www.melillahoy.es

Cine en Melilla

Casi Imposible

Por Ana de la Rosa

domingo 19 de mayo de 2019, 04:00h
Casi Imposible
Director: Jonathan Levine. Intérpretes: Seth Rogen, Charlize Theron, O’Shea Jackson jr.

Charlotte Field (Charlize Theron) es una de las mujeres más audaces, brillantes e influyentes del mundo. Eminente diplomática, inteligente y sofisticada, está dispuesta a presentarse como candidata a la presidencia de los Estados Unidos.

Fred Flarsky (Seth Rogen) es un periodista de talento y espíritu libre, con facilidad para meterse en líos, que apenas es capaz de sacar adelante su propia vida. No tienen nada en común, salvo que a los dos les encanta superar obstáculos imposibles y que ella fue la niñera de Fred y la primera mujer por la que se coló. Cuando Fred retoma inesperadamente el contacto con Charlotte, se la gana con su humor autocrítico y los recuerdos que conserva del idealismo juvenil de ella. Cuando se dispone a presentarse como candidata a la presidencia del país, Charlotte contrata a Fred para que le escriba discursos, ante la consternación de sus asesores de confianza.

Fred, un pez fuera del agua en el equipo de élite de Charlotte, no está preparado para ese estilo de vida. Pero para sorpresa de todos, incluidos ellos mismos, forman un excelente equipo.Aunque no tiene ningún sentido que puedan funcionar como pareja, a medida que Charlotte va subiendo en los sondeos, la relación empieza a caldearse entre bastidores. Su química les conduce a un romance por todo el mundo y a una serie de incidentes inesperados y peligrosos.

Acompañan a Charlotte y Fred: Lance (O’Shea Jackson jr.), amigo de Fred de toda la vida, que le anima a aceptar la idea de que él también merece amor, algo que nunca ha creído por completo; Maggie Millikin (June Diane Raphael), jefa de gabinete de Charlotte, su trabajo consiste en resolver los problemas mucho antes de que surjan; Tom (Ravi Patel), ayudante personal de Charlotte, puesto de trabajo indefinible que engloba ayuda de cámara, apoyo emocional e intermediario social; Chambers (Bob Odenkirk), presidente de Estados Unidos y jefe de Charlotte, antiguo actor de televisión que interpretó a un popular presidente antes de ser elegido para el cargo real, espera que la presidencia le sirva para alcanzar su verdadera ambición: dar el salto al cine; James Steward (Alexander Skarsgärd), primer ministro canadiense, soltero y experto en flirtear, y Parker Wembley (Andy Serkis), magnate de los medios que llevan su nombre.

El director Jonathan Levine nació y se crió en Nueva York. Comenzó a hacer películas cuando tenía 12 años. Tras graduarse por el programa de Arte y Semiótica de la Universidad Brown, trabajó en Nueva York como ayudante personal del guionista y director Paul Schrader. En 2002, Levine se trasladó a Los Ángeles para asistir al conservatorio del AFI (Instituto del Cine Americano) como director.

Las películas de Levine se caracterizan por el cruce de géneros y tonos, siendo al mismo tiempo divertidas, tristes, atrevidas, realistas y mágicas. Juega con los estereotipos para ofrecer algo tanto inesperado como completamente satisfactorio. Levine toma filmes que podrían resultar pedantes hechos por otros y crea obras amenas, reflexivas y, a menudo, conmovedoras, reflejando en ellas un período concreto de la vida con el que el espectador puede identificarse.

Levine debutó como director de cine con “Seducción mortal (Ecos de la oscuridad)” (2006), estrenada en Estados Unidos en 2013. Su segundo trabajo, “The Wackness” (2008), primero para el que escribió el guión, recibió premios del público en el Festival de Cine de Sundance y en el Festival de Cine de Los Ángeles, Levine fue nominado a un premio Independent Spirit al Mejor Guión Novel.

Otros trabajos suyos son: el drama nominado al Globo de Oro “50/50” (2011); “Memorias de un zombie adolescente” (2013), adaptación de la novela de Isaac Marion; dirigió y coescribió “Los tres reyes malos” (2015); ejerció de productor de la comedia “Mike y Dave buscan rollo serio” (2016), dirigida por Jake Szymansky, la comedia “Descontroladas” (2017), El guión de Casi imposible es de Dan Sterling y Liz Hannah. Sterling comenzó su carrera de guionista de comedia en la primera temporada de la popular serie “South Park”. Fue guionista y productor de la serie “El rey de la colina” durante cuatro temporadas; guionista y productor de “Las noticias de Jon Stewart”; productor ejecutivo de “Sarah Silverman”. Su primer guión de cine es “Casi imposible”, que figuró en 2011 en la Black List, la lista que recoge los guiones sin producir favoritos de los ejecutivos de Hollywood. Sterling recibió un premio del Sindicato de Guionistas (WGA) por su trabajo como guionista y asesor de producción de la serie de HBO “Girls”. En 2012, se incorporó a la última temporada de la comedia de la NBC “The Office” como productor ejecutivo. En 2014, el primer guión cinematográfico producido de Sterling, “The Interview (Una loca entrevista)”, provocó un ciberataque contra Sony, que se cree fue perpetrado por hackers norcoreanos.

