www.melillahoy.es

BALONCESTO - PLAY OFF DE ASCENSO

Caleb Agada volvió a cuajar una gran actuación, con 25 tantos de valoración
Caleb Agada volvió a cuajar una gran actuación, con 25 tantos de valoración (Foto: GUERRERO)

El decano se gana su billete para Bilbao

Los de Alcoba disputarán la Final Four los días 1 y 2 de junio

miércoles 22 de mayo de 2019, 04:00h
El internacional danés Jonathan Gilling fue el máximo anotador de su equipo y del partido, con 17 puntos.
El Melilla Baloncesto se impuso ayer, en el quinto y último encuentro de la eliminatoria de cuartos de final, al Carramimbre CBC Valladolid por el resultado de 77-71, logrando así su clasificación para la Final Four que se disputará en Bilbao los días 1 y 2 de junio.
Los melillenses fueron muy superiores y llevaron la iniciativa en el marcador durante buena parte del encuentro, llegando a contar con una máxima renta de 24 puntos (44-20) a poco más de dos minutos de alcanzarse el tiempo de descanso. Los de Paco García volvieron a demostrar que son muy competitivos y que nunca se rinden, consiguiendo rebajar su desventaja a solo cuatro puntos, aunque cuando apenas restaban 40 segundos para el final del partido (73-69). Los locales mantuvieron la calma y a base de tiros libres se apuntaron el tercer punto de la serie.
El choque se había iniciado con una canasta de Felipe Dos Anjos, contestada con un 0-5 de los pucelanos que lograban mandar en los compases iniciales. Los de Alejandro Alcoba no tardaron en coger el mando del choque con un 7-0 culminado con un tiro a tablero convertido por Javi Marín, con lo que se pasaba de un desfavorable 4-7 a un favorable 11-7, a 4’37”. Los azulones darían otro arreón minutos más tarde, yéndose al término de este primer acto cinco puntos arriba (19-14), después de un parcial de 8-2.
El segundo cuarto sería, y pese a que fueron los visitantes los primeros en anotar, un auténtico monólogo de los de Alejandro Alcoba, que dominaron en todos los aspectos del juego a su rival. De este modo, y con una excelente defensa que asfixió a los de Paco García, el Melilla Baloncesto se fue marchando en el luminoso hasta disponer de una diferencia de 24 puntos (44-20), a 2’20”. El Carramimbre CBC Valladolid se mantuvo casi cinco minutos sin ver el aro contrario, espacio de tiempo en el que recibió un increíble 17-0. Los melillenses tuvieron en Jonathan Gilling a su mejor jugador, muy inspirado desde la línea de 6’75 al igual que algunos de sus compañeros. Al intermedio el electrónico indicaba un contundente y tranquilizante 46-25.
Tras el paso por los vestuarios, los de Paco García salieron con otro talante, dispuestos a poner en entredicho lo que parecía una clara victoria del Melilla Baloncesto. Así, con una mayor agresividad y con un mejor acierto en el tiro, redujeron a once su desventaja al a conclusión del tercer cuarto (60-49).
Los de Alejandro Alcoba tuvieron que volver a ponerse el mono de trabajo para impedir que la victoria peligrara. El encuentro se iba complicando para los locales con el paso de los minutos, que veían como los pucelanos se situaban a seis puntos (62-55), tras un 0-6 ya que Caleb Agada había inaugurado este periodo. Afortunadamente, cuando peor pintaban las cosas, Gjuroski enchufaba un triple salvador (65-55). Aun así, los castellano-leoneses no habían dicho su última palabra, estrechando todavía más el marcador a 38 segundos (73-69).
En los compases finales se produjo un carrusel de faltas personales que llegaron a acercar a los vallisoletanos a solo tres puntos (74-71), aunque solo faltaban ocho segundos para el término de la contienda. Josep Franch y Gilling se dirigirían a la línea de 4.70 para certificar el triunfo de su equipo (77-71).

Alejandro Alcoba
El técnico del Melilla Baloncesto se mostró, en rueda de prensa, “muy satisfecho por la victoria” y “muy orgulloso por el ambiente que se vivió en el ‘Javier Imbroda’”. Sobre la Final Four, calificó a Bilbao, si logra clasificarse, “como favorito, por jugar en casa, y todo lo demás un cara o cruz”.