelante Melilla incluye en su programa en materia de sostenibilidad “son numerosas, de gran calado y generadora de empleo”. Indican que en la ciudad, con su alta densidad demográfica y su reducido espacio, “son especialmente necesarias medidas que tengan un bajo impacto y que sean de bajo consumo en recursos y suelo”, señala Manuel Soria, número 3 del partido.
“La política ambiental y de sostenibilidad del Partido Popular ha sido desastrosa limitándose a parchear y salir al paso de los problemas surgidos, generando normalmente más problemas que los iniciales” afirmó Manolo Soria, candidato número 3 de Adelante Melilla.

Situación
Los consejeros de Medio Ambiente y de Fomento “han arrollado con su gestión nuestro patrimonio territorial y no sólo han tenido una política insostenible en temas como el urbanismo, la movilidad, la gestión del territorio y los residuos, sino que además han tomado decisiones contrarias a los criterios del Estado y la Unión Europea que son precisamente los que legislan y crean normas sobre estos temas”, asegura.

Esta situación “genera grandes problemas porque las dificultades añadidas en acceso a subvenciones y programas y las decisiones en torno a la gestión de estos problemas van en dirección contraria a todo lo que se investiga, se promueve y se experimenta en otros lugares de país y de la UE”.

Programa
Si Adelante Melilla “logra la confianza de los melillenses y llegamos al Gobierno, iremos a por una Transición Ecológica de nuestra Ciudad que genere empleo y cuide su territorio”, afirman. Así, por ejemplo, las miles de toneladas de escombros y basuras “esparcidas por toda nuestra periferia, que parece que a los políticos del PP les interesa, desaparecerán”.

Asimismo, pretenden que la Ciudad sea “para las personas y no para los coches”. De esta forma, se comprometen a que todos los barrios tengan “acceso a un transporte público barato y rápido”, al tiempo que se comprometen “a la desaparición de la central eléctrica de fuel-oil, la incineradora y los contenedores de basura de las calles”.

Proponen acciones para el aprovechamiento de la energía del sol y del viento. “Nos engancharemos a las políticas del coche eléctrico. Tendremos un anillo verde y natural alrededor de todo el casco urbano, limpio y arbolado y con explotaciones agrarias y ganaderas. Se cuidará el paisaje, las zonas verdes urbanas, se naturalizarán los parques con especies autóctonas, se protegerán a los animales silvestres y domésticos”.

También dicen que cambiarán “el desbocado urbanismo y protegeremos el patrimonio urbanístico y arqueológico”.