www.melillahoy.es

Especial 175 Aniversario de la Guardia Civil

Foto de familia con el Coronel  Sierras, en el Casino Militar con motivo de la inauguración de la  exposición
Ampliar
Foto de familia con el Coronel Sierras, en el Casino Militar con motivo de la inauguración de la exposición

La Guardia Civil Celebra 175 años contigo, 125 años en Melilla

jueves 16 de mayo de 2019, 01:43h
Hoy en un día especial ya celebramos el 175 Aniversario de la firma del considerado como Real Decreto fundacional de la Guardia Civil en el que se estableció su creación y dependencia del “Ministerio de Guerra por lo concerniente a su organización, personal, disciplina, material y percibo de haberes y del Ministerio de Gobernación por lo relativo a su servicio peculiar y movimientos”, siendo sus jefes” por lo que al servicio peculiar corresponde, los jefes políticos de las provincias”.

Estamos pues, ante un Cuerpo policial de naturaleza militar, que durante los 175 años ha permanecido con el mismo nombre, los mismos valores deontológicos y doctrinales, y las mismas dependencias organizativas, lo que le convierte en el más antiguo de España prestando servicio de manera interrumpida.
El Honor ha de ser la principal divisa del guardia civil;
Debe por consiguiente conservarlo sin mancha.

Una vez perdido no se recobra jamás.

Señora Delegada del Gobierno en España en Melilla
Señor Presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla
Señor Comandante General de Melilla

Excelentísimas e ilustrísimas Autoridades civiles y militares, oficiales, suboficiales, guardias civiles, señoras y señores, bienvenidos.

Hoy en un día especial ya celebramos el 175 Aniversario de la firma del considerado como Real Decreto fundacional de la Guardia Civil en el que se estableció su creación y dependencia del “Ministerio de Guerra por lo concerniente a su organización, personal, disciplina, material y percibo de haberes y del Ministerio de Gobernación por lo relativo a su servicio peculiar y movimientos”, siendo sus jefes” por lo que al servicio peculiar corresponde, los jefes políticos de las provincias”.

Estamos pues, ante un Cuerpo policial de naturaleza militar, que durante los 175 años ha permanecido con el mismo nombre, los mismos valores deontológicos y doctrinales, y las mismas dependencias organizativas, lo que le convierte en el más antiguo de España prestando servicio de manera interrumpida.

Este año celebramos también el 125 Aniversario de la presencia permanente de la Guardia Civil en Melilla y el centenario de la constitución de la Comandancia de Marruecos, que contaba en sus orígenes con las Compañías de Ceuta, Tetuán y Melilla y la sección de Larache.

En nuestra memoria de servicio en Melilla quedan hechos heroicos como la defensa de la Fábrica de Harinas en 1921 o humanitarios como la protección y auxilio al pueblo hebreo sefardí tras la independencia de Marruecos, o las múltiples acciones de salvamento en el mar de inmigrantes, actos que no son más que fruto del mandato constitucional de mantenimiento del orden y de la seguridad y de nuestro carácter benemérito.

Historia, la de la Guardia Civil, que ha dejado muchas páginas de sacrificio y heroísmo a la que miramos sin nostalgia, pero con el debido respeto. En nuestro recuerdo siempre estarán quienes dieron su vida, como los 2.714 muertos en ambos bandos de la fratricida Guerra Civil o los 230 asesinado por ETA o tantos y tantos guardias civiles muertos en el cumplimiento de su deber y defendiendo el orden legalmente establecido como el Guardia 2ºº Francisco Martín González víctima de una emboscada en Zeluan el 23.11.1909.

En un día como hoy, los guardias civiles no debemos olvidarnos de nuestras familias, a menudo testigos silenciosos de nuestros problemas, pero también de nuestros desvelos. A lo largo de la historia del Cuerpo son muchas las páginas escritas por las familias de los guardias civiles como en Melilla atendiendo a los heridos en la explosión del polvorín de Cabrerizas en 1928. Hoy, también quiero tener un recuero especial para los muchos hijos de Guardia Civil que, haciendo gala de los valores y de la mejor tradición transmitida por sus padres y madres, se presentan ante la sociedad fijando su condición de “Hijos del Cuerpo”, representando una extensión de la Institución y en muchas ocasiones, destacando como colaboradores privilegiados.

Muchas gracias hoy.

Hoy, el Cuerpo de la Guardia Civil es un cuerpo policial moderno, con más de 82.000 hombres y mujeres formados con los estándares que la Unión Europea exige. Un Cuerpo en continua adaptación y evolución a las nuevas formas de delincuencia, pero también a las nuevas exigencias que la sociedad y el gobierno demandan. Con responsabilidad en más del 80% del territorio español y en todo su mar territorial, con participación en más de 50 misiones u operaciones internacionales de paz desde el año 80, y actualmente integrante de la Fuerza de Gendarmería Europea junto a las fuerzas policiales de naturaleza militar de Francia, Italia, Portugal, Holanda y Rumania.

