www.melillahoy.es
Solo seis polizones llegaron en abril a la península tras el “nuevo esfuerzo” al que se está enfrentando la Guardia Civil para impermeabilizar el puerto comercial: los intentos de intrusión han descendido a la mitad
Ampliar
Solo seis polizones llegaron en abril a la península tras el “nuevo esfuerzo” al que se está enfrentando la Guardia Civil para impermeabilizar el puerto comercial: los intentos de intrusión han descendido a la mitad (Foto: Guerrero)

Sierras desea una pronta recuperación de los agentes e inmigrantes heridos en el último “asalto al perímetro”

martes 14 de mayo de 2019, 04:00h
El coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla, Antonio Sierras, expresó ayer públicamente su deseo de una pronta recuperación a los cuatro agentes del Cuerpo y los inmigrantes que el pasado domingo resultaron heridos en el “asalto al perímetro fronterizo”. Durante la celebración del 175 aniversario de la fundación de la Guardia Civil, Sierras hizo mención en su discurso a este intento de entrada, en la que un centenar de inmigrantes trataron de acceder de manera irregular a la ciudad a las 6.13 horas, de los cuales 52 lograron su propósito.

Sierras aprovechó su intervención para expresar el agradecimiento de los guardias civiles de la Comandancia de Melilla a quienes, desde su responsabilidad al frente de instituciones, de partidos políticos “o simplemente desde su participación en las redes sociales”, expresaron su apoyo “tras el asalto al perímetro fronterizo de ayer” y desearon una pronta recuperación de los lesionados. El coronel jefe dijo unirse a este deseo y sumó “el de la recuperación de los inmigrantes que resultaron heridos”.
No fue la única mención que Sierras realizó sobre la presión migratoria que sufre Melilla, ya que también se refirió en su discurso al “esfuerzo nuevo” al que se está enfrentando la Guardia Civil en la ciudad, en alusión a la impermeabilización del puerto comercial frente a quienes tratan de acceder a los barcos para llegar a Europa como polizones. Explicó que el instituto armado está reforzando la protección del puerto desde el 6 de febrero mientras se instalan los nuevos dispositivos, lo que ha permitido una reducción de intentos de entrada en las zonas públicas y restringidas de más de un 50 %.
También ha descendido el número de polizones llegados a la península, hasta el punto de que en abril se han registrado solo seis como “dato significativo”.
“Esperamos que este esfuerzo en inversión en infraestructuras de la Autoridad Portuaria y de recursos humanos de la Guardia Civil sirva para reducir uno de los factores del efecto llamada de Melilla que es la llegada como polizones a la Península”, apuntó Sierras, que en su intervención destacó el esfuerzo del Cuerpo en los pasos fronterizos y la protección del perímetro.