www.melillahoy.es

El taller de cocina de Ramadán de Rusadir 21 permite a 500 melillenses poder romper el ayuno

El equipo de Rusadir 21 y la consejera de Presidencia
El equipo de Rusadir 21 y la consejera de Presidencia

Más de sesenta personas se han inscrito en esta actividad en la que además de aprender a elaborar platos típicos, contribuyen a una gran labor social

miércoles 15 de mayo de 2019, 04:00h
Un año más las cocinas del Colegio León Solá acogen el desarrollo del curso de cocina de Ramadán que imparte la Asociación Rusadir 21, bajo la dirección de Layla Mohamed Chaib y el magnífico equipo de mujeres de la junta directiva. La actividad, que cuenta con el patrocinio del Instituto de las Culturas, tiene un doble objetivo, por un lado, dar a conocer la rica y variada gastronomía amazigh y al mismo tiempo ayudar a quien menos tiene. De hecho, si el lunes repartieron 367 pack de alimentos a familias sin recursos, ayer se entregaron 500.
Ni las altas temperaturas ni las muchas horas de ayuno hacen mella en las comprometidas mujeres de la Asociación Rusadir 21 que se afanan delante de los fogones de la cocina del Colegio León Solá, para mostrar a las más de sesenta alumnas del curso (otras muchas más han quedado fuera por falta de espacio) cómo elaborar los platos típicos de la comunidad. Se confecciona harera, pastas, chubarquía, jeringos, pañuelos, cuscús dulce, pan de horno y churros, entre otros platos clásicos.

La presidenta del Instituto de las Culturas, Paz Velázquez, visitó ayer el taller y se sumó al grupo de alumnas. Aseguró que este taller es la actividad “más bonita que hacemos desde el Instituto en Ramadán, porque además del apartado gastronómico, se hace una labor solidaria muy buena que permite algo tan hermoso como dar comida a los que menos tienen”. De hecho, dijo que, si el lunes se entregaron 375 bolsas o packs de comida, ayer martes la cifra se elevó a 500. Los que acuden a retirar los packs son tanto personas solas como familias numerosas o personas mayores que viven solas. Muchas de esas madres de familia participan en el curso como alumnas dedicando horas y esfuerzo en elaborar parte de esos platos que después se podrán llevar a casa par la familia. Layla Mohamed Chaib, presidenta de Rusadir 21 y cocinera jefe del León Solá, indicó que entre quienes recogen su pack de alimentos se encuentran desde una pareja de ancianos, a una familia con nueve hijos. El pack incluye lo clásico para la ruptura del ayuno.

Indicó que los viernes el taller está dedicado a los niños y que lo que se les enseña principalmente es a confeccionar las pastas que se utilizan en el desayuno, en la pascua y añadió que este año, como novedad, cuentan con un servicio de guardería, en el que un grupo de monitoras se encargan de entretener a los hijos de las mujeres que acuden al taller.

Layla Mohamed Chaib aprovechó la ocasión para reiterar la necesidad de disponer de un local social en el que poder desarrollar su actividad, aunque reconoció que les resulta difícil encontrar uno que se ajuste a sus necesidades y a sus posibilidades económicas, aunque la consejera Velázquez le indicó que pueden hablar de concederles alguna ayuda para este fin.

La presidenta de Rusadir 21 agradeció al Instituto de las Culturas su confianza en la asociación, y en especial a su junta directiva, “que hace una gran labor”, afirmó emocionada.

El taller de cocina de Ramadán de Rusadir 21 permite a 500 melillenses poder romper el ayuno