Pero también es un Cuerpo con innumerables retos y demandas. Junto a la cada vez mayor necesidad de especialización para afrontar con éxito modalidades delictivas de carácter económico o asociadas al uso de las redes y la ciberdelincuencia, el Cuerpo debe continuar con su permanente adaptación a las nuevas realidades sociales y la equiparación de derechos de sus guardias civiles, lo que exige mejoras presupuestarias y refuerzos de su plantilla
La Comandancia de Melilla, también las asociaciones profesionales que representan a los más de 650 guardias civiles que aquí prestan servicio, han solicitado incrementos de plantilla que permitan afrontar las necesidades de una Ciudad que tiene unos condicionantes y unas necesidades diferentes al resto, y también demandas, como una mayor presencia de mujeres en sus filas ya que, a pesar de que este año se ha celebrado el 30 aniversario de su incorporación al Cuerpo, el número de las aquí presentes no llega al 3% de la plantilla.

Esperamos y deseamos que se puedan dar las condiciones para que el Nuevo Gobierno de España pueda atender esas demandas de las que se han hecho eco todos los partidos políticos en la reciente convocatoria de elecciones.

Mientras tanto, estén todos seguros de que los guardias civiles seguirán dejándose la piel, mostrando su acreditado espíritu de sacrificio y abnegación para que los problemas cotidianos de fluidez y seguridad en los pasos fronterizos, de impermeabilización del perímetro fronterizo, de seguridad y garantía de fiscalidad en el puerto y aeropuerto, de la seguridad en la mar, de lucha contra el terrorismo y la delincuencia o de protección de la naturaleza sigan teniendo los altos estándares de calidad que la sociedad nos exige.

Esta Comandancia está realizando actualmente esfuerzos ya conocidos como los referidos en los pasos fronterizos o a la protección del perímetro, pero también nuevos, como el reforzamiento de la protección del Puerto desde el pasado día 06 de febrero mientras se instalan los nuevos dispositivos y que ha dado el resultado de una reducción de intentos de un 50% y de polizones llegados a la Península que, como dato significativo, en el pasado mes de abril fue solo de 6.

Esperamos que este esfuerzo en inversión en infraestructuras de la Autoridad Portuaria y de recursos humanos de la Guardia Civil sirva para reducir uno de los factores del efecto llamada de Melilla que es la llegada como polizones a la Península.

No quiero pasar por alto en este repaso por nuestra historia, y también por nuestro presente y futuro, el agradecimiento a los ciudadanos de Melilla y sus Instituciones que a lo largo de los 125 años nos han distinguido por su cariño y respeto.

Agradecimiento por las dos medallas de oro de la Ciudad concedidas en 1976 y en 2004, o por el permanente interés que por nuestro trabajo acreditan los 50 reportajes de medios locales, nacionales e internacionales o las 7 visitas de colegios o fundaciones nacionales e internacionales durante el año pasado.

Hoy, también quiero expresar el agradecimiento de los guardias civiles de la Comandancia de Melilla a todos aquellos que, desde su responsabilidad al frente de instituciones, partidos políticos o simplemente desde su participación en redes sociales, expresaron su apoyo tras el asalto al perímetro fronterizo de ayer y desearon una pronta recuperación de los lesionados; deseo al que me uno y sumo el de la recuperación de los inmigrantes que resultaron heridos.

No quiero dejar a un lado los agradecimientos por la ayudad inestimable para poder presentar ante los ciudadanos de Melilla la exposición sobre nuestra historia y presente. Gracias al Coronel Vicente León y su equipo del Casino Militar, Gustavo Cabanillas y la Fundación Gaselec,Ciudad Autónoma de Melilla, a los equipos de Ayudantía, GATI, mantenimiento, así como a los componentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla que están haciendo posible la exposición y a todos los donantes que están permitiendo recuperar nuestra historia y dar dignidad a la Sala de Honor de la Comandancia que albergará la Bandera de la Comandancia. Gracias a todos.

Debo finalmente recordar las palabras que el ministro del Interior recientemente escribió en el Libro de Oro ante la fotografía de nuestros compañeros melillenses Juan Antonio Díaz Román, Juan José Lago, Antonio Molina Martín y Juan Manuel Piñuel Villalón asesinados vilmente por la banda terrorista ETA: “Vuelvo a tomar conciencia de todo lo que habéis hecho y seguís haciendo por los españoles. Entregáis lo máximo de cada uno para que los demás podamos vivir en libertad”, palabras que son reflejo de otro de los artículos de la cartilla del Guardia Civil escrita en 1845: El Guardia Civil no debe ser temido sino de los malhechores; ni temible, sino de los enemigos del orden. Procurará ser siempre un pronóstico feliz para el afligido, y a su presentación el que se creía cercado de asesinos, se vea libre de ellos; el que tenía su casa presa de las llamas, considere el incendio apagado; el que veía a su hijo arrastrado por la corriente de las aguas, lo crea salvado, y por último siempre debe velar por la propiedad y seguridad de todos”.

Digamos, al unísono de ese sentir, un ¡Viva España, ¡Viva el Rey, ¡Viva el Orden y la Ley, Viva honrada la Guardia Civil!!
Mi agradecimiento a nuestro Sr. Coronel Sierras, que ha sido el artífice de que podamos disfrutar todos los ciudadanos de una magnífica exposición como la que se expone en el Casino Militar. Del 14 al 19 de mayo en horario que se reflejan en los carteles.

Reproducción integra del discurso emitido por el Sr. Coronel Jefe de la Comandancia don Antonio Sierras Sánchez, con motivo de los actos institucionales con motivo de la celebración del 175 Aniversario de la Fundación del Cuerpo de la Guardia Civil. Que tuvieron lugar en el Casino Militar en la tarde del pasado lunes 13 de mayo de 2019 .

Por Farid Mohamed.