www.melillahoy.es
Una patrulla del GPR consiguió interceptar al ladrón
Ampliar
Una patrulla del GPR consiguió interceptar al ladrón

La Policía Local detiene a un individuo por intentar robar un teléfono móvil a punta de cuchillo

Ocurrió a plena luz del día en la calle General Weyler.- La víctima se resistió y el ladrón terminó tirándola al suelo

viernes 24 de mayo de 2019, 04:00h
La Policía Local ha detenido a un individuo de nacionalidad marroquí y de 45 años de edad como el presunto autor de un robo con violencia e intimidación, después de intentar robar a un hombre el teléfono móvil a punta de cuchillo y tirarlo al suelo durante el forcejeo.
En una nota de prensa, la Policía Local ha informado de que los hechos ocurrieron el pasado día 17 en la calle General Weyler, a las 13.00 horas, cuando una patrulla del Grupo de Prevención y Reacción (GPR) que prestaba servicio por la Avenida Reyes Católicos fue fueron requerida por la víctima.
Esta persona visiblemente alterada, junto con un militar que prestaba servicio en la Comandancia General de Melilla y había acudido a auxiliarlo tras ser testigo de los hechos, manifestó que un individuo se le había acercado y le había sacado un cuchillo y tras amenazarlo e intimidarlo con él, le había tratado de robar el móvil.
En ese momento se produjo un forcejeo entre ambos y el ladrón tiró al suelo al afectado, para acto seguido, para a continuación darse a la huida, sin conseguir llevarse el móvil, ante los gritos y voces de la víctima pidiendo ayuda.
Los agentes procedieron a dar una batida en compañía del afectado con el vehículo policial para intentar localizar al autor de los hechos, que había escapado a la carrera hacia la calle Plus Ultra, consiguiéndolo instantes después al ser reconocido por la víctima y sin ningún género de dudas, por lo que fue interceptado por los agentes, que procedieron a su detención.
La Policía Local le intervino en el posterior cacheo de seguridad un cuchillo y unas tijeras ocultos en la parte trasera del pantalón, siendo reconocido el cuchillo por el afectado como el arma usada por el presunto delincuente para la comisión del delito.
La víctima fue trasladada hasta un centro médico, donde le trataron las lesiones que le habían ocasionado la caída al suelo para, posteriormente, hacer acto de presencia en Policía Nacional y presentar la correspondiente denuncia.
El presunto autor de los hechos a su vez fue conducido hasta las dependencias policiales, donde quedó ingresado en los calabozos a la espera de su puesta a disposición judicial.