www.melillahoy.es

Derrota cruel con pérdida del liderato

lunes 13 de mayo de 2019, 03:03h
La ausencia por lesión de Otegui fue un duro golpe para el equipo, una baja muy sensible para el juego de creación de los melillenses, que apenas dispusieron de ocasiones en el Estadio la Nueva Condomina ante un equipo que mostró una gran intensidad. El Melilla dominó, pero no jugó como casi siempre, con esa ambición que le ha caracterizado cada fin de semana.




Con cara de desolación, sin palabras, así se quedaron ayer los aficionados de la U.D. Melilla con la pérdida del liderato de su equipo en el Grupo IV de la Segunda B, que pasa ahora a poder del Recreativo de Huelva. El conjunto de Luis Miguel Carrión necesitaba ganar para seguir dependiendo de sí mismo, pero cedió una derrota (2-0) inesperada ante un equipo que no se jugaba nada. El Recre no falló en su visita al filial granadino (0-2) y acaba esta penúltima jornada en la primera posición. Lo tiene todo a su favor para ser campeón -con 1 punto más lo conseguirá-. En la última jornada recibe al Villanovense, ya descendido, tras su derrota ante el Atlético Sanluqueño (0-1).

La ausencia por lesión de Otegui fue un duro golpe para el equipo, una baja muy sensible para el juego de creación de los melillenses, que apenas dispusieron de ocasiones en el Estadio la Nueva Condomina ante un equipo que mostró una gran intensidad. El Melilla dominó, pero no jugó como casi siempre, con esa ambición que le caracteriza cada domingo.

Si no hay ‘milagro’ en la última jornada -en forma de derrota del Recre-, el Melilla jugará el Play-Off como segundo o tercer clasificado. Así, para intentar ascender lo hará por el camino más largo, es decir, tendría que superar tres eliminatorias, a ida y vuelta, para poder estar la próxima temporada en la categoría del fútbol español, mientras que el Recre lo hará por el camino más corto -si gana la eliminatoria de campeones asciende, en caso contrario jugaría otras dos-.

No obstante, la derrota no puede ensombrecer la gran campaña del equipo, histórica por lo que se ha conseguido hasta el momento -ha disputado cuatro rondas de la Copa del Rey, en la última jugó ante el Real Madrid- y clasificado para el Play-Off, sin salir en todo el campeonato de las cuatro primeras posiciones.

Por su parte, el Club Melilla Baloncesto igualó el pasado sábado la serie de cuartos de final del Play-Off de ascenso a la Liga ACB ante el representante de Valladolid, después de haber perdido el primer encuentro en casa (76-78) y ganar el segundo (76-70). Los pupilos de Alejandro Alcoba estuvieron mucho mejor en este segundo duelo, supieron defender bien a los hombres importantes del cuadro pucelano y certificaron el triunfo en el último cuarto. El decano viaja ahora a Valladolid, con buenas sensaciones, con el objetivo de clasificarse para Final Four, aunque para ello deberá ganar los dos partidos.