www.melillahoy.es
El número tres de la lista electoral del nuevo partido Adelante Melilla, Manuel Soria
El número tres de la lista electoral del nuevo partido Adelante Melilla, Manuel Soria

Adelante Melilla plantea la instalación de un cable submarino de Red Eléctrica que una la ciudad con la Península

El número 3 del partido, Manuel Soria, afirma que tendrá un coste de 200 millones de euros cuya inversión se amortizará en pocos años y con la que se obtendrán múltiples beneficios como incorporar energías renovables

miércoles 15 de mayo de 2019, 04:00h
El número tres de la lista electoral de Adelante Melilla, Manuel Soria, aseguró ayer que no existen condicionantes técnicos que impidan la instalación de un cable submarino de Red Eléctrica que una la ciudad con la Península de unos 50 megavatios. En cuanto al coste, respondió que serían en torno a 200 millones de euros que abonaría la Red Eléctrica Española porque “los españoles en su factura están pagando el coste de las centrales de fueloil de Ceuta y Melilla y esta inversión se amortizará en pocos años”. Soria apuntó que el cable submarino tiene múltiples beneficios como incorporar energías renovables, acceder a subvenciones y la no contaminación del aire de Melilla.
El número tres por Adelante Melilla, Manuel Soria, destacó que por primera vez recogerán una “política energética” en su programa comenzando por solicitar la instalación de un cable submarino de Red Eléctrica “al igual que ha hecho Ceuta e incluso Marruecos que tiene una interconexión con la Península”.

Soria explicó que en la ciudad la generación eléctrica se produce usando fueloil, cuyo petróleo procede del extranjero, y que finalmente pagan todos los españoles en su factura. La solución, cree que es “la interconexión de los territorios porque el hecho de que estemos aislados no es ningún argumento”.

Respecto a Melilla, resaltó que “somos una isla energética, no estamos dentro de la Red Eléctrica Española y las centrales de fueloil ya no existen en Europa, solo están en países del tercer mundo”.

En cuanto a los beneficios del cable submarino, el político expuso que se incorporarían energías renovables donde “cualquiera que tenga un tejado va a poder producir energía solar, eólica y la fotoeléctrica lo que supondrá unos ingresos a comunidades de vecinos, colegios, empresas y una generación de empleo”.

También, Soria sostuvo que se podrá desarrollar el coche eléctrico en Melilla y extender su uso “ya que los coches de combustión tienen fecha de caducidad.”
“Melilla no solo está situada en una zona de gran cantidad de sol sino también de viento, que son bastantes altos para producir electricidad bien con aerogeneradores en tierra o en zonas marinas”, apuntó.

El número tres señaló que “el otro día hubo un corte de luz y el estar integrado a la Red Eléctrica le daría mayor estabilidad al abastecimiento con un fin de la contaminación del aire de la ciudad y una mayor integración de las renovables”.

Así, aseguró que “iríamos a corriente con el resto de políticas del estado recabando subvenciones del Instituto de ahorro de energía y de la propia Unión Europea”.

En este asunto, informó que el 1 de junio se acaba el procedimiento para que la Red Eléctrica Española pueda ejecutar nuevos proyectos para el 2021-2025. “Desde el Gobierno de Melilla quieren seguir con el fueloil y si no avisa de un nuevo sistema energético nos quedaremos fuera”, comentó.

Por ello, desde Adelante Melilla pedirán al Ministerio de transición ecológica que les den “algún tipo de prórroga para presentar algún proyecto a la Red Eléctrica Española”.

Melilla, fuera de la Red Eléctrica
Soria hizo hincapié en por qué Melilla está fuera de la Red Eléctrica Española y expuso que “uno de los argumentos de la ampliación del Puerto es llevar allí las actividades industriales o consideradas molestas que, por un lado, no se tendrían que llevar porque la central de fueloil estaría resulta con el cable submarino que una la ciudad y la Península”. Además, para la incineradora propuso una nueva gestión de tratamientos de residuos y también el traslado de los depósitos de combustible “que hace muchos años que no funciona y ya todo el combustible se encuentra en el Puerto”.
“La Ciudad en estos 20 años no ha tenido una política de gestión del territorio y se trata de una política que no tiene que ver con la europea o la española”, concluyó.