www.melillahoy.es
Como ya es tradición, el PP hizo ayer su último puerta a puerta en la Plaza Menéndez Pelayo, junto a la sede del PP
Ampliar
Como ya es tradición, el PP hizo ayer su último puerta a puerta en la Plaza Menéndez Pelayo, junto a la sede del PP (Foto: Guerrero)

Imbroda dice tener “las manos limpias y a prueba de bombas” pese a la campaña “podrida” contra el PP

En el último puerta a puerta del PP, aseguró que su partido lo integra “gente honesta, trabajadora, humilde y sencilla”, que son “melillenses de toda la vida” y que, aunque son de diferentes religiones, creen “en la unidad”

sábado 25 de mayo de 2019, 04:00h
El presidente y cabeza de lista del PP de Melilla al 26-M puso ayer el broche a la campaña electoral de su partido mostrando sus manos a las cámaras para dejar claro que “están limpias y a prueba de bombas”. De esta manera, el líder popular quiso pedir la confianza de los melillenses frente a la “campaña sucia, nefasta y podrida” que ha sufrido su partido, sobre la que mostró sus sospechas de que pueda estar “financiada” desde la ciudad, y de la que está convencido de que ha sido “la más sucia de la democracia” en Melilla.
Imbroda, en el último puerta a puerta que desarrolló su partido en la Plaza Menéndez Pelayo, aseguró que su partido lo integra “gente honesta, trabajadora, humilde y sencilla”, que son “melillenses de toda la vida” y que, aunque son de diferentes religiones, creen “en la unidad, en la unión de la hermandad de todos”, y fundamentalmente “en Melilla”.
Por ello, Imbroda llamó a que no suceda lo que ya pasó en las elecciones generales con la división del voto y, por el contrario, “se unan los esfuerzos” para que Melilla siga teniendo “una sociedad abierta, integradora, plural, constitucional al máximo, que crea en la justicia, la liberad y en el modelo de sociedad que hay en España y en Europa”.
Para ello, recordó que al PP le hace falta ayuda de todos los melillenses, ya que esto es una tarea común de toda la población y no de él solo como candidato del partido. En este punto, Imbroda garantizó que si el PP gobierna, lo hará “para todos los melillenses”, a los que les vendrá bien que el PP gane las elecciones. “Incluso a Aberchán le viene bien”, afirmó Imbroda al señalar que con el PP al frente del Ejecutivo local “no habrá problemas de cismas que pudiera haber en un futuro”.
“No quiero dos fosos en Melilla, ni separación musulmanes o cristianos, ni de musulmanes buenos y musulmanes malos. Eso es malo para Melilla y es a lo que juegan Aberchán y CPM”, advirtió Imbroda antes de dejar claro que, “cuanta más fuerza tenga, más va a manejar a los títeres del PSOE y de alguno más que se va a prestar”, porque “el que va a gobernar es Aberchán con la fuerza de los votos, no la señora Rojas”.