www.melillahoy.es
Gema Aguilar, en la entrevista concedida a MELILLA HOY
Ampliar
Gema Aguilar, en la entrevista concedida a MELILLA HOY (Foto: Guerrero)

“La mitad del presupuesto anual de la Ciudad Autónoma se va en amigotes y no cunde en trabajo”

Entrevista a Gema Aguilar, candidata de Unidas Podemos a la Asamblea

lunes 20 de mayo de 2019, 04:00h
Gema Aguilar nació en El Rubio (Sevilla), creció en Fuengirola (Málaga) y reside en Melilla desde 2003, ciudad en la que lidera Unidas Podemos desde 2015. Este es su segundo intento de entrar en la Asamblea e impulsar un cambio.

- ¿Por qué pide el voto para Unidas Podemos?
- Pido la confianza para Unidas Podemos para poder entrar en la Asamblea de Melilla, dar luz y taquígrafo a lo que está sucediendo en nuestro Ayuntamiento, y poder empezar a cambiar la visión que estamos dando de ser la ciudad más corrupta de todo el territorio nacional. También para cambiar cosas que son muy sencillas y que, solo ejerciendo la responsabilidad que le compete a quienes están cobrando a diario por ello, mejoraría sustancialmente las condiciones de Melilla. Por ejemplo, la externalización de servicios básicos, en los que hay unos pliegos de condiciones con las empresas que se incumplen. La última responsable es la administración, por lo que, simplemente obligando a que el consejero o la consejera cumpla con la responsabilidad que pone en esos pliegos, terminaríamos con gran parte del despilfarro que tenemos en la ciudad, revertiría positivamente en los servicios que se prestan, y se daría una mejora sustancial de las condiciones de las personas que trabajan para el Ayuntamiento.

- ¿Hay alguna medida estrella en el programa de Unidas Podemos?
- Nuestras medidas estrellas van, fundamentalmente, dirigidas a crear empleo en la ciudad. ¿Cómo? Hay que terminar con el despilfarro que hay en la ciudad e invertir donde más necesidades haya para cubrir las carencias. Queremos que el 1% del presupuesto anual de Melilla, que son casi tres millones de euros, se destinen a invertir en mujer y en igualdad. También queremos destinar un 1% para la accesibilidad en nuestra ciudad, porque creemos que toda la administración pública tiene que ser accesible y no solamente con una rampa o un ascensor, sino cubriendo una necesidad. En Educación queremos duplicar el número de técnicos en Infantil, que haya uno por aula y que se abran los colegios más tiempo, incluso los fines de semana, lo que va a generar un trabajo estable todo el año.
En la Purísima vamos a crear empleo competente. Queremos duplicar el personal de la plantilla, concretamente los educadores sociales, psicólogos, psicopedagogos, personas de audición y lenguaje y profesionales de la pedagogía terapéutica para que atiendan a personas con una discapacidad concreta… Pero sobre todo, hacen falta educadores sociales, que ahora solo hay 10 en una plantilla de 80. El resto son auxiliares de educador, que ‘es el agujero de colocación de mis colegas’ porque no necesitan méritos ni estudios.
Lo que hay que hacer es dejar de despilfarrar y poner fin a la corrupción, porque la mitad del presupuesto anual de la Ciudad Autónoma se va en amigotes y no cunde en trabajo, y eso tiene consecuencias para la ciudad. Ojalá la gente confíe en mí para entrar en la Asamblea, porque tengo las manos libres y porque voy a intentar sacar a la luz no nada secreto, sino un pliego de condiciones que no haya que ir descargando página por página desde tu casa, como ocurre ahora, que es dificultar la administración.

- En las elecciones generales, Podemos suele sacar más votos que en las municipales, sin lograr los sufragios suficientes para entrar en la Asamblea. Si repiten los votos del 28 de abril podrían entrar con un diputado, ¿esperan mantener estos votos de hace tres semanas?
- Estamos cerca. Estábamos en un 3,8%, y tenemos que llegar al 5%. El panorama es positivo en cuanto a que la presencia de partidos era casi la misma que hay ahora mismo, y eso puede interpretarse como un suelo con confianza. Pero nos queda trabajar toda la campaña y seguir diciéndole a la gente que no nos van a temblar las piernas para decirle a la gente, ya sea en el gobierno o la oposición, lo que está ocurriendo dentro para que se sepa, para que se analice y se resuelva. Así que nos queda trabajo, honestidad, transparencia y pedirle el voto a la gente las próximas elecciones del 26 de mayo.

- ¿Pero incluso después de que Podemos fuera, junto con el PP, el partido que más votos perdió en las generales?
- Nosotros partimos aquí de que el no ya lo tenemos por delante y que hay que construir. Y que con una persona que nos escuche, estamos cambiando algunas cosas. No hay lastres, hay camino. Caminante no hay camino, se hace camino al andar.

- ¿Por qué cree que Melilla sigue siendo de los pocos lugares donde Podemos sigue sin representación parlamentaria? ¿Piensa que el discurso cercano a la inmigración irregular les ha penalizado?
- Porque el número de personas que ha confiado en Unidas Podemos no ha sido suficiente para que podamos tener representación en la Asamblea, pero no lo achaco a ningún motivo concreto, sobre todo porque somos la ciudad con más índice de abstención. Es más, veo a Melilla como un pueblo sin piernas pero que camina, como canta Calle 13. Es una ciudad nueva, joven, que está creciendo, que va a un ritmo impresionante de rápido en el desarrollo, lo que ocurre es que las condiciones políticas a las que se ha visto sometida son más duras de las que se han vivido en otras partes de España. La gente es muy inteligente a nivel político, otra cosa es el runrún de lo que suena en la calle, que no es el sentir. Esperemos que no tengan miedo al cambio. No hay que sentir miedo, vivimos en un país democrático y no hay que tener miedo a decir lo que piensas porque quien te quiera, te va a querer igual, sobre todo en Melilla, donde hay mucha gente buena.

