www.melillahoy.es
El intento de entrada irregular tuvo lugar en el paso de Beni-Enzar el pasado domingo
Ampliar
El intento de entrada irregular tuvo lugar en el paso de Beni-Enzar el pasado domingo

A prisión el inmigrante que entró en Melilla e hirió de gravedad a un guardia civil

El agente herido permaneció varios días en la UCI hasta que fue trasladado a planta y ayer, finalmente, recibió el alta hospitalaria, según informó la asociación JUCIL

sábado 01 de junio de 2019, 04:00h
El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Melilla ha ordenado el ingreso en prisión provisional del inmigrante que el pasado domingo por la noche entró a la carrera en la ciudad saltándose los controles en el paso fronterizo de Beni-Enzar e hirió de gravedad a un guardia civil por un fuerte golpe en la cabeza. El auto judicial, al que ha tenido acceso MELILLA HOY, indica que este migrante, de nacionalidad tunecina y 29 años, cuyo nombre se corresponde con las iniciales M.J., fue detenido como presunto autor de un delito de atentado a la autoridad y lesiones.
Tanto la Fiscalía como la acusación particular que ejercen, entre otros, la Asociación Independiente de la Guardia Civil, habían solicitado la prisión provisional comunicada y sin fianza para el detenido dados los indicios de su participación en el delito y el “evidente riesgo de fuga derivado de la falta de arraigo en España”, a lo que ha accedido la jueza.
El intento de entrada irregular a la carrera por el paso de Beni-Enzar por parte de este inmigrante tuvo lugar el pasado domingo, sobre las 21.00 horas, cuando este inmigrante se saltó el control de la Policía Nacional y siguió corriendo por la zona peatonal.
Un guardia civil que estaba de servicio, de 48 años de edad, trató de pararlo cruzándose en su trayectoria, pero el inmigrante le arrolló en su marcha, empujándole y golpeándole, tras lo que el agente cayó al suelo sufriendo daños en la cabeza.
Tras ser trasladado al Hospital Comarcal de Melilla, este agente fue ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde estuvo en coma inducido para que le realizaran las pruebas médicas necesarias para evaluar las lesiones.
El agente herido permaneció varios días en la UCI hasta que fue trasladado a planta. Ayer, finalmente, recibió el alta hospitalaria, según informó la asociación JUCIL, de la que es asociado este agente.

Más medios
En una nota de prensa, JUCIL dijo que está “trabajando sin descanso” para que se haga justicia, evitar que se vuelvan a dar más casos como este y que se dote de medios y seguridad a los guardias civiles en el desarrollo de su trabajo diario.