www.melillahoy.es
Blas Jesús ante la Corte Penal Internacional
Ampliar
Blas Jesús ante la Corte Penal Internacional

Blas Jesús Imbroda: “Tenemos un colegio que no ha parado de crecer. Que es respetado y valorado”

El candidato a la reelección a Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Melilla ha destacado que ““siempre estaré al lado de los abogados en la reivindicación ‘por la dignidad del turno de oficio’”

martes 11 de junio de 2019, 03:03h
Blas Jesús Imbroda aspira mañana miércoles a su reelección como Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Melilla. 18 después de su primera elección, asegura contar con la misma ilusión de continuar defendiendo a los abogados melillenses después de un trabajo bien hecho. Así no ha dudado en señalar que “tenemos un colegio que no ha parado de crecer” al tiempo que ha asegurado que “que es respetado y valorado”. Asimismo, ha destacado que quiere un Colegio “de todos y para todos”. Así nos lo cuenta en esta entrevista con MELILLA HOY.
Usted fue elegido por primera vez en 2003 Decano ¿qué le lleva a presentarse a la reelección?
Muchos compañeros me dijeron que me volviera a presentar y siguiera con los proyectos que tenemos en marcha. He dedicado muchísimo tiempo de mi vida a trabajar por hacer un Colegio mejor, porque creciera. Ello redunda en beneficio de nuestra profesión a la que he dedicado toda mi vida. Este trabajo lo hecho junto a muchos compañeros. Es un esfuerzo colectivo.

Durante estos 18 años ¿cuáles son los logros que más destacaría?
El Colegio se ha desarrollado en todos los ámbitos. Hoy es una referencia en la ciudad y respetado por la sociedad melillense. También es reconocido el nivel de desarrollo del Colegio en los foros nacionales.

Se ha hecho muchísimo. Si tuviera que destacar mencionaría la sede del Colegio, un magnífico edifico que es una referencia en la ciudad, con unas instalaciones dignas que permiten desarrollar los servicios que se prestan. También resaltaría la puesta en marcha del Máster de la Abogacía, años de trabajo complejo para que ahora sea una realidad. La organización y el apoyo a los turnos de oficio, un servicio público que presta el Colegio, esencial en nuestro Estado de Derecho. Por cierto, solicitamos que se diera el nombre de Plaza de los Abogados del Turno de Oficio a la que se encuentra frente al Colegio, lo que se concedió por la ciudad. Hoy queda para la historia de la ciudad en honor de los compañeros y compañeras de nuestro Colegio que prestan este servicio público y del que nos sentimos orgullosos toda la abogacía.

Podría destacar muchos más ámbitos como la formación continua de los abogados con cursos, jornadas, conferencias, cursos de verano, y entre ellas las Jornadas Ruiz Vadillo, con las que colaboramos y que son las más importantes en el ámbito nacional.

En su día creamos el Punto de Información Catastral en el Colegio y fuimos pioneros a nivel nacional. O impulsamos y colaboramos en la creación del Punto de Encuentro Familiar ya consolidado e imprescindible en la ciudad. También colaboramos para que se crearan las Oficinas de Asilo en la frontera que han posibilitado la tramitación de miles de solicitudes de asilo.

Contratamos bases de datos de jurisprudencia y legislación, y una biblioteca virtual para todos los abogados con mil quinientos volúmenes.

Hemos realizado muchísimas actividades en el ámbito jurídico. Y por supuesto me siento muy orgulloso de tener un Colegio saneado económicamente, consecuencia de una escrupulosa gestión.

¿Cuáles son sus principales propuestas para los próximos cuatro años?
Hay objetivo en los que ya estaba trabajando como es la ampliación de la plantilla; la implantación de un Servicio de Orientación Jurídica del Colegio en el CETI; o la firma de un convenio con una empresa especializada en traducción que preste servicios al Colegio. Llevaremos a efecto la remodelación de la sala de togas de la Torre V Centenario que la haga más confortable y facilite más servicios a los abogados. Ampliaremos los puestos informáticos en la biblioteca del Colegio. También completaremos la digitalización del Colegio tanto en las relaciones con organismos externos, como con los colegiados.

