www.melillahoy.es

El aeropuerto de Melilla inicia los estudios para implantar un ‘Kiss and go’ en 2020

Iván Grande, director del aeropuerto de Melilla
Iván Grande, director del aeropuerto de Melilla (Foto: Guerrero)

Se proyecta dentro del plan de modernización que se elabora para “a mejorar la calidad” en la atención al pasajero

martes 11 de junio de 2019, 04:00h
El director del aeropuerto melillense, Iván Grande, adelanta a este Diario que está en estudio implantar a partir del próximo año una zona ‘kiss and go’, en este caso un ‘Kiss and fly’, al objeto de agilitar el tránsito de personas por las instalaciones, con lo que se evitarán las retenciones de los que no quieren usar el aparcamiento del recinto. Este servicio se incluirá en el plan de modernización que se está confeccionando.
Apuntó Iván Grande que la idea de instalar un ‘kiss and go’ no es algo reciente, dado que la Dirección se planteó en varias ocasiones, aunque “se nos han adelantado los colegios, pero lo habíamos visto en algún que otro aeropuerto europeo y seguramente, con la remodelación de los accesos que queremos llevar a cabo, seguramente hagamos una zona muy parecida, quizás no un Kiss and go sino un Kiss and fly”, indicó.

Mejoras
A la pregunta de cuándo estaría en funcionamiento, indicó que con “toda probabilidad para el año que viene”. Añadió Iván Grande que están abiertos a recibir “cualquier iniciativa, idea o propuesta que los pasajeros nos quieran o puedan proponer” de cara a mejorar el servicio que reciben. De hecho, el ‘Kiss and fly’ pretende facilitar el tránsito de personas por estas instalaciones, con lo que se evitarían las dobles filas de vehículos y las retenciones por coches que ocupan la calzada mientras dejan a sus familiares o amigos y no acceden al aparcamiento del recinto.

Este nuevo servicio “engancha mucho con el Plan de Modernización que queremos lanzar para el aeropuerto, con el que mejorar la calidad que el pasajero percibe modernizando las instalaciones, algo que también conecta con el premio que hemos recibido ASQ del Consejo Internacional de Aeropuertos como uno de los mejores aeropuertos de Europa”. Por todo ello, “queremos seguir apostando por modernizar para contar con unas instalaciones más eficientes para los pasajeros”.

Pasajeros
Estas mejoras se hacen necesarias si se tiene en cuenta que el aeródromo melillense cerró 2018 con 348.000 pasajeros y a fecha de finales de marzo, el volumen acumulado hablaba de una subida del 13,7%. De seguir esta tónica se espera cerrar 2019, con la incorporación de los enlaces a Sevilla, Granada y Almería con 380.000 pasajeros.

Nuevo sistema de aproximación
También indicó Iván Grande que están en fase de estudio e implantación del sistema de aproximación aérea en base al programa BOR, que mejoraría el actual. Su puesta en marcha requiere de un complejo proceso dividido en distintas fases o pasos. Reconoce que no será un proceso sencillo “por las limitaciones que supone la aproximación al tener a Marruecos rodeando Melilla y las dificultades que esto añade al control de obstáculos y la seguridad de vuelo, pero estamos dando unos primeros pasos muy importantes de cara a su implantación”, dijo.