www.melillahoy.es
La Ciudad Autónoma quiere “volcarse” con la Educación porque no se fía de lo que “está haciendo el PSOE actualmente” con el proceso de escolarización: “Nos lleva a un callejón sin salida y Melilla se muere”
Ampliar
La Ciudad Autónoma quiere “volcarse” con la Educación porque no se fía de lo que “está haciendo el PSOE actualmente” con el proceso de escolarización: “Nos lleva a un callejón sin salida y Melilla se muere”

PP promete ayudar a crear 800 o 900 plazas de alumnos de Educación Infantil y Primaria

Serían tres nuevas líneas para alumnos de 3 a 12 años, en total 27 aulas, con un gasto de explotación de 1,5 millones

jueves 23 de mayo de 2019, 04:00h
El PP ha propuesto la colaboración de la Ciudad Autónoma para crear de 800 a 900 plazas de Educación Infantil y Primaria, que estaría dispuesto a subvencionar si fuera necesario, al igual que ha hecho esta Administración para promocionar y aumentar el número de alumnos en el Campus Universitario. En rueda de prensa, el presidente y cabeza de lista del PP a las elecciones autonómicas, Juan José Imbroda, recordó que la Ciudad Autónoma subvenciona cada año a la Universidad de Granada con más de 5 millones, una “voluntad” que ha permitido que el Campus haya crecido en número de alumnos y titulaciones.

Imbroda explicó que esta medida supondría la creación de tres nuevas líneas para alumnos de 3 a 12 años, lo que equivale a 27 nuevas aulas con una capacidad de entre 800 y 900 plazas de Educación Infantil y Primaria y un gasto de explotación de entre 1,4 y 1,5 millones de euros anuales, lo que obligará a deducirlo de otras partidas.
Puso en valor el ofrecimiento de la Ciudad Autónoma para colaborar en este ámbito de manera “descaradamente decidida” pese a no tener competencias en Educación, algo que prometió hacer el lunes siguiente de la celebración de las elecciones, ya que está convencido de la victoria del PP.
“Vamos a subvencionar, a financiar y a hacer todo lo necesario para que en Melilla haya otras tres líneas y que los niños puedan ir al colegio y se escoger también colegio, no solo los que viven en Marruecos”, afirmó Imbroda.
Argumentó que la Ciudad Autónoma quiere “volcarse” con la Educación porque dice no fiarse de lo que “está haciendo el PSOE actualmente” con el proceso de escolarización de niños sin exigir el certificado de empadronamiento para acreditar la residencia legal en Melilla y “retorciendo” la orden del Ministerio de Educación y Formación Profesional.
Según Imbroda, en estos momentos se está escolarizando a niños en Melilla “casi con un billete de autobús”, y advirtió de que de seguir así, podrían ser “cientos y miles” los que accedan a los centros educativos de la ciudad, a pesar de que la Educación en Melilla “ya está mal y sobrepasada” y, pese a todo, el PSOE lo lleva a cabo y a CPM “le ha parecido muy bien”.
“El PSOE nos está engañando y llevando a un callejón sin salida, y no lo vamos a permitir. Melilla no se nos puede morir y eso sí que es de verdad que Melilla se muere”, afirmó Imbroda tras asegurar que su partido va a reconducir la situación en los tribunales, negociando con el Gobierno central o poniendo medios. De ahí que Imbroda expresara el convencimiento de su partido para lanzarse de una manera “potente” con la Educación Infantil y Primaria.
Asimismo, dejó claro que no se trata de un “brindis al sol” al afirmar que en el Gobierno de Melilla ya saben cómo abordar esta medida y cuánto presupuesto será necesario, aunque evitó decir dónde estarían ubicadas estas aulas “para evitar que las autoridades oficiales del PSOE se pongan a pararlo”.
No obstante, afirmó que “si hay que buscar un solar, se buscará debajo de las piedras” para acabar con los “verdaderos dramas de niños que no pueden ser escolarizados” por falta de plazas y, pese a todo, “el PSOE viene y escolariza a marroquíes sin más”, algo con lo que “hay que acabar porque se daña a la Educación y a los niños de Melilla”.

Contratos fijos de 12 meses para los trabajadores de Educación Infantil

También en materia educativa, Imbroda expresó el compromiso del PP de cambiar la situación de los trabajadores de Educación Infantil, contratados de una forma fija discontinua, dado que en julio son cesados para volver a contar con ellos en el inicio del nuevo curso escolar en septiembre.
Imbroda prometió que los contratos de este colectivo serán de 12 meses y de esta forma no solo se hará justicia social, sino que también las escuelas infantiles podrán abrir más meses al año y favorecer así la conciliación laboral y familiar de los padres que tienen allí a sus hijos.