Liz Hannah es autora del guión de “Los archivos del Pentágono”, dirigida por Steven Spielberg, que cuenta la historia de Katharine Graham, la primera mujer editora del periódico The Washington Post, y Ben Bradlee, que se unen al diario The New York Times para sacar a la luz un enorme encubrimiento de secretos del gobierno que abarca cuatro décadas y cuatro presidentes de los Estados Unidos. Por este guión, Hannah recibió el premio Paul Selvin de 2017 del Sindicato de Guionistas (WGA) y fue nominada al Globo de Oro y al Critics Choice. Este guión fue segundo en la Black List de 2016 y Hannah fue elegida uno de los 10 principales guionistas a seguir de la revista Variety en 2017.

Hace bastantes años, Dan Sterling se propuso ver si podía encantar a un personaje que se había vuelto completamente desencantado. Por entonces, era guionista del irreverente programa de actualidad “Las noticias de Jon Stewart”. La creación del personaje comenzó pensando en un tipo que, como él mismo por esa época, se había vuelto cínico con respecto a todo, desde la política al amor, porque nada parecía funcionar muy bien. ¿Y si este tipo se enamorara de una mujer llena de fuerza y luz, que le obligara a cambiar su propia visión del mundo para poder tener la más mínima posibilidad con ella? Así nació Fred Flarsky, un impenitente periodista estilo “gonzo” de firmes convicciones, que todavía intenta dejar huella en esta época de medios corporativos. Sterling le veía como un tipo que se va acercando a la mediana edad, cuya carrera periodística está a punto de morir y se encuentra, en muchos sentidos, a la deriva. Entonces se preguntó: “¿Quién sería la mujer más inolvidable y poderosa por la que Fred Flarsky podría interesarse?”. Lo que le llevó a la creación de Charlotte Field, la llama que Fred ha sido incapaz de extinguir desde su infancia: su niñera absolutamente inalcanzable, quien, desde el instante en que la conoció, le sirvió de inspiración y parecía a años luz fuera de su alcance.

Charlotte se ha convertido en una de las mujeres más impresionantes e influyentes del mundo, mientras Fred se ha dedicado a sacar trapos sucios para la publicación local Brooklyn Advocate. A primera vista, son dos tipos absolutamente contrapuestos, pero hay cosas en las que conectan.

Lo verdaderamente extraña que resulta esta pareja empezó a cristalizarse cuando Charlize Theron se embarcó en el proyecto para interpretar a Charlotte, además de incorporarse al equipo como productora a través de su compañía Denver & Delilah. La historia que cuenta Casi imposible transcurre en distintos lugares del mundo: Nueva York, Washington D.C, Francia, Suecia, Argentina, Japón y las islas Filipinas. Las diferentes localizaciones fue todo un reto para el equipo.

Para dar vida a todo ello y conseguir que la comedia se desarrollara en entornos sofisticados, Levine reunió a un equipo encabezado por el director de fotografía Yves Bélanger, que ha filmado dramas como “Dallas Buyers Club” y “Brooklyn”, así como las premiadas series de televisión “Big Little Lies” y “Heridas abiertas (Sharp Objects)”; la diseñadora de producción Kalina Ivanov, ganadora del Óscar por “Pequeña Miss Sunshine”, y la diseñadora de vestuario Mary Vogt, cuyo trabajo más reciente es el gran éxito de taquilla “Crazy Rich Asians (Locamente millonarios)”.

Se crearon escenarios como el Despacho Oval. El equipo consiguió un set utilizado anteriormente en las películas de X-Men, integrando en la decoración objetos que recordaran la anterior profesión del presidente, como el televisor que sustituye el famoso retrato de la pared y un escritorio que no era el Resolute (Resolute es el escritorio elegido con más frecuencia por los presidentes para el Despacho Oval) porque Chambers no es un presidente serio. Para transformar un 747 en el Air Force 2, segundo hogar de Charlotte, Fred y el personal de la futura presidenta, Kalina Ivanov contó con la ayuda de un antiguo ayudante del secretario de Estado John Kerry.

El set más complicado fue el de la fiesta en la que Fred tiene su encuentro con Charlotte, ya que era imprescindible que hubiera espacio para una escena arriesgada en mitad de una fiesta con una actuación de Boyz II Men. La música también desempeña un papel importante para unir a la pareja. Nostálgicos ambos del grupo R&B de los años 90, que cosecharon múltiples éxitos, Boyz II Men contribuye a juntarlos. Levine ha tenido muy en cuenta todos los componentes de la película, desde las interpretaciones, a la imagen o la música. Los intereses comunes sumamente insólitos, pero cada vez más amplios, fueron siempre el quid de la película. Resume: “Espero que lo que los espectadores tengan ocasión de sentir es parte de esa emoción, adrenalina y sensación de descubrimiento que hay al empezar una relación que nunca imaginabas que pudiera suceder. En el centro de todo eso se hallan Seth y Charlize, descubriendo las formas más asombrosas de crear una conexión que resulta a la vez absurda, íntima y real”.