www.melillahoy.es
El PSOE ha formado un grupo de trabajo para elaborar un documento sobre las ideas claves de ciudad
Ampliar
El PSOE ha formado un grupo de trabajo para elaborar un documento sobre las ideas claves de ciudad

Rojas rechaza de plano un acuerdo con el PP mientras ella esté al frente del PSOE de Melilla

Su deseo es que haya un cambio y no sigan gobernando ni Imbroda ni el PP.- Afirma que en las conversaciones que ha tenido con CPM y Cs no han hablado de sillones, pero deja claro que el PSOE “tiene que tener una fuerte presencia en el Gobierno”

jueves 06 de junio de 2019, 04:00h
PP y PSOE no sumarán sus 14 escaños para alcanzar una mayoría absoluta en la sesión constitutiva de la Asamblea el próximo 15 de junio. La secretaria general del PSOE local, Gloria Rojas, lo rechazó ayer de plano. “Mientras yo esté al frente del PSOE y mientras este PP sea así, eso no va a pasar”, aseveró la líder socialista en una entrevista concedida a la Cadena Ser, donde repitió por activa y por pasiva que le gustaría ser presidenta de la Ciudad Autónoma pero no “por ansias de poder”, sino porque desde ese puesto “se pueden tomar decisiones que pueden mejorar la ciudad” y porque su objetivo es que haya un cambio de Gobierno, en el que no se conforma con que cambie solo su presidente desde el año 2000, Juan José Imbroda.
“Quitarle el Gobierno a Imbroda no es la solución para la regeneración de esta ciudad, porque son casi 20 años de las mismas políticas que no funcionan”, dejó claro Imbroda, que insistió en que lo que quiere es que no siga gobernando el PP en Melilla. Ese, dijo, es su objetivo, y por lo que ya ha mantenido más de un encuentro con el presidente de Coalición por Melilla (CPM), Mustafa Aberchán, y de Ciudadanos (Cs), Eduardo de Castro, al que manda mensajes prácticamente a diario pese a que, como reconoció Rojas, la decisión depende de la formación naranja a nivel nacional.
El último encuentro a tres bandas, según dijo Rojas, fue a la vista de todo el mundo el pasado martes en el Palacio de la Asamblea, tras una Junta de Portavoces. La líder socialista señaló que las conversaciones que han mantenido estas tres formaciones hasta el momento no han llegado al punto de hablar de un hipotético reparto de consejerías, sino de lo que PSOE, CPM y Cs quieren para Melilla.
En cualquier caso, Rojas, en un momento de la entrevista, señaló que el PSOE, con cuatro diputados, “tiene que tener una fuerte presencia en el Gobierno”, aunque insistió en que eso no le preocupa, sino que estos tres partidos puedan llegar a ese acuerdo, algo que tiene que decidir Eduardo de Castro.
La líder socialista reiteró varias veces que no hay ninguna decisión adoptada al respecto, y reconoció que en su partido no dejan de preguntarle al respecto “desesperados” porque en el PSOE hay “muchas ganas de que se cambie el Gobierno”. Confió en que esa respuesta de Cs pueda llegar a finales de esta semana, porque aunque hasta el 15 de junio no se constituye la Asamblea, ella, como responsable del PSOE, debe recibir un doble visto bueno de su partido.
El primero sería una votación de la militancia del PSOE local sobre si está de acuerdo en pactar con CPM y Cs. Después, esa decisión habría que trasladarla al PSOE nacional, a Ferraz, para que le dé el visto bueno. En este sentido, Rojas señaló que cada dos días habla con el secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, que le pregunta “cómo va el tema”.

Grupo de trabajo
A falta de conocer la respuesta de Cs al ofrecimiento del pacto con PSOE y CPM, Rojas avanzó que los socialistas ya han formado un grupo de trabajo que está elaborando un documento para plasmar su visión de qué posibilidades tendría dicho Gobierno, pero “no en la estructura de Gobierno”, sino en las líneas que, en opinión de los socialistas, habría que abordar. Según Rojas, si hubiera un pacto entre estas tres formaciones, se tendrían que sentar “de inmediato” y el PSOE entregaría a sus socios ese documento para llegar a un acuerdo. “Es mucho más importante hablar de un acuerdo programático y de futuro que de sillones, unos mínimos comunes para la ciudad y que se hable de mejoras para la ciudadanía”, indicó.
“Si somos capaces de encontrar tres líneas generales sobre lo que queramos para Melilla, lo demás va a ser mucho más fácil”, aseveró Rojas, que también dijo ser consciente de que si llegan a un pacto, “no va a ser un Gobierno de uno, sino que va a ser un Gobierno de tres y aquí dará igual que tengamos 8, 4 o un diputado, porque será un Gobierno conjunto y las decisiones habrá que tomarlas de forma consensuada”.
Será, dijo, un “proceso complicado” pero que le “apasiona” y no le preocupa. Y señaló que probablemente discutirán, pero eso también ocurre en los gobiernos monocolores. En común tienen el objetivo de lograr el cambio y reducir, si no el número de consejerías, el de viceconsejerías del actual Gobierno, que es “excesivo”. Otro de los primeros retos del PSOE si hay acuerdo es erradicar “los mensajes de odio” que, a su juicio, se lanzan PP y CPM. “Eso se acabó, aquí tenemos que hablar de ciudadanía melillense y española”, dijo.

Aberchán y De Castro
Rojas también tuvo palabras en la entrevista sobre sus compañeros de diálogo. Sobre Aberchán, recordó que es norma del PSOE “no hacer presidente a una persona que esté en un proceso judicial”. Respecto a De Castro, señaló que es una persona a la que aprecia y en la que confía aunque ella, ideológicamente, no tenga que ver mucho con Cs. Cree que no se abstendrá el día 15, aunque “eso tiene que decidirlo él y, si al final Imbroda repite, habrá que respetarlo”.
Según apuntó Rojas, la negociación la están llevando ahora con más “normalidad y tranquilidad” que en 2015 debido a la menor exposición pública, ya que ella no quería repetir las reuniones del “Pacto del Parador”, porque cree que fueron un error que les desgastó.