www.melillahoy.es

Nueva vuelta de tuerca

jueves 16 de mayo de 2019, 04:00h
La polémica sobre el paso de los borregos, que amenaza con empañar por cuarto año consecutivo una festividad tan importante en Melilla como es el Aid El Kebir, da una nueva vuelta de tuerca y abre incógnitas sobre qué sucederá de cara a la próxima Pascua, prevista para el 11 de agosto. Es poco probable que el caso que está ahora en el juzgado se haya resuelto para entonces, pero todo dependerá de lo que salga de las urnas el 26 de mayo, lo que ocurra después de la declaración de la consejera dentro de un mes, y lo que determine el Gobierno central sobre si permite o no el paso de borregos, sobre todo después de los recientes casos de fiebre aftosa en Marruecos
Nueva vuelta de tuerca
Paz Velázquez tendrá que ir a declarar ante un juez por la polémica sobre el paso de los borregos. El Juzgado de Instrucción número 5 de Melilla ha citado a la consejera de Presidencia y Salud Pública el 12 de junio porque considera que sus actuaciones en los días previos al Aid El Kebir del año pasado, al no facilitar explotaciones ganaderas de la Ciudad Autónoma como destino de los borregos que pasaran de Marruecos hacia Melilla, “presentan características que hacen presumir la posible existencia de delito de prevaricación administrativa”.
El juez, en su auto, decreta que es necesario instruir diligencias previas porque por el momento no están determinadas “la naturaleza y circunstancias de tales hechos ni las personas que en ellos han intervenido”. De ahí que una de las primeras sea llamar a declarar a Paz Velázquez y al secretario técnico de la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente, Juan Luis Vilaseca. Será el 12 de junio cuando ambos se pongan ante el juez para explicarles la postura de la Ciudad Autónoma que tantas veces ha manifestado la consejera ante la prensa en los últimos años y que, por más que la explique, no termina de aclararse, hasta el punto de que un juez cree que puede ver indicios de delito. Aunque para determinarlo, tendrá que tomarle declaración antes y decidir si está todo en orden y archiva el caso, o sigue adelante con un procesamiento que pondría en duda su continuidad en el Gobierno en el caso de que el PP ganara las elecciones autonómicas. Eso, si Velázquez siguiera a pies juntillas el acuerdo de gobernabilidad que ha sostenido al Ejecutivo de Imbroda durante los últimos cuatro años pese a la pérdida de la mayoría absoluta del PP, y que supuso el sacrificio de Miguel Marín y María Antonia Garbín por estar los dos, en aquel momento, procesados por otros casos que al final tuvieron diferente resultado en los tribunales.
El caso es que la denuncia que presentaron contra Paz Velázquez once personas, entre ellos varios integrantes de CPM, ha superado el primer trámite y sigue adelante en sede judicial. La polémica sobre el paso de los borregos, que amenaza con empañar por cuarto año consecutivo una festividad tan importante en Melilla como es el Aid El Kebir, da una nueva vuelta de tuerca y abre incógnitas sobre qué sucederá de cara a la próxima Pascua, prevista para el 11 de agosto. Es poco probable que el caso que está ahora en el juzgado se haya resuelto para entonces, pero todo dependerá de lo que salga de las urnas el 26 de mayo, lo que ocurra después de la declaración de la consejera dentro de un mes, y lo que determine el Gobierno central sobre si permite o no el paso de borregos, sobre todo después de los recientes casos de fiebre aftosa en Marruecos. Demasiados factores y muy poco tiempo, menos de tres meses, para ver si Melilla puede tener, de nuevo, la fiesta en paz en el Aid El Kebir.