- Todo hace prever que no habrá mayoría absoluta. ¿Con qué partidos pactarían ustedes si entran en la Asamblea o con quiénes no?
- Las decisiones importantes en Unidas Podemos las toman los inscritos. Si tenemos la oportunidad de entrar en la Asamblea y no hay mayoría absoluta, esperamos tres panoramas: Uno es el tripartito de Colón, que es el mismo perro con distinto collar y con unas ideas de la ultraderecha casposas que el PP disimulaba y Vox no disimula. Para ellos, su concepto de política es utilizarla para el beneficio propio. Ciudadanos son veletas y van a arrimarse al sol que más calienta. Con el tripartito de Colón no veo que vaya a mejorar, sino que va todavía a empeorar la situación de la ciudad. Nosotras creemos que con el dinero público y hay que trabajar el servicio público.
Luego nos podemos encontrar otro panorama, que es que Unidas Podemos se quedara al margen porque no fuéramos directamente necesarias, porque nuestra exigencia no es seguir esto como una agencia de colocación. CPM, PSOE y Cs no lo hicieron con PPL hace 4 años y se tiraron más de un mes mareando la perdiz. Con este panorama, se monta el tripartito de ‘yo vendo el cambio, pero llevo 20 años en la oposición y no visibilizado ni he sacado a la luz la corrupción que hay en esta ciudad’. Eso, a pesar de los ingresos económicos que tiene aquí cualquier partido desde que entra en la oposición. Porque con solo un diputado en la Asamblea, directamente te dan 150.000 euros para contratar a tres personas, y a ello se le suma que se acaban de subir las cantidades económicas que la Administración le da los partidos por estar ahí, pasando de 900 euros al mes a 2.000 euros al mes, y de 190 euros al mes por diputado, a 350 euros. En eso han estado de acuerdo PSOE, Cs, CPM y PP justo antes de las elecciones. Esto es solo con tener un diputado, que si tienes más, las cantidades suben. Y CPM que ha tenido siete diputados y el PSOE que tiene tres, ¿cómo no han denunciado y sacado a la luz? No lo denuncies si no tienes capacidad, pero saca a la luz las cosas. Si existe esa triple formación, habrá un cambio a mejor porque hay que limpiar y varear para que las aceitunas caigan del olivo y que el año que viene nazcan aceitunas nuevas, pero no va a haber empuje si Unidas Podemos no está dentro.
Por eso es muy importante que nosotras estemos dentro, que es el tercer escenario, porque nosotros no tenemos a nadie detrás, ni lo queremos, solo queremos a la gente. Si tenemos la oportunidad de dar el apoyo a CPM o al PSOE para que gobierne, lo vamos a consultar a los inscritos, aunque yo estoy en la tesitura de defender ese cambio. Pero tendremos que sentarnos previamente, porque esto tiene que ser transparente y dar carpetazo a las redes clientelares con una bolsa de trabajo clara, físicamente y en internet. Coordinarnos entre las consejerías y con la sociedad civil, terminar con la corrupción, dar empleo, acabar con el despilfarro y dialogar y que las cosas se vean claritas. Si Unidas Podemos no está, eso se lo saltan a la torera, porque llevan 20 años ahí y tienen sus nichos de empleo privados.

- ¿Cómo han vivido desde Melilla las luchas que se han mantenido en Podemos a nivel nacional?
- No tengo una respuesta clara, lo que sí sé es que empezar un partido político que le pide dinero a la gente a través de microcréditos y es a quien se debe, eso significa que tenemos unos recursos limitados. Los compañeros que se han ido, todos salen con la cabeza alta porque su periodo político ha sido digno y honesto, y es verdad que en el partido habido discusiones y que quizá no se ha hecho de la mejor manera, pero la gente que se ha ido sabe que puede volver cuando quiera y que no es la persona, sino que tiene que ser la herramienta y que los inscritos deciden. Hay cosas negativas, pero cuántas positivas estamos incidiendo para el cambio real. Salimos dignos porque nos debemos a la gente. A los demás partidos hay que preguntarles de dónde están sacando el dinero que derrochan en la campaña y a quién se deben. Están pidiendo favores, pero Unidas Podemos no pide favores ni a nivel estatal.

“¿Qué se mueve en las fronteras para que los mayordomos de los ricos, que son los políticos, permitan esta situación?”

- ¿Cómo ve la situación de la frontera, un asunto en el que se ha centrado mucho su partido?
- La frontera tiene solución. Siempre ha tenido solución, lo que pasa es que los intereses de unos pocos, sus malas formas de actuar, impiden que todo el mundo pueda beneficiarse de un espacio fronterizo, comercial, de intercambio cultural, y de intercambio educativo. Pero hay que querer y tener voluntad política, sabemos las competencias como están distribuidas, y a quién compete el esfuerzo de hacer de la frontera un espacio donde se cumpla la legislación y donde quede todo claro y por escrito. Si nosotras entramos en la Asamblea, queremos impulsar por todos los medios que el trabajo sea digno en la frontera y que haya instrucciones claras y por escrito. La pregunta es por qué se deja que la frontera sea lo que es. ¿Qué dinero se está moviendo y qué se mueve en las fronteras para que los mayordomos de los ricos, que son los políticos de Melilla, permitan que esta situación esté? Para nosotras, la frontera tiene que ser segura, y para ello hay que dar instrucciones claras y por escrito a quien trabaja en la frontera.