www.melillahoy.es
Rojas aprovechó los minutos anteriores y posteriores del Pleno para conversar en los pasillos e incluso en la misma puerta con diferentes diputados de CPM y Ciudadanos
Ampliar
Rojas aprovechó los minutos anteriores y posteriores del Pleno para conversar en los pasillos e incluso en la misma puerta con diferentes diputados de CPM y Ciudadanos (Foto: Guerrero)

Aberchán podrá seguir como diputado y presidente de CPM si llega a un pacto con el PSOE

Rojas aclara que las normas del PSOE establecen que no pueden formar parte del Gobierno personas que se encuentren en una situación judicial como la del líder cepemista, que podría “seguir trabajando en política” si así lo desea

sábado 08 de junio de 2019, 04:00h
El presidente de Coalición por Melilla (CPM), Mustafa Aberchán, podrá continuar al frente del partido y como diputado en la Asamblea si finalmente llega a un pacto con el PSOE. La secretaria general de la formación socialista, Gloria Rojas, aclaró que las normas del PSOE establecen que no pueden formar parte del Gobierno personas que se encuentren en una situación judicial como la del líder cepemista, condenado a dos años de prisión e inhabilitación por el denominado caso voto por correo, sentencia que no es firme y está recurrida ante el Tribunal Supremo. Pero nada afecta a su condición como diputado, ya que “es lógico y normal que pueda seguir siéndolo”, en palabras de Rojas.

La líder del PSOE local dijo que ella no es quién para decir “nada de eso” a Aberchán. “Faltaría más”, apostilló Rojas, dando luz verde a que el presidente cepemista pueda “seguir trabajando en política” si así lo desea tras llegar a un hipotético acuerdo con el PSOE. Lo mismo ocurre con su puesto como máximo responsable de CPM. Y es que, como señaló Rojas, ella solo puede hablar de las normas del PSOE por ser su partido, pero no de las del resto, que tiene “las suyas propias”.
Rojas hizo estas declaraciones tras el último pleno que celebró ayer la Asamblea en esta legislatura, en el que aprovechó los minutos anteriores y posteriores para conversar en los pasillos del Palacio de la Asamblea, e incluso en la misma puerta, con diferentes diputados de CPM y Ciudadanos (Cs), entre ellos sus responsables.

No habrá pacto con el PP
Con la bancada de enfrente, la del PP, no se pudo observar la misma sintonía, aunque Rojas hizo referencia enseguida ante los periodistas al ofrecimiento de pacto que le había lanzado el día antes públicamente el presidente del PP y del Gobierno local en funciones, Juan José Imbroda. Sobre esta cuestión, dejó claro que ella no veta a nadie y se mostró abierta a hablar con quien se lo pida, como ya hizo en 2015, pero dejó claro que la invitación del popular había sido solo a través de la prensa y que ella no había recibido ninguna convocatoria de manera oficial.
De todos modos, admitió que, por mucho que hablen Imbroda y ella, el PSOE no va a pactar con el PP local. La razón: que el objetivo de los socialistas desde el principio de la legislatura era que ni Imbroda ni el PP sigan gobernando en Melilla. “Esa es la postura del PSOE desde el principio y es la que seguimos manteniendo, dijo”.
Para Rojas, esto debería comprenderlo Imbroda. “Si mi objetivo desde hace cuatro años es acabar con las políticas del PP en Melilla, entenderá que no voy a hacer que siga gobernando la ciudad. Quiero que el PSOE esté en un Gobierno de la ciudad”, dejó claro para argumentar que con su voto no piensa contribuir a que continúen “las mismas políticas y las mismas personas”.

No va a por sillones
Quiso dejar claro que ella no va “a por sillones ni a por nada de eso”, sino que quiere cambiar la política de la ciudad. Mientras tanto, admitió que no se sabe qué va a ocurrir y que su partido está a la espera de una decisión de Ciudadanos, aunque confió en que no se demore mucho porque el PSOE tiene que someter ese posible pacto a una votación de la militancia y después, exponerlo en Ferraz.
En este impasse, el PSOE sigue trabajando en la elaboración de un programa de ciudad, que podría servir como base para desarrollar un acuerdo en el caso de alcanzar un pacto, y que va más allá de hablar de reparto de consejerías, que eso sería más adelante.

Rechazaría pactar con el PP aunque le ofreciera ser presidenta

Gloria Rojas reiteró en la idea que lleva lanzando desde hace unos días, y es que a ella le gustaría ser presidenta de la Ciudad Autónoma porque para eso se presentó a las elecciones, y que lo que el PSOE quiere es llegar a un acuerdo de Gobierno con CPM y Cs, partidos que han tenido algunos contactos y reuniones. Insistió en que su “mayor objetivo” es cambiar el Gobierno de la ciudad y que sea “distinto, de regeneración, transparente y con unas políticas distintas del declive en el que se está cayendo”, algo que está “a la vista de todos”.
Por ello, aseguró de forma “rotunda y sincera” que, si Imbroda le ofreciera ser presidenta a cambio de un pacto PP-PSOE, ella rechazaría esa posibilidad. Cuestión distinta, puntualizó, es que sobre la mesa haya una propuesta buena y positiva para Melilla, en cuyo caso “el PSOE estará ahí apoyando, como siempre”.