www.melillahoy.es
La formación morada, encabezada por Al Ouryachi, entonando al unísono un ‘Sí se puede’
La formación morada, encabezada por Al Ouryachi, entonando al unísono un ‘Sí se puede’

Unidas Podemos apuesta por “limitar los privilegios de los representantes”

Al Ouryachi asegura que “estamos decididos a impedir más subidas salariales”

viernes 24 de mayo de 2019, 04:00h
El número dos de las lista de Unidas Podemos, Nassim Al Ouryachi, aseguró ante los medios de comunicación que “uno de los principales objetivos de Unidas Podemos ante las próximas elecciones locales es entrar a formar parte de la Asamblea para limitar privilegios como el salario de sus representantes”. Asimismo, recordó que “en 2018 el partido del Gobierno y la oposición se pusieron de acuerdo para subir las asignaciones a las formaciones y los sueldos de sus miembros”.

“No más subidas salariales”
“Consideramos inviable que nuestros políticos y nuestras políticas cuenten con determinados privilegios y que estos vayan a más, cuando la realidad es que en Melilla no están garantizados servicios tan básicos como el agua”, reprochó Al Ouryachi. De esta manera, el candidato morado subrayó que su formación apuesta “decididamente por impedir más subidas salariales por parte de los miembros de la Asamblea, además de revisar los complementos económicos que reciben y reducir los cargos por libre designación”.
El número dos aseguró que para Unidas Podemos “la transparencia tiene que estar plenamente garantizada y por eso se va a exigir que se publiquen todos los contratos públicos que se formalicen, así como su proceso y los pliegos”. “Lo haremos con antelación suficiente para estar vigilantes y poder actuar ante casos de monopolio”, mantuvo Al Ouryachi. En este sentido, el candidato aseguró que su formación “promoverá procesos participativos una vez que se aprueben los presupuestos anuales”.

Desvinculación de sectores
El número dos de la lista morada recalcó que desde su formación política también defienden que “es necesario desprivatizar determinados sectores viendo la gestión que se hace desde el ámbito privado, como la limpieza de la ciudad, la recogida de basura o el agua”. “A las pruebas nos remitimos: hogares en los que apenas llega el suministro, terrenos convertidos en auténticos vertederos o sistemas de eliminación de basura que son tóxicos y caros”, añadió, en su discurso.