www.melillahoy.es
Escrutinio del voto del Censo de Españoles Residentes Ausentes (CERA) de Melilla
Escrutinio del voto del Censo de Españoles Residentes Ausentes (CERA) de Melilla

CPM se impone en el recuento del voto emigrante del 26M a la Asamblea y el Parlamento Europeo

El recuento del voto CERA y escrutinio definitivo se llevó a cabo ayer en la Junta Electoral
Ampliar
El recuento del voto CERA y escrutinio definitivo se llevó a cabo ayer en la Junta Electoral (Foto: Guerrero)

De los 82 votos emitidos a la Asamblea de Melilla, CPM obtuvo 27, seguido a cierta distancia por el PSOE, que sumó 21, y el PP, que logró 19.- No cambia la distribución de escaños que salió de las urnas en los colegios el domingo

jueves 30 de mayo de 2019, 04:00h
Coalición por Melilla (CPM) ha logrado imponerse en el recuento del voto del Censo de Electores Residentes Ausentes (CERA), el conocido como el voto emigrante, que ayer fue objeto de recuento en la Junta Electoral Central, como cada tercer día después de la celebración de unos comicios, tal y como determina la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG). Los cepemistas ganaron tanto en la votación a la Asamblea de Melilla como en la del Parlamento Europeo, aunque sin que ello provocara un cambio en la distribución de escaños que salió de las urnas en los colegios electorales el pasado domingo, 26 de mayo.
Como suele ocurrir, el voto CERA fue muy minoritario, incluso más de lo que se preveía inicialmente, ya que de los 129 electores que solicitaron participar en las elecciones del 26M desde otros países, de los 5.113 que tenían derecho a hacerlo, solo pudieron votar 82 por haber llegado sus sobres a tiempo a la Junta Electoral de Zona (JEZ).
De los 82 votos emitidos a la Asamblea de Melilla, CPM obtuvo 27, seguido a cierta distancia por el PSOE, que sumó 21, y el PP, que logró 19. El resto de formaciones ni siquiera pudieron llegar a la decena de sufragios. En concreto, Unidas Podemos consiguió 6 votos; Ciudadanos (Cs), 5; Vox, 3; y Adelante Melilla, 1.

Parlamento Europeo
En las elecciones al Parlamento Europeo también se impuso CPM, pero el recuento estuvo muy reñido entre la formación que lidera Mustafa Aberchán y el PSOE. Finalmente se impusieron los cepemistas, pero por la mínima, ya que obtuvo 22 votos, frente a los 21 de los socialistas.
La tercera fuerza política en el voto emigrante al Parlamento Europeo fue el PP, con 10 votos, seguidos a escasa distancia por Unidas Podemos, que logró 7 votos, y Ciudadanos, que logró 6. Vox, con 4 votos, y el partido animalista Pacma, con 1, completaron el reparto de los 71 votos emitidos en el CERA al Parlamento Europeo.
En esta votación del CERA fueron 71 los votos emitidos, 11 menos que en las elecciones a la Asamblea de Melilla, porque no todos los emigrantes melillenses que quisieron participar en el 26M lo hicieron en las dos votaciones posibles, sino que únicamente depositaron en sus envíos los sobres y papeletas de color sepia, correspondientes a la Asamblea. Ello, a pesar de que estos electores también estaban autorizados a votar al Parlamento Europeo, con el sobre y papeleta azul.

Incidencias
El escrutinio del voto CERA estuvo marcado por las incidencias técnicas. De hecho, en lugar de empezar a las nueve de la mañana, como estaba convocado por norma, la JEZ no pudo iniciar este recuento hasta las 10.48 horas por una incidencia informática de la aplicación creada para las elecciones del 26M que afectó a Ceuta y Melilla.
Aunque la JEZ anunció que se iba a llevar a cabo el proceso de manera de manera manual, al final no fue necesario porque la avería pudo ser resuelta en el mismo momento en el que iba a iniciarse el recuento del voto CERA. No obstante, el trabajo programado de la Junta Electoral, con la presencia de los representantes de los partidos políticos, sufrió desde el inicio un retraso de casi dos horas que después afectó a la revisión de las actas de cada una de las 87 mesas electorales constituidas el 26M.
En el recuento del voto CERA, como suele ocurrir en cada proceso electoral, se volvió a constatar las dificultades que tienen los electores que viven lejos de nuestras fronteras para ejercer su derecho al voto en los comicios celebrados en su país de origen. Así, por ejemplo, hubo 11 electores que, pese a que su sobre llegó a tiempo a la Junta Electoral de Zona, sus votos no pudieron ser introducidos en la urna por no cumplir los requisitos necesarios.
Muchos de ellos, cuando su certificación censal fue escaneada (proceso equivalente a cuando el elector es identificado a pie de urna con el DNI y su nombre es tachado en el censo de la mesa), el sistema dio como resultado que el elector no existía o no estaba autorizado para votar. Se desconocen las razones, pero muy probablemente se deba a que su certificación censal era la que correspondía a las elecciones generales del 28 de abril, ya que en el envío estaban los sobres de diputados y senadores de los comicios celebrados hace un mes.
Asimismo, hubo algún elector que se limitó a enviar sus votos, pero sin adjuntar la certificación censal.

Anécdotas
También hubo algunas anécdotas durante el recuento del voto CERA. Una de las más llamativas es que un elector, en vez de introducir sus votos y documentación en un sobre, lo hizo en el interior de una bolsa de basura de color negro y cintas blancas que le habían dado en el consulado. Una bolsa, por cierto, que vino bien a la JEZ porque sirvió para depositar todos los sobres de votación y llevarlos al contenedor de basura.
Además, ayer tampoco faltó la anécdota que, tristemente, se empieza a convertir en una costumbre en el voto emigrante: el cartero llega a la JEZ con votos cuando ya se ha hecho el recuento y es imposible introducirlos en la urna. Cabe recordar que este retraso en la entrega dio al traste con casi todo el voto CERA en las elecciones generales en Melilla, donde de 189 solicitudes de voto admitidas, solo se llegaron a introducir 9 en la urna.
Ayer solo afectó a un voto, que fue entregado por el cartero en las Torres V Centenario pasadas las dos de la tarde, dos horas después de que hubiera terminado el escrutinio del voto CERA.