Seguiré trabajando y apoyando al turno de oficio y las justas reivindicaciones que se realizan. Trabajaremos para la implantación de un turno de oficio penitenciario.

Potenciaremos y apoyaremos desde el Colegio la Agrupación de Abogados Jóvenes y constituiremos una comisión mixta de representantes de la Agrupación y de la Junta de Gobierno para tratar periódicamente las necesidades de la Abogacía joven.

Trabajaré para que se respeten las situaciones de maternidad y de enfermedades, y se suspendan los plazos y actuaciones procesales, una histórica aspiración de la abogacía.

Fomentaremos la participación de todos los colegiados, a través de comisiones abiertas a todos los compañeros y que atiendan cuantas propuestas, iniciativas e inquietudes se presenten.

En esta ocasión va a tener dos competidores ¿cómo afronta esta competencia por el cargo?
Dos compañeros que respeto y que están en su legítimo derecho de presentarse a las elecciones. Ello no impide que no comparta sus proyectos por distintas razones. En cualquier caso, uno de los candidatos creo que no ha sido justo infravalorando lo mucho que se ha hecho en el Colegio y lo mucho que ha crecido, lo que, por cierto, no solo ha sido producto de mi trabajo, sino también del trabajo de muchos compañeros durante muchos años. Todos ellos merecen un respeto.

¿Cómo definiría hasta ahora la campaña electoral? ¿ha habido alguna incidencia hasta ahora que quiera subrayar?
De la campaña me quedo con muchas palabras que he recibido de muchos compañeros llenas de cariño y de respeto por el trabajo hecho. A ellos no tengo más que expresarles mi agradecimiento, y ofrecerles mi lealtad, mi trabajo y mi compromiso de que siempre estaré al lado de los compañeros y de la profesión.

En los últimos tiempos ha habido un problema con los pagos por los servicios a los abogados del Turno de Oficio ¿Qué plantea para este colectivo?
No cesaré de reclamar el pago mensual de las indemnizaciones del turno. También trabajaré intensamente por conseguir la equiparación de la indemnización del turno de oficio con la de los Colegios de las Comunidades Autónomas que tienen transferidas las competencias en materia de Justicia. Es una reivindicación absolutamente justa en la que no cesaremos hasta que consigamos dicha equiparación.

He defendido y seguiré defendiendo tanto a nivel de nuestra ciudad como a nivel nacional que, en todos los procedimientos de asilo, sea preceptiva la asistencia letrada, lo que ampliará el ámbito de asistencias del turno de oficio especializado de protección internacional. En Madrid soy miembro del Comité de Expertos del Observatorio de Asistencia Jurídica Gratuita, y formulé este año esta propuesta y ya está incluida en las conclusiones que se han elaborado y que se publicarán.

Siempre estaré al lado de los abogados en la reivindicación “por la dignidad del turno de oficio.”

En todo el tiempo que ha estado dirigiendo el Colegio d Abogados ¿cómo ha sido la relación con el estamento judicial?
Mi relación ha sido buena en la medida que han respetado a los abogados y el trabajo que hacen. Siempre he dicho que el respeto ha de ser mutuo. También entiendo que debe haber una comunicación fluida y correcta con el Decanato de los Juzgados.

Una de las iniciativas más destacadas en la ciudad en el ámbito judicial son los cursos de formación ¿tienen ustedes alguna influencia en los temas a tratar?
Los cursos que organizamos directamente el Colegio, nosotros decidimos los temas, los ponentes y contactamos con ellos. Esto es lo normal en la mayoría de las actividades formativas. Hay una excepción, las Jornadas Ruiz Vadillo. En estas el Colegio colabora con la UNED pero la selección de los temas, la elección de los ponentes y el contacto con ellos, ha sido competencia exclusiva del director de las jornadas Manuel Torres Vela, para el que solo tenemos palabras de felicitación, pues años tras año diseña un programa y trae a la ciudad a las máximas figuras del panorama jurídico nacional. Lo que sí propusimos desde el Colegio es que las jornadas llevaran el nombre de Enrique Ruiz Vadillo.

