www.melillahoy.es
Recuperar el Drago centenario del Parque Hernández, todo un objetivo

Recuperar el Drago centenario del Parque Hernández, todo un objetivo

sábado 08 de junio de 2019, 02:07h
El ejemplar había colapsado a nivel de cuello radicular, con su sistema de anclaje al suelo inutilizado en un 80% y con signos de podredumbre y descomposición
La Consejería de Medio Ambiente ha informado que ha dado instrucciones a la empresa concesionaria del servicio de mantenimiento de los espacios verdes de la ciudad autónoma para intentar enraizar alguna de las yemas terminales del plantón muerto a fin de poder obtener dragos procedentes del Drago centenario caído, del que informábamos ayer en este mismo espacio.

El área que dirige Manuel Ángel Quevedo ha explicado que el jueves día 6 de junio a primeras horas de la mañana recibieron una comunicación en la Consejería de Coordinación y Medio Ambiente de la caída del drago (Dracaena Draco) centenario del Parque Hernández. Inmediatamente técnicos de la consejería se personan en el lugar de los hechos, donde comprueban que el ejemplar había colapsado a nivel de cuello radicular, ya que su sistema de anclaje al suelo se encontraba inutilizado aproximadamente en un 80% presentando evidentes signos de podredumbre y descomposición que se extendía también tronco arriba. Los técnicos de dicha consejería creen que ha sido un hongo el que ha afectado e inutilizado el sistema radicular del árbol. Se han tomado muestras que ya han sido enviadas a un laboratorio de patología vegetal, para poder conocer con exactitud el patógeno responsable, así como las medidas necesarias a tomar sobre la zona si fuera necesaria.

Ha sido imposible prever este resultado, ya que la planta no evidenciaba síntomas visibles como exudados, chancros, defoliaciones o cualquier otro que evidenciara su posible caída.

Por último, como recalcamos al inicio, Medio Ambiente ha dado instrucciones a la empresa concesionaria del servicio de mantenimiento de los espacios verdes de la ciudad autónoma para intentar enraizar alguna de las yemas terminales del plantón muerto a fin de poder obtener dragos procedentes del Drago centenario caído. Este es el objetivo: que el daño natural provocado por la caída de esta especie tan valiosa en el Parque Hernández de Melilla, al menos se vea compensada por la obtención de nuevos dragos con la plantación de yermas terminadas del árbol caído.