www.melillahoy.es
Gloria Rojas, presidenta; Dunia Almansouri, vicepta. y Eduardo de Castro, consejero de Economía
Ampliar

Gloria Rojas, presidenta; Dunia Almansouri, vicepta. y Eduardo de Castro, consejero de Economía

Estos son los cargos que se barajan en un pacto CPM, PSOE y Cs mientras Aberchán quedaría como diputado

martes 11 de junio de 2019, 02:56h
A día de hoy el pacto que gana más fuerza de cara a la próxima Asamblea de la Ciudad Autónoma, que se conformará a partir de este sábado 15 de junio, es el que integrarían CPM, PSOE y Ciudadanos, dada la negativa del único diputado del “partido naranja”, Eduardo de Castro, a apoyar a Juan José Imbroda como presidente melillense.

Así las cosas, se siguen comentando cómo estaría repartido el próximo Gobierno, hasta el punto de que la persona que gana más fuerza para ser la próxima presidenta de Melilla es Gloria Rojas. La vicepresidencia del Ejecutivo melillense sería para la cepemista Dunia Almansouri mientras la consejería de Economía sería para Eduardo de Castro.

La cuestión más problemática para conformar este tripartito sería la posición de Mustafa Aberchán por su problema judicial con el llamado “caso voto por correo” pero esta cuestión estaría despejada porque Aberchán no ha pedido en ningún momento ocupar la Presidencia de la Ciudad Autónoma, a pesar de haber sido el partido más votado del tripartito que conformarían CPM, PSOE y Cs y tampoco forzarían su presencia en el próximo gobierno hasta que, como espera, quede totalmente absuelto por el Tribunal Supremo.

Mientras tanto, después de que tanto el PSOE como Cs hayan bajado notablemente el listón para alcanzar el acuerdo, sus socios de Gobierno aceptarían que Mustafa Aberchán permaneciera como diputado en la Asamblea y presidiera CPM.

De confirmarse este pronóstico que hacen personas conocedoras de la situación política de la ciudad, ganaría la opción de Gloria Rojas como presidenta de Melilla frente a la que representa Eduardo de Castro.

En este sentido, destacan que Rojas tendría el paraguas de formar parte de un partido que actualmente controla la Administración Central, es decir el Gobierno de la Nación y por ende la Delegación del Gobierno.

Con ello, además, evitarían las críticas que les supondría que concedieran la máxima representación de Melilla a Cs, un partido que cuenta con tan solo un diputado sobre 25 frente a los 10 del PP, 8 de CPM, 4 del PSOE y 2 de Vox.

Al respecto, han indicado que actualmente el acuerdo entre estas tres formaciones “está cerrado al 80 por ciento” pero no quieren dar nada por hecho hasta el sábado 15 de junio a las 12 horas, cuando los parlamentarios voten y elijan al presidente de la Ciudad.

Tan es así, que no han dudado en recordar que Melilla es muy especial en este tipo de votaciones y apuntan a episodios pasados de la Asamblea melillense, que provocaron situaciones llamativas originadas por casos de transfuguismo y otras cuestiones que dieron al traste con negociaciones y la conformación de gobiernos, debido a cambios de última hora.