www.melillahoy.es
Los melillenses llenaron las distintas playas de la Ciudad, con un tiempo que acompañaba
Los melillenses llenaron las distintas playas de la Ciudad, con un tiempo que acompañaba

Melilla se vuelca con el deporte, la cultura y la naturaleza en la jornada del 26-M

Numerosos habitantes de la Ciudad emplearon su tiempo libre de domingo en reunirse con los familiares en los distintos comercios hosteleros; además, aprovecharon para ir al cine, a museo y cruzar la frontera

lunes 27 de mayo de 2019, 04:00h
El pasado 26 de Mayo, el destino gubernamental de muchas ciudades, comunidades, así como el de Europa, se decidía desde la apertura de los colegios electorales a las ocho de la mañana. Entre esas circunstancias se encontraba la de Melilla, en la que esa misma noche, tras la clausura oficial, se sabría quién iba ocupar el puesto de presidente de la Ciudad para los próximos cuatro años. Por ello, los melillenses comenzaron la jornada electoral siendo madrugadores, pero también previsores.

La pasada jornada electoral del 28 de abril, en el que se decidía el porvenir de España, fue tranquila, sin incidentes que alteraran la normalidad y el transcurso de la misma. Sin embargo, para algunos de los melillenses, nada parecía haber cambiado de un domingo de finales de mayo, lo que implica tiempo libre, playa, familia e incluso comuniones, que hacían que algunos votantes fuesen a los centros a votar vestidos con sus mejores galas. El día acompañaba, un sol radiante culminaba desde primera hora de la mañana, haciendo que los ciudadanos ocuparan las calles en distintas actividades de ocio y tiempo libre.

Día de tiempo libre
El paseo marítimo mezclaba deportistas, en su usual recorrido, como bañistas, que aprovechaban el buen tiempo para ponerse al sol y coger color.
Las playas de la Ciudad estaban llenas de personas, algunas más valientes que otras a la hora de meterse en el mar, pero lo que era evidente es que la temperatura de cerca de 25º acompañaba al disfrute de un baño en el Mediterráneo.
En este sentido, los ciudadanos se volcaron con el deporte, viendo los paseos repletos de melillenses corriendo. Aunque también se podía ver otras actividades, como voleibol, fútbol o a los más valientes que se atrevieron a sumergirse en las aguas y hacer natación.
Del mismo modo, se pudo ver a un grupo de veleros que salían de regata, aprovechando que la mar se encontraba sumisa.

Terrazas, sol y familia
Por otro lado, los que no acudieron a la arena y al agua, decidieron pasar el día con sus familiares y amigos en las distintas terrazas hosteleras de la ciudad. Ya desde primera hora, los melillenses salieron para votar y después tomar algún tentempié fuera de sus hogares, aprovechando el día.
Asimismo, uno de los puntos en los que se suelen concentrar los melillenses para pasar el domingo con allegados son ‘Los Pinos’, que a pesar de que hubiesen urnas y votos esperando, algunos de ellos decidieron atrasar esa cita electoral a la tarde.

Museos y cine
En otro sentido, la cultura también ocupó espacio en la lista de cosas qué hacer de los habitantes en la pasada jornada electoral.
En esta ocasión, además de los turistas que decidieron pasar el fin de semana en la Ciudad Autónoma, los locales llenaron los distintos museos, y realizaron las rutas, ofrecidas en los puntos de información de la Plaza Héroes de España, para observar las cerca las réplicas de los cuadros de El Prado.
Aunque, como cultura también, pero cinematográfica, pequeños y mayores dedicaron parte de su tarde y noche a asistir a la película de ‘Aladín’, en el Perelló. Un largometraje esperado que hace que los más grandes recuerden parte de su infancia y que los más pequeños de la casa se adentren en un mundo lleno de magia y fantasía.

Compras en Marruecos
Del mismo modo, muchos ciudadanos aprovecharon el domingo para cruzar la frontera y hacer sus compras, pudiéndose ver colas para traspasar los puestos fronterizos.
Eso sí, en los colegios electorales el vaivén de las personas no cesó en la fiesta de la Democracia.

Las terrazas fueron ocupadas por numerosos ciudadanos que aprovecharon el buen tiempo para comer
Las terrazas fueron ocupadas por numerosos ciudadanos que aprovecharon el buen tiempo para comer