www.melillahoy.es

El candidato a Decano del ICAME asegura que sus competidores no hacen propuestas y en algún caso difunden mensajes “de segregación y separación”

El candidato a Decano del ICAME, Rachid Mohamed Hammu
El candidato a Decano del ICAME, Rachid Mohamed Hammu

Rachid Mohamed critica el “juego sucio” de uno de los candidatos a Decano al intentar mezclar el proceso electoral con la política

martes 11 de junio de 2019, 04:00h
El candidato a Decano del Ilustre Colegio de Abogados Melilla (ICAME), Rachid Mohamed Hammu, criticó ayer el "juego sucio" de uno de los candidatos a estas elecciones en la institución al intentar mezclar el proceso electoral con cuestiones políticas. Asimismo, el abogado aseguró que sus competidores no presentan ninguna alternativa la mejora del Colegio y en algún caso ha preferido invertir su tiempo en difundir “mensajes de segregación y separación, y en la generación de prejuicios infundados respecto de otros candidatos, utilizando técnicas más propias de otro tipo de campañas electorales”.
El candidato a Decano del Ilustre Colegio de Abogados Melilla, Rachid Mohamed Hammu, recordó que ha elaborado una serie de propuestas para estas elecciones además de escuchar a sus compañeros y difundirlas.

En cuanto al resto de candidatos a Decano, expuso que no han presentado ninguna mejora “porque no las hay”. Además, aseveró que en los últimos días se han introducido algunos “elementos contaminantes, generadores de ciertos prejuicios que no hacen nada bueno ni a las relaciones de los abogados entre sí ni tan siquiera a la convivencia”.

Mohamed cree que es “muy triste” intentar trasladar el debate político, ajeno al Colegio de Abogados, a una campaña colegial.

Resto de candidatos
“No se puede admitir que alguno de los candidatos intente identificar a cada uno del resto con un tipo de color político e incluso en alguna ocasión se ha trasladado a la identificación religiosa lo que es una cuestión absolutamente deleznable”, manifestó Rachid Mohamed.

El candidato a Decano del Colegio de Abogados de Melilla recordó que son abogados y se les define como “una profesión libre e independiente y tenemos que estar total y absolutamente ajenos a cualquier injerencia política”.

También, quiso dejar claro que son una institución que debe ser “muy reivindicativa” y en ningún caso pueden tener “ningún tipo de condicionante político o de administración”.

Mohamed resaltó que hay que tener en cuenta que el Colegio de Abogados de Melilla lleva 18 años con el mismo decano, “que pretende prorrogar su cargo durante otros cuatro años, elevándolos por encima de los 22 años de mandato”.
“Veintidós años es un tiempo más que suficiente para haber desarrollado cualquier proyecto”, apostilló.

El candidato subrayó que su candidatura propone alejarse de cualquier tipo de influencia política, administración y “ser realmente libres e independientes como dicen nuestros estatutos de la abogacía”.

Esta crítica, apuntó que tiene “un lado positivo y es que ninguno de los candidatos presenta alternativa alguna a la mejora del Colegio de Abogados porque se han limitado a introducir esos elementos distorsionantes y perjudiciales para la convivencia, el bienestar y el desarrollo de la ciudad”.

Sobre su proyecto, aseguró que es “novedoso e innovador” además de “un cambio en la forma de hacer las cosas de acuerdo con nuestra realidad, que vamos viviendo, la tecnológica y la forma en la que debe desarrollarse la Abogacía”.