El Colegio de Abogados ha experimentado la entrada de nuevos y jóvenes colegiados ¿qué mensaje dirigiría a los letrados que están empezando o llevan poco tiempo en la profesión?
Esta profesión es dura, y requiere un inmenso trabajo y sacrificio. No hay horarios, ni muchas veces días de descanso. La preparación de los juicios, los plazos procesales, la atención a los clientes, implican una dedicación intensa a cualquier hora del día y de la noche. Esto es propio de las profesiones liberales. Pero a mí me encanta mi profesión y tengo la misma ilusión desde el primer día que empecé a trabajar. Y les trasladaría a todos ellos la ilusión de ser abogado, o lo que es lo mismo la dedicación a ayudar y apoyar a personas que necesitan amparo, protección judicial, que sus derechos se respeten y se tutelen. Cuando lo haces y cuando lo consigues, la satisfacción es inmensa.

Si alguien no le conociera y tuviera qué explicar quién es Blas Jesús Imbroda ¿qué cosas le diría para que entendiera su trayectoria?
Que soy una persona humilde y que no he parado toda mi vida de trabajar. Tampoco he cesado de formarme, y de obligarme a conseguir retos académicos. Para ello no he parado de estudiar, de escribir, y de ir a muchas Universidades y centros en España y en otros países.

Si tuviera enfrente a los más de 200 abogados que forman el colegio ¿qué les diría para que votaran su opción?
Tenemos un colegio que no ha parado de crecer. Que es respetado y valorado. Que está al lado de los abogados. Un Colegio al servicio de la abogacía y de la sociedad. Que defendemos el derecho de defensa y una abogacía libre e independiente.

También les diría que el Colegio es una institución de todos los colegiados y abierta a la sociedad. Me encantaría que todos participaran activamente en el Colegio, y que impulsaran actividades e iniciativas.

Un Colegio de todos y para todos, y al lado de todos los abogados, y por supuesto, como siempre, al lado de los abogados que son injustamente perseguidos. Una singularidad de la ciudad es que es pequeña y prácticamente todo el mundo se conoce, y, en consecuencia, si trabajas bien todos te valorarán y respetarán, y si no lo haces bien, será lo contrario.

Si tuviera que calificar el ejercicio de la abogacía en Melilla ¿qué nos podría decir?
Melilla es una ciudad apasionante que permite posibilidades de desarrollar la actividad profesional, que en otros lugares no sería posible. Proporcionalmente es la ciudad con mayor número de asistencias jurídicas en el ámbito de extranjería y protección internacional. Ello implica una especial dedicación a esta materia, fundamentalmente por los turnos de oficio especializados. Pero también el hecho de ser una ciudad fronteriza, genera una variedad de casos. En Melilla se puede crecer profesionalmente y de hecho hay excelentes abogados y abogadas en muchos ámbitos del Derecho. La Abogacía de Melilla no tiene nada que envidiar a la de cualquier otra ciudad.

Una singularidad de la ciudad es que es pequeña y prácticamente todo el mundo se conoce, y en consecuencia, si trabajas bien todos te valorarán y respetarán, y si no lo haces bien, será lo contrario.

Ya, por último, si se nos ha quedado alguna pregunta en el tintero, este es el momento de decir lo que considere más conveniente
Solo añadir que si los compañeros nuevamente depositan su confianza en mí les aseguro que seguirán contando con mi trabajo y con mi esfuerzo por hacer un Colegio mejor, al servicio de los abogados y de la sociedad. A los dos oponentes míos les traslado mi respeto y les deseo lo mejor.